HABLE.SE

HABLE.SE

Juan Ramón Collado, abogado del expresidente mexicano Enrique Peña Nieto, es investigado en Andorra por haber servido como “testaferro” en cuentas millonarias


Juan Ramón Collado, conocido en México como el abogado del poder por tener en su cartera de clientes a, entre otros, el expresidente Enrique Peña Nieto, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), pudo actuar como “testaferro” de terceras personas en Andorra, donde movió 120 millones de dólares (107 de euros) entre 2006 y 2015 a través de 23 cuentas en la Banca Privada d’Andorra (BPA). Así lo sostiene un informe confidencial de febrero de 2020 de la policía de este país europeo al que ha tenido acceso EL PAÍS, reseñan José María Irujo, Joaquín Gil.

El documento indica que Collado recibió en Andorra –un país blindado hasta 2017 por el secreto bancario- 90 millones de dólares (74 millones de euros) mediante transferencias desde cuentas de la casa de cambio mexicana Tiber y sociedades fiduciarias como el grupo Fidemont. Antes de aterrizar en las cuentas de la BPA del letrado, este dinero “fue trasladado a las casas de cambio”. Un hecho que prueba, según los investigadores, que Collado “disponía de grandes cantidades de dinero en efectivo”.

El abogado de Peña Nieto recurrió a las casas de cambio y a sociedades fiduciarias a modo de pantalla para dificultar el rastreo del origen de los fondos en el marco de una operativa propia del blanqueo de capitales, según los investigadores de la Unidad de Investigación Criminal 3 de la Policía de Andorra.

Las pesquisas abren la puerta, incluso, a que parte de los 90 millones de dólares que el letrado ingresó en la BPA por esta vía “sean de Collado o de un tercero para el que [el letrado] haría de testaferro (persona interpuesta)”. Y cuestionan la legalidad del dinero. “Una parte de los fondos ingresados [en la BPA por Collado] podría tener su origen en la actividad delictiva, teniendo en cuenta la naturaleza del investigado y sus influencias en las esferas de poder”, añaden los investigadores.

Junto a Peña Nieto, la cartera de clientes de Collado ha incluido a figuras como el líder sindical de Pemex Carlos Romero Deschamps; el exgobernador de Quintana Roo, el priísta Mario Villanueva; a Raúl Salinas de Gortari, empresario y hermano del expresidente de México Carlos Salinas de Gortari. 

Siga leyendo en EL PAÍS

Publicar un comentario

0 Comentarios