HABLE.SE

HABLE.SE

Juan Carlos I pudiera regresar a España tras haber regularizado su situación con Hacienda


El rey Juan Carlos I quiere regresar a España tras haber regularizado su situación fiscal con Hacienda con el pago de casi 680.000 euros de deuda tributaria por las transferencias opacas que recibió de un millonario mexicano. Ahora la Fiscalía del Tribunal Supremo investiga si con esta declaración el rey ha saldado sus deudas y si ha cometido o no un delito fiscal.

Según han informado fuentes próximas al rey emérito a RNE, Zarzuela y Moncloa estarían valorando opciones para minimizar el impacto de su posible vuelta, entre ellas la retirada del título de rey, como forma de reducir la presión sobre el actual jefe del Estado y la institución de la Corona. Sin embargo, tanto la Casa Real como el Gobierno han desmentido este extremo, reseñó la Radiotelevisión Española.

El emérito abandonó España en agosto ante la "repercusión pública" de sus finanzas, cuando ya la Fiscalía las estaba investigando, y se instaló en Emiratos Árabes. Desde entonces ha habido un goteo de informaciones sobre sus presuntas irregularidades financieras y, ante la perspectiva de enfrentarse a una causa judicial, don Juan Carlos pagó 678.393,72 euros a Hacienda para regularizar su situación fiscal. La Fiscalía del Supremo investiga si con esta declaración el rey ha saldado sus deudas y si ha cometido o no un delito fiscal.

Sobre el posible retorno del monarca, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha defendido el viernes que es la Casa Real y no el poder ejecutivo quien tiene que responder a la cuestión y ha recordado que no existe ninguna causa judicial contra el emérito.

Se ha pronunciado así el mismo día en que sus socios del Gobierno de Coalición, Unidas Podemos, han registrado el viernes en el Congreso una nueva petición para investigar al rey emérito por el presunto uso de tarjetas opacas. También han registrado otra petición los partidos independentistas, Más País y Compromís.

En una rueda de prensa tras participar en el Consejo Europeo en Bruselas, Sánchez ha sido preguntado si la posible vuelta a España de Juan Carlos I puede dañar la imagen de la Corona.

"Hay que recordar que el anterior jefe del Estado ahora mismo no tiene ninguna causa abierta por la justicia, en el sentido de que es una persona que, cuando publicó una carta que dirigía al actual jefe del Estado diciendo que salía del país, dijo expresamente que si la justicia requería su presencia en España, él inmediatamente volvería. Yo creo que es importante subrayar este hecho", ha argumentado.

Asimismo, Sánchez ha defendido la necesidad de respetar la presunción de inocencia, aunque ha vuelto a calificar de "inquietantes" y "perturbadoras" las informaciones relacionadas con las presuntas irregularidades fiscales del rey emérito. A este respecto, el presidente ha asegurado que esto demuestra que "la democracia está funcionando". También ha destacado la "ejemplaridad y transparencia" del rey Felipe V desde que es Jefe del Estado.

También se ha referido a esta cuestión el líder del PP, Pablo Casado, quien ha defendido el "legado del rey don Juan Carlos por la democracia, la transición y como artífice del periodo constituyente". En una declaración ante los medios desde Badalona, Casado ha coincidido en que las respuestas sobre el rey emérito las deben dar desde la Casa Real.

Mientras tanto, la Fiscalía del Supremo mantiene tres investigaciones abiertas en relación a las finanzas del monarca: una sobre supuestas transferencias opacas para gastos personales, otra por posibles comisiones procedentes del AVE a la Meca y una tercera sobre una presunta fortuna en un paraíso fiscal en Jersey.

La deuda tributaria saldada esta semana por don Juan Carlos estaría relacionada con donaciones por un total de 800.000 euros realizadas por el empresario mexicano amigo del monarca Allen Sanginés-Krause. Unas donaciones de las que el emérito y parte de su familia -no Felipe VI ni sus hijas- habrían hecho presuntamente uso a través de tarjetas opacas y que están siendo investigadas por la Fiscalía del Tribunal Supremo.

Los peritos de Hacienda entregaron este jueves documentación a los fiscales que avalaba que Juan Carlos I había regularizado su situación, aunque es ahora el Ministerio Público quien está estudiando si esta regularización es válida o no.

Para que lo fuera, el Código Penal -artículo 305- establece entre sus requisitos que la declaración voluntaria presentada pasado el plazo en el que debió haberse abonado la deuda, se produzca antes de que Hacienda abriese una investigación y que el contribuyente no haya recibido notificación “formal” de una investigación por parte de la Fiscalía.

En el caso de la declaración del monarca, sí se ha dado sin que exista una investigación por parte del fisco. Pero la Fiscalía del Tribunal Supremo notificó formalmente el pasado mes de noviembre a la defensa de Juan Carlos I, que ejerce el despacho de Javier Sánchez Junco, la existencia de diligencias de investigación sobre posibles delitos derivados del uso por el ex monarca de tarjetas bancarias con fondos opacos.

Por tanto, el Ministerio Público debe determinar si el monarca ha resuelto sus deudas con el fisco y si queda eximido de un presunto delito fiscal o contra la Hacienda Pública, que podrían suponer estas donaciones.

Publicar un comentario

0 Comentarios