HABLE.SE

HABLE.SE

Cuantifican el desvío de fondos del exembajador de España en Venezuela Raúl Morodo y sus socios en cerca de 40 millones de euros


Dineros calientes caribeños de paseo por España


Tengo para mí que la verdad sobre la inmensa corrupción surgida de las calderas del chavismo solo podrá conocerse cuando definitivamente aquel régimen entre en colapso y sin posibilidad de retorno

Por Graciano Palomo | Palo Alto | Opinión
El Confidencial

Quizá, escribo quizá, gran parte del dinero robado al hambriento y abandonado pueblo venezolano, pulula por Madrid y pasa de mano en mano en los reservados (sin mascarilla) de los grandes restaurantes de Madrid, Barcelona y Málaga.

Hasta ahora lo que sabemos (todavía sabemos poco, todo se andará) por legajos oficiales —UDEF— es que el exembajador de José Luis Rodríguez Zapatero en Caracas, el histórico socialista Raúl Morodo, pagó sobornos al gobierno de Hugo Chávez en Miami. ¿A cambio de qué? De conseguir contratos millonarios de la petrolera estatal PDVSA.

El Informe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal no tiene desperdicio y permite colegir un entramado de corrupción amparada en el estatus oficial del embajador de España. Cuantifican el desvío de fondos de Morodo y sus socios, entre ellos, su hijo, en cerca de 40 millones de euros.

Hace ya muchos meses que 'El Pollo Carvajal', general que fue jefe de los servicios de Inteligencia venezolanos con Chávez desapareció de su residencia madrileña (La Moraleja) sin dejar rastro cuando, presuntamente, estaba custodiado por miembros del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) en un sucedido realmente escandaloso y sin que el gobierno Sánchez diera y da explicación alguna.

De Venezuela, a esos niveles, no interesa tanto la desesperación de sus ciudadanos y de la constante violación de los Derechos Humanos en aquel país caribeño. Interesan sus dineros donde bastantes nombres de españoles andan en la desenfilada; al final, terminarán todos por salir a la luz. Nombres y millones. Porque el dinero en esas cantidades es difícil ocultarlo siempre. Algunos de ellos andan tan asustados que solo saben responder con esto: “como se te ocurra citarme, te demando…”

Tengo para mí que la verdad sobre la inmensa corrupción surgida de las calderas del chavismo (también antes de la llegada del coronel golpista existió y en cantidades industriales) solo podrá conocerse cuando definitivamente aquel régimen entre en colapso y sin posibilidad de retorno. Hasta entonces, disfruten, si pueden, lo robado.

Publicar un comentario

0 Comentarios