La estelar participación de Samuel Sánchez Boada y Luis Felipe Baca Arbulu en las tramas ilegales de Alex Saab

Samuel Sánchez Boada, Alex Saab

El banquero de origen peruano Luis Felipe Baca Arbulu habría trabajado como intermediario en la movilización de toneladas de oro para Alex Saab y el régimen Venezolano, incluyendo las negociaciones que concluyeron en la compra, por parte de la firma emiratí Noor Capital,  de 3 toneladas de oro del Banco Central de Venezuela, reseñó primerinforme.com.

Una de las firmas presuntamente asociadas a Alex Saab es Blucap Consulting Group SL, con sede en Madrid, España. Según los registros, en la firma aparece como apoderado Luis Felipe Baca Arbulu. La firma fue registrada el 22 de octubre de 2019, con un capital social de 3.000 euros.

La firma está asociada a Blucap Corporation Limited, con sede en Canvey Island, Inglaterra. En esta corporación aparece como directivo Paul Rudolf Bastin, un socio de Baca Arbulu en otra empresa también registrada en Inglaterra, bajo el nombre de Philops UK Limited.

Por su parte, Paul Bastin aparece como directivo de la firma Global Supplies & Equipment Services LLC INC LTD, controlada por el venezolano Samuel Sánchez Boada, investigado por lavado de dinero por autoridades de Estados Unidos y Ecuador, según una investigación publicada en 2015.

Llamativamente, uno de los directivos de Global Supplies, además de Bastin, es Pablo Federico Doig, socio de Baca Alburu en la más reciente aventura empresarial del banquero peruano: la escuela de surfing Tubos Surf School, registrada en Lima bajo la dirección de Doig.

De acuerdo a estimaciones privadas, Tubos Surf School genera ganancias de $779 anuales.

Un caso en 2016

En enero de 2016 el Juzgado Central de Instrucción Número 3 de Madrid tramitaba la extradición del venezolano Pedro Emilio Silva Conde, quien tenía pendiente un proceso judicial por presunto lavado de activos en Ecuador.

Agentes de la Interpol lo detuvieron en el aeropuerto de Barajas (Madrid), el 28 de diciembre de 2015. Un reporte de la Interpol, que se encontraba dentro del expediente judicial en Ecuador, señalaba que la detención se realizó con fines de extradición hacia el país suramericano.

Silva Conde está vinculado al caso conocido como Escastell, una empresa quiteña que –según las investigaciones de la Fiscalía– exportaba maquinarias y verduras con precios sobrevalorados a Venezuela. Las ventas se efectuaban a través del Sistema Único de Compensación Regional (Sucre), en el que participaban los países del ALBA (Alianza Bolivariana).

Él tenía una notificación roja en la Interpol, que fue activada el 18 de noviembre pasado. La nota resalta que la Unidad de Análisis Financiero evidenció irregularidades graves en el comercio entre Ecuador y Venezuela, y que Silva se benefició del negocio.

Una investigación de EL UNIVERSO, El Nuevo Herald (Miami) y Armando.Info (Caracas) reveló que Silva y su primo Gustavo Conde Cabrera obtuvieron $ 4,5 millones de Escastell y de Prospermundo, una empresa relacionada. Lo recibieron a nombre personal y de la empresa GuadalupeFarms.

La Fiscalía comunicó en un boletín a fines de diciembre de 2015 que Silva fue detenido en Costa Rica y que tenía pendiente un proceso por presunto lavado de activos en territorio costarricense.

Por el caso Escastell fueron sentenciadas tres personas en julio de 2014. Byron Espinosa con cuatro años, Rosalín Mogollón con dos años y Paola Cedeño con ocho meses. Según la Fiscalía, Shirley Martillo y Adriano Castellanos están prófugos. El venezolano Samuel Sánchez Boada también estuvo implicado en el caso.

Publicar un comentario

0 Comentarios