HABLE.SE

HABLE.SE

Terminal de PDVSA en Bonaire se declaró en bancarrota alegando sanciones de Estados Unidos a Venezuela


Una unidad de la petrolera estatal venezolana PDVSA en la isla caribeña holandesa de Bonaire se declaró en bancarrota, citando el impacto de las sanciones de Estados Unidos sobre Venezuela, mostró un expediente judicial.

En una presentación del 9 de marzo publicada la semana pasada por el Tribunal de Primera Instancia de Bonaire, Sint Eustatius y Saba, Bonaire Petroleum Corporation (BOPEC), propiedad de PDVSA, dijo que ya no podía pagar sus deudas porque las sanciones le habían cortado el "acceso al comercio internacional", así como efectivo en cuentas bancarias, reseñó Reuters.

El tribunal accedió a la solicitud de BOPEC de una moratoria sobre los pagos de los acreedores en una presentación que señaló que BOPEC dijo que estaba negociando con "una parte que pueda poner a disposición los activos líquidos necesarios" para permitir que la empresa "satisfaga a sus acreedores preferidos y ofrezca un acuerdo a sus clientes". acreedores no garantizados ".

En su apogeo, BOPEC tenía capacidad para almacenar unos 10 millones de barriles de petróleo y cargar grandes embarcaciones desde sus muelles de aguas profundas. El año pasado se ordenó a la compañía que retirara el petróleo almacenado debido al riesgo de fugas de sus tanques.

La declaración de quiebra es el último golpe a la red clave de activos logísticos y de refinación de PDVSA en el Caribe. La compañía está luchando para pagar deudas y mantener operaciones básicas en Venezuela en medio de las sanciones de Estados Unidos destinadas a derrocar al presidente Nicolás Maduro. Las sanciones se han sumado al impacto de años de baja inversión y mala gestión.

El contrato de PDVSA para operar la refinería Isla de 335.000 barriles por día de Curazao y una terminal de almacenamiento vecina finalizó en diciembre de 2019, y la unidad de PDVSA Citgo Petroleum Corp, ahora bajo el control de la oposición respaldada por Estados Unidos a Maduro, transfirió el año pasado el control de la Refinería de San Nicolás al Gobierno de la isla.

El año pasado, Refinería de Korsou, propietaria de la refinería Isla, había tratado de incautar BOPEC para cobrar las deudas de PDVSA.

Publicar un comentario

0 Comentarios