HABLE.SE

HABLE.SE

Pfizer no se responsabilizará de efectos adversos que pudieran ocasionar vacunas contra la COVID-19, según contrato suscrito con la Comisión Europea


La Comisión Europea acaba de suscribir el segundo contrato con la farmacéutica Pfizer/BioNTech por 300 millones de dosis de vacunas contra la covid más para entregar este año, sin que se conozcan aún los términos contractuales del primer acuerdo. Ni el precio de las dosis, ni las entregas, ni las posibles indemnizaciones por fallos en el fármaco. Ante las críticas por la falta de información, Bruselas publicó a principios de año los contratos suscritos con las compañías tanto autorizadas como las que están en proceso de serlo, aunque tachando la información más relevante, lo que avivó las críticas, reseñan Celeste López y Jaume Masdeu en La Vanguardia.

La Vanguardia ha tenido acceso al contrato completo que suscribió la Comisión Europea con la multinacional que se ha convertido en el principal proveedor de vacunas contra la covid de Europa, Pfizer/BioNTech. Dicho documento va firmado por la presidenta global del programa de vacunas de Pfizer, Nanette Cocero, y la comisaria europea de Salud, Stella Kyriakides, el pasado 20 de noviembre, cuando el suero aún no había sido autorizado para su comercialización.

Este contrato se refiere a la compra por parte de la Comisión Europea de 200 millones de dosis, con opción a comprar otros 100 millones más. En él aparece la cantidad a pagar por cada dosis, algo sobre lo que se habían negado a informar las autoridades europeas alegando un compromiso de confidencialidad para evitar conflictos con otros países y otras farmacéuticas.

Y el precio es más elevado de lo que un cargo del Gobierno belga colgó en Twitter. Este filtró 12 euros por dosis, el segundo más alto tras Moderna (18 euros). Sin embargo, el contrato suscrito entre Cocero y la comisaria Kyriakides recoge otras tarifas. Los primeros 100 millones de dosis tenían un precio de 17,50 euros por dosis, mientras que desde los 101 a las 200 millones de dosis la tarifa baja a 13,50 euros. Esto supone, según el documento al que ha tenido acceso La Vanguardia , que el precio para los primeros 200 millones de dosis contratados asciende a 15,50 por dosis, a lo que hay que sumar los impuestos.

Si la Comisión Europea ordenaba otros 100 millones de dosis en los tres primeros meses después de recibir la autorización (el 21 de diciembre) se mantendría el precio de 15,50 euros (más impuestos). Si no, subiría a los 17,50. Una semana después de dar su autorización, la CE anunciaba la compra de 100 millones de dosis más, por lo que el precio, según se desprende del contrato suscrito, se mantuvo en esos 15,5 euros por dosis.

Como adelanto, Bruselas pagó 700 millones de euros, tal y como figura en el texto, a razón de 3,5 euros por dosis, cantidad que posteriormente se descontó del cómputo total. Los estados miembros se comprometen a pagar la cantidad que les corresponda en función de las dosis solicitadas a través de un formulario antes de los 30 días después de recibir la factura en una cuenta del banco Citibank Dublin.

El documento suscrito detalla las posibles responsabilidades de la compañía en el caso de que el suero produjera algún daño a terceros, incluidas empresas. Y en el texto se deja claro que toda la responsabilidad queda en manos de la Comisión Europea y de los países miembros. La farmacéutica se responsabiliza de algún fallo que pudiera registrarse en la fabricación del suero, pero a partir de la en­trega del mismo a los países miembros, la multinacional no se ­responsabiliza, ni afrontará ninguna indemnización. Ni ella, ni ninguno de sus directivos ni tra­bajadores ni tampoco los de cualquiera de sus socios. No se hace ­referencia en el texto a posibles indemnizaciones por efectos adversos no descritos en la ficha técnica del medicamento.

Siga leyendo en La Vanguardia

Publicar un comentario

0 Comentarios