HABLE.SE

HABLE.SE

Revelan facturas de contrato de Odebrecht y Marketmedios, firma publicitaria vinculada al gerente de campaña del expresidente colombiano Juan Manuel Santos


En 2010, año en que Colombia elegía al sucesor de Uribe, Odebrecht contrató con la empresa de publicidad Marketmedios para promocionar a la empresa brasileña en Colombia. El medio Cuestión Pública obtuvo documentos que demuestran que en el marco de ese contrato hubo tres facturas de Odebrecht a nombre de esta firma entre mayo y diciembre de 2010. Cada una por $348 millones, para un total de $1.044 millones. La primera corresponde al 11 de mayo de 2010, 19 días antes de la primera vuelta presidencial. La siguiente está fechada 20 días después de la segunda vuelta. La última cuatro meses después de que Santos asumió la presidencia:

  • 11 de mayo de 2010.
  • 1 de julio de 2010.
  • 2 de diciembre de 2010.

El concepto de la factura del 2 diciembre de 2010 describía el “tercer y último pago correspondiente a publicidad contratada en radio, televisión y vallas en el mes de julio de acuerdo al contrato suscrito el 25 de junio (sic) 2010″. A pesar de que hubo tres facturas, el contrato relacionado con las mismas solo se suscribió un mes después del primer recibo, según el documento al que tuvo acceso Cuestión Pública.

En una carta en la que la Procuraduría le trasladó el hallazgo de este contrato a la Fiscalía General para las investigaciones que esta llevaba sobre los presuntos vínculos de Odebrecht con Prieto, la fecha del contrato de Marketmedios era julio, no junio.


El hecho es que la primera factura de Odebrecht a Marketmedios, de mayo de 2010, coincide con los tiempos de la campaña presidencial que Roberto Prieto lideró y en la que ordenó contratar los afiches para Santos con dineros de la constructora brasileña.

Esto no es lo único llamativo. El número de factura del 11 de mayo (23702) es mayor al de la de julio (23430). Consultamos con un especialista en derecho comercial y tributario que pidió reserva, para entender por qué y nos explicó que “es absolutamente irregular. Si es una factura comercial debe cumplir los requisitos exigidos por DIAN y Código de Comercio, y un requisito es tener un consecutivo ordenado en su numeración. Podría ser la prueba de doble contabilidad, delito por el cual metieron a la cárcel a Al Capone”.

Horas después de que publicáramos esta investigación, Marketmedios respondió un cuestionario que le enviamos y por eso incluimos esta actualización. Señaló que la publicidad correspondía a “la divulgación del proyecto Ruta del Sol” a través de vallas y medios. Y nos envió copia de las facturas que envió a Odebrecht, las cuales aseguró haber enviado a la Procuraduría en su momento. De las tres facturas, una tiene fecha distinta a la que remitió Odebrecht a PWC. Y una tiene un número de consecutivo distinto al que reportó Odebrecht ante PWC.

La del 1ro de julio tiene el mismo número de factura de Marketmedios, 23430, pero tiene una fecha de casi tres meses después: el 5 de octubre de 2010. La del 11 de mayo (23702), que fue previa a la primera vuelta presidencial, no está entre las facturas enviadas por Marketmedios, pero sí nos hicieron llegar una con el número inmediatamente mayor, 23703, pero fechada casi seis meses después: el 2 de noviembre de 2010. La del 2 de diciembre (24055) sí tiene la misma fecha y número de factura.

¿Por qué las diferencias? Cuestión Pública no dispone de la suficiente información para entender las razones de las inconsistencias de fechas y números de facturas entre lo consignado por Odebrecht ante PWC y lo reportado por Marketmedios a Cuestión Pública. Marketmedios también nos envió los recibos de caja con los respectivos abonos por las facturas 23430, 23703 y 24055 entre el 21 de octubre y el 10 de diciembre de 2010. Pero no para la factura del 11 de mayo de 2010 con número 23702.

Agregaron que “Marketmedios es una compañía respetuosa de la ley, así como de la normatividad contable y tributaria” y que cuando hicieron negocios con Odebrecht, la brasileña no tenía “ningún proceso penal o riesgo reputacional”. A continuación puede encontrar las facturas y recibos de caja suministrados por Marketmedios a Cuestión Pública.

Roberto Prieto, cuya familia es la fundadora de Marketmedios, reconoció en 2017 en BluRadio que en 2010, cuando era gerente de la campaña presidencial de Santos, entonces candidato de Uribe, ordenó afiches con dineros de la multinacional Odebrecht. “Yo ordené los afiches, con plata de Odebrecht. (…) Yo eso no lo niego.(…) (Lo irregular fue) haber ido a fondear con Odebrecht unos gastos de la campaña. Eso fue una operación irregular y la campaña la tendrá que aceptar, donde el presidente (Santos) no tuvo nada que ver”, dijo entonces Prieto.

En esa entrevista Prieto aseguró que empezó a manejar la campaña Santos presidente 2010 el 4 de mayo de ese año, siete días antes de la primera cuenta entre Odebrecht y Marketmedios. “Cuando yo llego (a la campaña), dijeron que está fondeado esto (los afiches), (…) A mí me dijeron: hay que contratar dos millones de afiches. Y dije ¿quién paga eso? Lo paga Odebrecht. Mándele la factura a Odebrecht, eso fue lo que yo hice, porque ya estaba fondeado”.

La información a la que Cuestión Pública tuvo acceso no permite vislumbrar si las facturas tuvieron relación con el pago de los dos millones de afiches para la campaña Santos. Estos carteles con la imagen del entonces candidato costaron $400 mil dólares según la Fiscalía y fueron pagados a Impressa Group. Esta empresa panameña ha pertenecido a la exviceministra de turismo de Ernesto Samper, María Fernanda Valencia y a su exesposo, Otto Rodríguez. Fue constituida a través del bufete de abogados también panameño, Mossack Fonseca, protagonista del escándalo de los Panama Papers por haber adelantado prácticas ilegales.

PricewaterhouseCoopers (PWC), revisora fiscal de Odebrecht hasta 2017, señaló que sobre la factura de diciembre de 2010 «recibió captura de pagos a terceros – Banco de Occidente de fecha 9-12-2010, donde se relaciona al tercero Marketmedios fecha 9-12-2010, $348.000.000», según el documento en poder de Cuestión Pública. Es decir, que a excepción del comprobante de pago de la factura de diciembre, el resto de la información no le fue entregada a la revisora fiscal por parte de los brasileños.

No solo las facturas de Marketmedios activaron las alarmas de la revisora, también lo hicieron las de Carlos Alberto Plata Gómez como asesor de Odebrecht para el fallido proyecto ferroviario del Carare. Hay que recordar que este empresario ha sido socio del hermano del exprocurador Fernando Carrillo. A esta lista entran también las cuentas de  Konfigura Capital, firma que fundó y lideró el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, para la entrega del CONPES para la ferrovía del Carare al Invías. Esta compañía fue protagonista en el escándalo de los bonos de agua, como denunció Daniel Coronell.

Según la carta obtenida por Cuestión Pública a través de una fuente reservada, PWC describió sobre los servicios prestados por estos tres contratistas que: “su concepto no correspondía a la entrega de bienes tangibles (…) por lo cual requerían de un seguimiento especial a fin de evaluar eventuales vulneraciones de controles”.

Aunque para estos casos PWC pidió a su cliente Odebrecht los documentos de evaluación financiera, contratos, factura, boletín de medición y evidencia de pagos, solo le entregaron facturas. Únicamente en uno de los casos recibieron evidencia de orden de pago, la de diciembre de 2010, en el negocio con Marketmedios.

«En ninguno de los casos recibimos copia de los contratos», agregó PWC en la misiva. «La información no fue recibida, motivo por el cual el equipo de auditoría no pudo llegar a una conclusión». Es decir, que las investigaciones se vieron obstaculizadas por la ausencia de entrega de la información por parte de la constructora.

Llama la atención que Odebrecht contratara publicidad con Marketmedios antes de la primera vuelta como se indica en la factura de mayo de 2010. Para esa época solo llevaba cuatro meses de haber ganado – con sobornos – la adjudicación de la vía Ruta del Sol 2 junto con Episol, una compañía del conglomerado Grupo Aval. De hecho, en ese momento Odebrecht no tenía más obras en el país pues acababan de regresar a Colombia gracias a la mejoría en la situación de seguridad del país, según detalló Luiz Bueno en una confesión revelada por este medio. En los años 90 Odebrecht tuvo otras obras como la represa Hidromiel.

En su entrevista de 2017 con BluRadio, Prieto negó haber recibido dineros de Odebrecht, pero reconoció que recibe fondos de la empresa de su familia, excontratista de la constructora brasileña: “por eso dependo de los recursos de Marketmedios”.

En 2019 Prieto fue condenado a cinco años de prisión en el marco del caso Ruta del Sol 3. A cinco meses de su condena, Prieto fue trasladado por motivos de salud desde la cárcel La Modelo al Centro de Estudios Superiores de la Policía (CESPO), ubicado en el norte de Bogotá.

Siga leyendo en Cuestión Pública

Publicar un comentario

0 Comentarios