HABLE.SE

HABLE.SE

Jorge Giménez Ochoa, sinónimo de poder y negocios en el Fútbol y en la actividad portuaria en Venezuela


Jorge Andrés Giménez Ochoa es el propietario y presidente en Venezuela del equipo de fútbol Deportivo Lara. El 28 de mayo pasado Giménez fue electo presidente de la Federación Venezolana de Fútbol (FVF), organismo envuelto en los últimos meses en denuncias de corrupción.

Según un reporte de Karem Galvez para Expresa, Pedro Infante Aparicio, un exministro de Deporte chavista y actual diputado de la Asamblea Nacional de Venezuela electa el 6 de diciembre de 2020, fue escogido en la misma elección que Giménez como vicepresidente de la FVF.


Una persona consultada, familiarizada con el asunto, ha dicho que Giménez ejerce fuerte influencia en diferentes operaciones y negocios que se realizan a través de Bolivariana de Puertos (BOLIPUERTOS), S.A., entidad que controla los principales puertos marítimos de Venezuela, actividad que le significaría ganancias económicas importantes.


Algunos suponen que fue una imposición de altos cargos de la administración chavista, que tanto Giménez como Infante se postularan a dirigir la FVF.

Las relaciones familiares de Jorge Giménez Ochoa con figuras públicas venezolanas son otro elemento destacable en torno al nuevo presidente de la FVF. Según una persona consultada, el nuevo alto cargo de la Federación Venezolana de Fútbol es cuñado de Guillermo Zuloaga, quien fuera antiguamente propietario del canal de televisión Globovisión, que servía como plataforma informativa y de opinión de la oposición en Venezuela, antes que la estación de televisión fuera vendida a Raúl Gorrín, empresario sancionado desde el año 2019 por el Departamento del Tesoro estadounidense.

Curiosamente algunos definen a Giménez como alguien próximo al empresario Raúl Gorrín, pero también a la vicepresidenta de Maduro, Delcy Rodríguez, a quien el nuevo presidente de la FVF acompañó en el mismo avión que aterrizó en el aeropuerto de Barajas, España, el 20 de enero de 2020, cuando Rodríguez sostuvo un breve encuentro con José Luís Ábalos, ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana del Gobierno español, incidente que suscitó controversia, pues la vicepresidenta chavista estaba impedida de pisar suelo europeo debido a sanciones impuestas por la Unión Europea.

La fama deportiva de Jorge Andrés Giménez se vio empañada en 2020 luego que en las redes se comentara de su posible vinculación con la desaparición y posterior asesinato en Venezuela de Edward Velásquez Fernández, un contratista, proveedor de equipos médicos para el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS). El presunto móvil del suceso, según algunos internautas, pudo deberse a una rivalidad entre Giménez y Velásquez en diferentes negocios.


Según la agencia AFP El grupo de Giménez, propietario del club Deportivo Lara, sumó los votos de 57 de los 92 delegados que participaron en las elecciones de la federación.

El directivo de 33 años de edad, estudió administración de empresas en Georgetown University en los Estados Unidos y está ligado al equipo Deportivo Lara desde 2016.


El proceso de elección, en un hotel de Caracas, se realizó bajo la batuta de la junta normalizadora que la FIFA asignó a la cabeza de la FVF tras la muerte del anterior presidente del ente, Jesús Berardinelli, ocurrida cuando estaba detenido por presuntas irregularidades en el cargo.

Ello en medio de una dura pugna por controlar la federación, con tensiones crecientes desde el arresto del expresidente de la entidad Rafael Esquivel, el 27 de mayo de 2015 en Suiza en el inicio del escándalo del FIFAgate. Esquivel estuvo 28 años al mando.

La asamblea general para escoger una nueva directiva federativa, llevada a cabo en un hotel de Caracas, contó con 92 de 160 delegados posibles.

Numerosos representantes fueron excluidos del padrón electoral, inhabilitados por cuestionamientos a las elecciones de las asociaciones regionales que integran la FVF.

Delegados dejados al margen acudieron a la justicia ordinaria pidiendo ser tomados en cuenta, según fuentes, pero el recurso no prosperó.

Laureano González asumió la presidencia de la FVF cuando Esquivel fue detenido en Suiza y después encabezó la directiva elegida para el lapso 2017-2021. Infante, entonces ministro del Deporte, era segundo vicepresidente.

González renunció alegando razones de salud el 11 de marzo de 2020 y le suplió Berardinelli, quien fue arrestado el 20 de julio.

Falleció 16 días después por una insuficiencia respiratoria.

González, a pesar de su dimisión previa, presidió la junta interventora de la FIFA.

Publicar un comentario

0 Comentarios