Adriana Martínez Rodríguez en la mira de Estados Unidos por sus vínculos con Alex Saab y Álvaro Pulido Vargas


La justicia de Estados Unidos está interesada en investigar una firma de contabilidad llamada Vram Holding S.A., ubicada en la ciudad colombiana de Cundinamarca, por sus presuntos nexos con el empresario Alex Saab, quien se encuentra preso en Cabo Verde desde mediados de junio, y su socio procesado por supuestos ilícitos de corrupción, Álvaro Pulido.

Adriana Martínez Rodríguez, de 47 años y expareja de Pulido, es la dueña de Vram Holding S.A. y según una investigación realizada por el diario El Tiempo, existe evidencia que la empresaria oriunda de Bogotá aparece en empresas y negocios de Saab, donde también hay movimientos bancarios desde Venezuela y el Medio Oriente que están ligados al barranquillero y su entorno.

Esta empresaria, que ejecuta negocios que van desde actividades en mercados financieros y construcción de casas hasta comercialización de carne de pollo, cerdo y res, estaría ligada al caso de Alex Saab desde 2011 cuando desde Caracas se abrió la posibilidad que la firma Fondo Global de Construcciones SAS operara en el país, misma compañía con la que el empresario construyó casas por las que es procesado y solicitado en Estados Unidos.

Martínez Rodríguez aparece en documentos de constitución del Fondo Global de Construcción. Tres años más tarde, cuando se estableció la fábrica de casas en Venezuela y en plena investigación por la DEA, la bogotana no tuvo inconveniente alguno en cambiar el nombre de la empresa a Expel Management SAS y pedir un permiso de transporte de carga pesada a la cartera correspondiente en Colombia.

Existen especulaciones que ligan el nombre de la mujer con el oro venezolano que ha salido de forma ilegal de Venezuela. Además, se descubrió que Vram Holding S.A. se creó en el mismo año que el Fondo Global de Construcciones de Saab.

La empresa de la dama tiene negocios con Suministros Venezolanos Industriales CA (Suvinca), una empresa estatal ligada al Ministerio de Comercio del régimen de Maduro, con quien suscribió un contrato por 20 millones de dólares para el suministro de material usado en la construcción de un polideportivo en Vargas.

Para sellar el contrato, amplió el objeto de su empresa, le inyectó capital y le extendió un poder al venezolano Adrián Antonio Perdomo, quien, en 2019, fue sancionado por el Departamento del Tesoro, como gerente de la Compañía General de Minería de Venezuela (Minerven). Junto a esto, tiene transacciones con una empresa creada en Hong Kong.

Alex Saab, nacido en Barranquilla (Colombia) y de origen libanés, está relacionado con varias empresas, entre ellas Group Grand Limited (GGL), acusada de suministrar con sobreprecios al régimen de Maduro alimentos y víveres para los gubernamentales Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP).

Según EEUU, entre noviembre de 2011 y septiembre de 2015, Saab y su socio, Álvaro Pulido, se confabularon para lavar sus ganancias ilícitas y transferirlas desde Venezuela a cuentas bancarias estadounidenses, motivo por el que Washington los ha investigado. 

Publicar un comentario

0 Comentarios