HABLE.SE

HABLE.SE

Corte Suprema de Cabo Verde vuelve a autorizar la extradición de Alex Saab a Estados Unidos, mientras su defensa busca intentar nueva apelación


La Corte Suprema de Cabo Verde acaba de autorizar la extradición del barranquillero Álex Saab, señalado testaferro de Nicolás Maduro, quien es procesado por la Corte Federal del Sur de Miami, por una megaoperación de lavado de activos superior a los 350 millones de dólares, reseñó diario colombiano EL TIEMPO.

EL TIEMPO estableció que la decisión da vía libre para que sea trasladado al aeropuerto Amílcar Cabral de Isla de Sal, donde lo espera un avión de la DEA para llevarlo a Miami. Sin embargo, su defensa alega que aún les queda un recurso ante el constituyente caboverdeano.

La decisión de la Corter Suprema activó un dispositivo de seguridad en torno a Saab, cuya defensa insiste en que el fallo no es definitivo.

Saab fue capturado el 12 de junio de 2020 en Cabo Verde, África, mientras hacía tránsito en un avión privado con el que buscaba llegar a Irán para negociar gasolina y alimentos para Venezuela. Hoy permanece en arresto domiciliario, por vencimiento de términos.

Meses antes de su captura, pesaba sobre él una circular azul de la Interpol y al momento de retenerlo se activó una circular roja. Adicionalmente, había sido incluido en la Lista Clinton del Departamento del Tesoro.

En el indictment por el que procesan a Saab se menciona al colombiano Álvaro Pulido, su socio. Y una investigación de EL TIEMPO reveló que los hermanos barranquilleros Reinaldo y José Slebi también estaban involucrados en la investigación.

Para Estados Unidos, Saab es una ficha clave para llegar al oro y a los dólares que han salido de Venezuela y para conocer acuerdos entre el Gobierno de Nicolás Maduro con Irán, Turquía y Rusia que pueden impactar la estabilidad y seguridad de la región.

De hecho, EL TIEMPO reveló que en los próximos días serán vinculados a la investigación miembros del círculo más cercano de Saab, incluidos familiares y un abogado que está detrás de la creación de empresas que movieron dinero y que está siendo rastreada por agentes federales.

EL TIEMPO estableció que semanas después de que se conociera que Estados Unidos va por allegados de Saab, su esposa fue movida de Caracas a Rusia. La información llevó a Saab a salir a aclarar que tiene negocios personales en Moscú y que su hija menor nació en ese país en enero de 2020.

Para su defensa, Saab y Venezuela contrataron a un grupo de abogados internacionales liderados por el exjuez español Baltasar Garzón. Con ese equipo jurídico, bombardearon a la justicia de Cabo Verde con habeas corpus y recursos que dilataron durante meses la extradición de Saab.

Además, llevaron el caso ante el tribunal de África Occidental Cedeao (Comunidad Económica de Estados de África Occidental) para, una especie de OEA en esa zona del mundo.

Sin embargo, la justicia de Cabo Verde no cedió ante estas presiones y tan solo accedió a otorgarle detención domiciliaria porque los términos para definir su situación jurídica se vencieron.

Hace una semana, en entrevista con EFE, Saab hizo saber que no colaboraría con la justicia de Estados Unidos.

Si ese escenario no avanza, Saab tendrá que enfrentar no solo el proceso por lavado sino otros más, que se cocinan en otras cortes federales.

Su defensa, sin embargo, interpondrá un recurso ante el Constitucional y seguirá acudiendo al Tribunal Africano.

Publicar un comentario

0 Comentarios