HABLE.SE

HABLE.SE

Esther Perozo: El chip del mal Gobierno | Venezuela


Por Esther Perozo @stherp1 | @visionvenezuela | Opinión

En medio de esta crisis, cuando los maracuchos gritamos ¡gracias a Dios!, es cuando el gobierno se disfraza de consecuente y solidario, no porque el pueblo lo pide sino porque le conviene. El grito más reciente fue por la eliminación del chip que «evitaba» el contrabando de combustible hacia Colombia, cuando en realidad se usó para racionar el suministro de combustible y aderezar el guiso más suculento de los nuevos burgueses chavistas y maduristas que controlan el gobierno regional.

Este chip desató una ola de corrupción tan grande que los vehículos como el mío (comprado en otro estado durante la asignación) solo podía tanquear en dólares y fui testigo en primera fila de cómo funcionaba en la cambiada vida de los bomberos en las estaciones de servicio: funcionarios policiales y GNB.

Una vez más, gracias al billete mágico del tan detestable imperio, muchos como yo se preguntaban: ¿dónde está su patria, el amor por Bolívar, el nacionalismo y el tricolor? ¿Por qué desprecian nuestra moneda, incluso el billete de más alta denominación? La desprecian porque ellos saben que no vale nada, que es solo un papel impreso al antojo y capricho de quienes malversan nuestros recursos minerales.

No tengo la menor duda de que cualquier anuncio de aquellos que se revelan a Nicolás Maduro —como el de los 21 días de cuarentena radical— son solo una distracción para desviar la atención de una situación de la cual ellos no tienen ni el control ni la solución, y que desgastan cada día más al zuliano, mientras los otros les vacían sus bolsillos.

¿Acaso la eliminación del chip hace que aparezca el combustible, que se acaben las colas o que la gente deje de pernoctar en las estaciones de servicio? ¿Creerán los revolucionarios que los zulianos somos los primeros zombis del siglo XXI?

Podemos estar cansados, pero no somos brutos, sabemos que la eliminación del chip marca el fin de la era del combustible subsidiado.

En Maracaibo conocemos muy bien quienes son los bachaqueros y entendemos que cualquier ajuste a los planes, misiones, refrescamiento o como sea que lo quieran llamar, debe pasar primero por el cambio de los gobernantes de turno.

Vivir en Venezuela es estar montado todos los días del año en Kingda Ka (la montaña rusa más alta del mundo): cuando crees que estás agarrando el ritmo, viene una caída estrepitosa y los zulianos parece que nos anticipamos al futuro, porque cuando algo llega al resto del país, nosotros vamos por la siguiente temporada.

Conocemos que cualquier anuncio que parezca favorecer al ciudadano no es más que un acto para sumar cuatro años más en su haber. Lo más triste y absurdo es que aun sabiendo todo esto la «oposición» no tenga un plan bien estructurado y estratégico para volver a conquistar un electorado que ha perdido la fe y la confianza.

Desde Unidad Visión Venezuela trabajamos por hacer entender a la mayoría de la gente que la decisión la tenemos nosotros como pueblo, y que podemos hacer del voto una rebelión, saliendo a las calles como aquel memorable 11 de abril, pero esta vez a las urnas electorales, buscando la mejor opción nuestro país y castigando a aquel que tuvo la oportunidad de hacer el bien, pero escogió el mal.

www.visionvzla.blogspot.com

* Esther Perozo es la secretaria general de Unidad Visión Venezuela Zulia

Publicar un comentario

0 Comentarios