HABLE.SE

HABLE.SE

La trama de blanqueo de $4,500 millones de PDVSA por la que la justicia estadounidense investiga a los hermanos Luis Oberto Anselmi e Ignacio Oberto Anselmi

Luis Oberto Anselmi

La justicia estadounidense investiga el uso por parte de los hermanos Luis Oberto Anselmi e Ignacio Oberto Anselmi de dos compañías fantasmas, Violet Advisors SA y Welka Holdings Limited, para otorgar los “préstamos artificiales” a PDVSA en 2012 y que pagaron sobornos para conseguir los contratos, muy parecido a los préstamos hechos por el llamado “bolichico” Alejandro Betancout, préstamos en bolívares que eran devuelto en un corto tiempo en dólares al tipo de cambio preferencial.

PDVSA transfirió el reembolso de los pagos a través del Banco portugués Espíritu Santo en varias cuentas. Las investigaciones concluyen que la cantidad total en dólares estadounidenses malversados a través del esquema es de aproximadamente $4,500 millones, con la mayoría de esa cantidad enrutada a través de CBH (Compagnie Bancaire Helvetique en Ginebra). 

El banco suizo ha sido el más utilizado para las operaciones de lavado de estos venezolanos, informó Zair Mundaray quien trabajó casos de delitos financieros para la oficina del fiscal general de Venezuela hasta mediados de 2017. 

El banquero intermediario fue el francés Charles Henry De Beaumont, que cobraba una tarifa del 0.75 por ciento por cada transferencia bancaria dentro y fuera del banco. De Beaumont se encargaba de las operaciones bancarias en el CBH. Según el Departamento de Justicia, habría cobrado unos 22 millones de dólares en comisiones en total.

En el caso también ha aparecido relacionada la diputada Tamara Adrián, quien asesoró a los banqueros y concluyó que los préstamos otorgados en bolívares a PDVSA y cancelados posteriormente en dólares eran perfectamente legales, cumpliendo con todas las leyes y requisitos.

Publicar un comentario

0 Comentarios