HABLE.SE

HABLE.SE

Inhabilitado, en el exilio, con record de inasistencias parlamentarias y acusado de corrupción, el exdiputado Américo De Grazia se postula a una gobernación en Venezuela


Américo De Grazia fue diputado a la Asamblea Nacional de Venezuela por la opositora Mesa de la Unidad Democrática, reelecto en los comicios del 6 de diciembre de 2015 en representación del circuito 3 del estado Bolívar, para el periodo 2016-2021.

En los años 70’s, un joven upatense descendiente de italianos escuchaba detrás del mostrador del negocio familiar, la Panadería Central, las conversaciones políticas alrededor de los cafés que él mismo servía.

Se hablaba entonces de una renovación política, de la necesidad de buscar maneras de que no fuesen las cúpulas de los partidos las que decidieran, sino que las bases tuvieran el protagonismo en todos los ámbitos.

Eso, según ha contado, caló hondo en él. Y, al mismo tiempo, el nombre de una organización que promovía esas ideas: La Causa Radical (La Causa R), que a principios de esa década fundó Alfredo Maneiro.

Fue así como ese joven, Américo de Grazia, ingresó al partido y pronto se convirtió en una de sus fichas claves en el estado Bolívar y en el país. A tal punto de que, luego, fue alcalde por el municipio Piar y luego diputado de la Asamblea Nacional. Todo en su tolda de siempre.

La incipiente familia De Grazia, campesinos de la región de Calabria, Italia, llegaron a Venezuela en 1952, durante la dictadura de Marcos Pérez Jiménez. Su padre consiguió, a través de un hermano, trabajo en la construcción del liceo Morales Marcano en Upata, puerta de entrada al sur del estado Bolívar. Allí se asentaron y allí nació De Grazia el 8 de diciembre de 1959.

Se graduó de bachiller docente en la Escuela Granja García Mohedano. Mientras estudiaba recibió sus primeras nociones políticas a través de una profesora, Pastora Medina (a la postre, alcaldesa de Caroní), a quien conoció en 1974.

De manera paralela, cuando trabajaba en la panadería de su familia, de Grazia se nutrió de las tertulias políticas que se escenificaban en las tardes de los cafés. Allí, en una suerte de epicentro político a pocos metros de la plaza Bolívar, confluían varias tendencias.

Pero fue el nombre de La Causa Radical, donde militaba Pastora Medina, el que más llamó su atención pues, según lo que consideraba, esta se diferenciaba de otras toldas en el hecho de actuar más que de teorizar. Fue así como ingresó al partido.

La primera incursión electoral de De Grazia ocurrió en 1984, cuando participó como candidato a concejal de Piar. Ganó y estuvo en el cargo entre 1985 y 1989. En ese último año, durante las primeras elecciones de gobernadores y alcaldes, compitió por la primera magistratura del municipio. Perdió contra Tulio Malavé, miembro del partido Acción Democrática.

El primer gobernador electo de Bolívar y compañero de partido, Andrés Velásquez, lo designó director de política de la Gobernación de Bolívar. En 1992 compitió nuevamente como candidato a alcalde y ganó.

En las elecciones municipales de 1995, De Grazia compitió por la reelección. Perdió otra vez ante un representante de Acción Democrática, Orlando Salazar Vera.

Cinco años después fue otra vez candidato a alcalde y ganó. En 2004, nuevamente como candidato por La Causa Radical, perdió contra el oficialista Francisco Contreras.

Durante la elección presidencial de 2006, De Grazia fue detenido mientras participaba en un proceso de auditoría en la escuela José Antonio Anzoátegui, de Upata.

Al año siguiente, de acuerdo con la sentencia 00544 del Tribunal Supremo de Justicia, fue multado por un millón 948 mil 800 bolívares por el supuesto desvío de fondos durante su gestión como alcalde.

Hasta 2010, se dedicó a la administración de los negocios familiares, principalmente de su emisora, Especial 95.5 (que fundó en 1995).

En 2010, la Mesa de la opositora Unidad Democrática llegó al acuerdo de postularlo candidato a diputado de la Asamblea Nacional por el circuito 3 (que aglutina los municipios del sur del estado Bolívar).

El 26 de septiembre fue electo diputado con el 51% de los votos. Su obra parlamentaria se basó, principalmente, en denunciar a las mafias de las minas del estado Bolívar.


Un informe realizado por la organización no gubernamental Monitor Legislativo con las actuaciones de los parlamentarios, reveló que De Grazia acumulaba 41% de inasistencias en plenaria, pero en la comisión de energía y petróleo alcanzaba el 90% de ausencias.

El entonces presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, el oficialista Diosdado Cabello, lo había acusado de incurrir en reiteradas inasistencias. En esa oportunidad, De Grazia calificó la acusación como una estrategia para desviar la atención sobre la crisis del país y distraer a la opinión pública nacional.

El 17 de mayo de 2015 participó como precandidato a diputado por el circuito 3. La ventaja la obtuvo por el triunfo en el municipio Piar.

De Grazia (casado dos veces, una en 1980 y otra en 1990, y padre de siete hijos) aseguró que su meta era continuar su carrera política como diputado a la Asamblea Nacional, rol en el que cumplió un segundo periodo tras ser electo con 65 mil 307 votos en las elecciones del 6 de diciembre de 2015. Sin embargo, había ventilado años atrás que no desestimaba la posibilidad de aspirar a la Gobernación del estado Bolívar.

El 5 de marzo de 2016, De Grazia junto al dirigente opositor Andrés Velásquez fueron los primeros en denunciar la desaparición de 28 mineros en la zona rural de Tumeremo, en el estado Bolívar. Su denuncia fue tomada por el gobernador de la entidad, Francisco Rangel Gómez como un invento para “desprestigiar las acciones del gobierno revolucionario”. Dos días después, sin embargo, afirmó que ya las autoridades estaban investigando el paradero de los mineros.

En noviembre de 2018, el presidente presidente Nicolás Maduro, señaló al diputado Américo De Grazia y al dirigente político Andrés Velásquez como responsables de las “mafias” que operan en el arco minero y responsables de los hechos violento ocurridos en el estado Bolívar donde murió un indio Pemon.

“Andrés Velásquez y Américo De Grazia son los dos personajes políticos tras estas mafias, si el Ministerio Público metiera un poquito la lupa ahí, lo que encuentra es pudrición. La mafia del oro está con la mafia política“, sostuvo. No obstante De Grazia señaló que el Gobierno nacional perseguía y atacaba a los diputados con el objetivo de sacarlos del camino político.

El 7 de mayo de 2019 la Sala Plena del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela ordenó el enjuiciamiento de seis diputados de la Asamblea Nacional sin antejuicio de mérito. Entre ellos, figuró el nombre de Américo De Grazia. Según la sentencia, se les acusó por la comisión en flagrancia de “Traición a la Patria, Conspiración, Instigación a la Insurrección, Rebelión Civil, Concierto para Delinquir, Usurpación de Funciones, Instigación Pública a la desobediencia de las leyes y el odio continuada”.

Teniendo también la ciudadanía italiana, logró refugiarse en la embajada italiana junto a la parlamentaria Mariela Magallanes, que había obtenido protección como esposa de un italiano y aguardando la naturalización por matrimonio.

En noviembre de 2019, gracias a la intervención del embajador de Italia en Caracas Plácido Vigo y el senador Pier Ferdinando Casini , quienes negociaron un salvoconducto en la Corte Superior de Justicia de Venezuela, De Grazia logró salir de Venezuela y se radicó en Italia.

En febrero de 2021 el Contralor General de Venezuela inhabilitó para ejercer cargos públicos a 28 diputados, entre ellos a Américo De Grazia.

Elvis Amoroso, exdiputado del Partido Socialista Unido de Venezuela reveló que las medidas obedecieron a que los parlamentarios no presentaron su declaración jurada de bienes.

Detalló que la decisión abarca “el período máximo previsto en el decreto contra la corrupción”, es decir, 15 años, hasta el año 2036. Según el funcionario, los legisladores “se negaron a declarar porque ocultan algo o se enriquecieron ilícitamente”.

En abril de 2021 Américo De Grazia anunció su candidatura a la Gobernación del estado Bolívar. “Esto no es un proyecto personal. Estoy dispuesto a pasar el testigo a uno de mis compañeros en caso de ser necesario. La candidatura, hasta ahora, es la de Américo De Grazia”, dijo el parlamentario durante una rueda de prensa.

“¿Si Maduro nos cita a Miraflores? Asistiremos, así sea con un pañuelo en la nariz; en esta esquina no hay patarucos”, afirmó en un hilo de Twitter.

A su juicio, es necesaria una tarjeta unitaria nacional que “allane el camino al revocatorio, las presidenciales y las parlamentarias legítimas”. Además, detalló que “los gobernadores, alcaldes, diputados y concejales que resultemos electos vamos a constituir el Consejo Federal de Gobierno e impulsar el referéndum revocatorio presidencial”.

El parlamentario está exiliado e inhabilitado para cargos de elección popular, pero asegura que regresará a Venezuela en “el momento justo, estratégico y necesario”.

El partido La Causa R afirmó que la decisión de De Grazia es personal y que no está alineada con las posiciones discutidas y aprobadas por la organización. “La dirección nacional del partido La Causa R informa al país que la decisión del diputado Américo De Grazia de anunciar su candidatura a las eventuales elecciones regionales de este año, es una decisión personal que no se compadece con las posiciones discutidas y aprobadas por esta organización”, señaló un comunicado

Además, reafirmó su rechazo hacia “cualquier proceso electoral sin condiciones adecuadas y consensuadas con la única representación legítima de los sectores democráticos, encabezada por el presidente interino y de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó”.

Para algunos opositores, la decisión de De Grazia obedece a su función de “colaboracionista”, en un intento de cohabitar con el oficialismo en Venezuela.

Publicar un comentario

0 Comentarios