HABLE.SE

HABLE.SE

El Real Valladolid efectuó inversión récord en fichajes tras empujón financiero de un bróker vinculado a tramas corruptas en Venezuela


Más de 15 millones de euros en fichajes, que para agosto pasado el Real Valladolid contemplaba invertir, es una cifra récord para un equipo que culminando el año 2020 se encuentra en la posición número 17 de la liga española de fútbol, reseñó Cocky de la Torre en expresa.me.

En agosto Ignacio Bailador señalaba en el diario online especializado en deportes as.com que de cara a la temporada 2020-21, el Real Valladolid ya había confirmado los fichajes como agentes libres, por los que no se había pagado ningún traspaso, de Luis Pérez, Orellana y Bruno, mientras que Roberto llegó tras un acuerdo con el West Ham referido a un pago por variables, amén de la compra de los pases de Carnero y Javi Sánchez, en este caso el 50%. Por el primero, los blanquivioletas sólo pagarían al Getafe en función de una serie de variables, que podrían llegar a los 700.000 euros, si el equipo logra la salvación esta temporada. En el caso del central madrileño, el Real Valladolid pagó tres millones de euros al Real Madrid, aunque la amortización permite dividir ese pago entre las temporadas que firmó el jugador: cuatro temporadas.

El Real Valladolid ya se había gastado tres millones, al menos, en este mercado en Javi Sánchez. Además, hay que contar con el fichaje, a falta de oficialidad, de Shon Weissman, por el que el Real Valladolid no pagará los seis millones de su cláusula, pero la cifra puede rondar entre tres y cuatro millones euros. Ya se podrían sumar 6 millones de euros, que son, precisamente, los que estaba pidiendo el Mallorca por Budimir, delantero del Mallorca. De hacerse en los 6 millones de euros, el gasto llegaría a los 12 millones, a los que habría que sumar los 3,5 ofrecidos a Monterrey de México por el colombiano Stefan Medina, que colocarían la cifra en más de 15 millones de euros. Todo ello, sin contar que la oferta realizada al Leganés por Jose Arnaiz no es inferior al millón de euros, que hay que pagar indemnizaciones como la de Antoñito y otros jugadores que terminarían saliendo de la plantilla y que todavía el equipo tenía la idea de firmar otro central y un mediocentro ofensivo.

De esta manera, si el club de Ronaldo Nazário consiguiera hacer todas las operaciones de compra, sin contar fichas, habría pagado más de 15 millones en traspasos, una cantidad desconocida en el club y sorprendente, pese a las amortizaciones, con un límite salarial que ronda los 46 millones de euros. El Real Valladolid, sin duda, está en el mercado.

Ronaldo Nazário

«Fair Play Financiero»

El «Fair Play Financiero» o juego financiero limpio fue una disposición emitida por la UEFA para evitar que los clubes en sus respectivas competencias efectúen un gasto mayor al de sus posibilidades y busca eliminar lo que su entonces presidente Michel Platini llamó «dopaje financiero» dentro del fútbol.

Según BBC News, las reglas controlan las pérdidas financieras reportadas por un club y los obliga a cumplir con todos sus compromisos de transferencia y pago de empleados en todo momento.


Los clubes deben equilibrar los gastos relacionados con el fútbol (transferencias y salarios) con los ingresos por televisión y entradas, más los ingresos recaudados por sus departamentos comerciales.

Pero ¿está entonces el Real Valladolid haciendo un «Fair Play Financiero»? La pregunta resulta difícil de responder para un equipo que como ya se dijo, está en la posición 17 de la liga, a punto de descenso y en un año en el que la crisis de la COVID-19 ha impactado duramente los ingresos de todas las competiciones deportivas profesionales.

¿Cómo puede entonces Ronaldo Luís Nazário, quien se convirtiera en accionista principal del equipo en 2018, invertir más de 15 millones en traspasos, sin tomar en cuenta la nómina y otros gastos, como la inversión en el estadio?

Ronaldo Nazário, junto a Miguel Ángel Gómez, director deportivo del Real Valladolid

Es quizás allí donde radica la importancia de la inyección financiera realizada al equipo por Octavio Boccalandro, representante de uno de los brokers más conectados con tramas de corrupción financiera en Venezuela durante la era del chavismo, bróker éste vinculado a escándalos de blanqueo en bancos suizos, como Compagnie Bancaire Helvétique (CBH), así como a operaciones bursatiles y de títulos valores por cientos de millones de dólares que generaron cuantiosas comisiones; bróker que además es pariente de Ignacio Salvatierra, el banquero venezolano que hace más de tres décadas se convirtió en testaferro de Francisco Rivera Pérez, más conocido como Paquirri, difunto marido de la cantante Isabel Pantoja.

Octavio Boccalandro

¿Está el Real Valladolid, por mano de Boccalandro y del bróker al que representan, siendo parte de una maquinaria de blanqueo vinculada a muchas de esas operaciones? ¿Es Boccalandro un enlace entre uno de los exfutbolistas más famosos del mundo y un bróker que ha hecho una fortuna con operaciones financieras opacas vinculadas a Venezuela?

¿Qué pueden opinar de esto la UEFA y la FIFA? ¿Qué puede decir el Ministerio de Hacienda de España? ¿Cómo pueden analizar esto Europol e Interpol?

Muchos preferirían creer que el Real Valladolid sí está haciendo un «Fair Play Financiero» y que no se trata de otro caso como los vistos en otros clubes españoles, en donde fondos opacos han ingresado inadvertidamente.

Publicar un comentario

0 Comentarios