HABLE.SE

HABLE.SE

Venezolano José Morely Chocrón se declaró culpable de lavado de dinero en Estados Unidos


El ciudadano José Morely Chocrón, de nacionalidad venezolana y española, se declaró culpable de lavado de dinero de fondos que superan los $500.000 ante el juez del Distrito Sur de Nueva York, Jed Rakoff.

El tribunal acusó a Chocrón del lavado de al menos $500.000 que le otorgaron agentes encubiertos que colaboraban con el FBI (Buró Federal de Investigaciones), bajo el pretexto de que habían sido obtenidos del soborno de autoridades políticas de Brasil.

Chocrón utilizó una red de bancos y cuentas bancarias para transferir este dinero ilegítimo, lo que permitió a las autoridades estadounidenses recabar las pruebas necesarias para presentar una acusación formal.

«El mercado negro de Joé Chocrón fue diseñado para evadir impuestos y fue utilizado para facilitar lo que creemos que fue el soborno de una autoridad extranjera. Sin conocimiento de Chocrón, el FBI identificó su red y trabajó para desmantelarla», afirmó la abogada representante de Estados Unidos, Audrey Strauss, según reseñó un comunicado del Departamento de Justicia.

La investigación encabezada por el FBI reveló que Chocrón y sus colaboradores utilizaron su red de contactos y cuentas bancarias para lavar fondos que le otorgaron individuos que en realidad trabajaban con las autoridades de Estados Unidos.

En al menos cuatro oportunidades, Chocrón aceptó dólares en efectivo de estos particulares, quienes afirmaron que necesitaban lavar ese dinero procedente de sobornos que habían sido pagados a autoridades públicas de Brasil a cambio de otorgar licencias y permisos.

Posteriormente gestionó la transferencia de esos fondos a una cuenta bancaria que ya había coordinado el FBI como parte de la trampa, a cambio de una comisión por sus servicios.

El venezolano de 61 años explicó ante el juzgado que su operación consiste en recibir el dinero en efectivo y transferirlo a cuentas bancarias de personas que prefieren dólares en efectivo para evitar pagar impuestos. «¿Qué hago? Les doy el dinero y ellos me hacen la transferencia», relató.

Chocrón tenía plena conciencia de que esa actividad era lavado de dinero y, cuando los colaboradores encubiertos del FBI solicitaron los servicios del venezolano, este exigió una comisión más alta diciendo «seamos honestos, eso es lavado de dinero».

«Este departamento continuará asegurando la integridad del sistema financiero de los Estados Unidos identificando y procesando las operaciones bancarias ilegítimas como las de Chocrón», declaró la abogada del Distrito Sur de Nueva York, Audrey Strauss, después de que se emitió la sentencia.

Publicar un comentario

0 Comentarios