HABLE.SE

HABLE.SE

¿De dónde provinieron los votos con los que Isabel Díaz Ayuso logró su triunfo en Madrid?


Un dato refleja la contundencia del triunfo de Isabel Díaz Ayuso en Madrid. Ha obtenido 900.361 votos más que hace apenas dos años. O lo que es lo mismo, ha doblado tanto el número de escaños (65) como de porcentaje de votos (44,73%), reseñó Carlos Sánchez en El Confidencial.

¿De dónde han salido esos votos? Fundamentalmente de dos caladeros que le han sido especialmente propicios. En particular, de Ciudadanos, que ha perdido nada menos que 500.724 votos. Si todos esos votos se hubieran ido al PP, lo que parece muy probable a la luz de los resultados del PSOE y de Vox, sus partidos más cercanos en ámbito ideológico, eso quiere decir que el 55,6% de los nuevos votos del PP proceden del partido de Arrimadas.

Faltan, por lo tanto, 399.637 votos que ha logrado adicionalmente Ayuso, y que salen, sobre todo, de la mayor participación electoral. Este 4-M, en concreto, el número de electores ha crecido en 393.191, lo que significa que el aumento de la participación (un 76,25%) lejos de beneficiar a la izquierda, como estimaba, por ejemplo, el CIS, ha favorecido al Partido Popular. Solo marginalmente ha podido beneficiar a Vox, que ha ganado 42.993 votos.

Este es el principal trasvase electoral que se ha producido en la derecha. Práctica desaparición de Ciudadanos (el 3,57%) y consolidación de Vox, que ha resistido al 'huracán Ayuso'. Y lo ha hecho también en Madrid capital, donde ha perdido apenas dos décimas (baja al 8,09%), pero ha ganado 10.419 votos.

El partido de Abascal, en general, ha perdido votos donde ha desaparecido prácticamente Ciudadanos y ese espacio lo ha ocupado el PP. En particular, los barrios de renta más elevada del oeste de Madrid. Vox, por el contrario, ha obtenido mejores resultados en los pueblos de la periferia de la provincia, y, sobre todo, en las localidades del sur obrero, como Pinto, Leganés, Alcorcón o Móstoles. En Parla, por ejemplo, donde la inmigración es importante, y buena parte de su discurso ha girado en torno a los extranjeros, ha obtenido el 12,08%, casi tres puntos más que Podemos/IU.

Las tres derechas, en 2019, sumaron el 50,57% de los votos, pero en esta ocasión se han ido hasta el 57,43%, lo que da idea de su mayor fortaleza. Este porcentaje es, incluso, muy superior al que el PP obtuvo en 2011, cuando tanto Vox como Ciudadanos (que era todavía un partido regional, pero que hizo su primera aproximación a Madrid) eran irrelevantes en la política madrileña.

En esa ocasión, el PP logró el 51,73% de los votos. De hecho, lo habitual en los últimos 25 años —hasta la aparición de otros partidos de derechas— era que el PP sacará más de la mitad de los votos. Esperanza Aguirre llegó a tener un respaldo del 55,21% en 2007 —récord histórico—, lo que supone 10 puntos más que los obtenidos ahora por la presidenta en funciones de la Comunidad de Madrid, pero sin la escisión de Vox y sin la irrupción de Ciudadanos.

¿Qué ha sucedido en la izquierda? Pues justamente lo contrario. Hace dos años la suma del PSOE, Más Madrid y Unidas Podemos era equivalente al 47,6% de los votos, hoy, por el contrario, las tres fuerzas apenas llegan al 41,03%. Es decir, la diferencia entre derecha e izquierda se ha ampliado en favor de la primera hasta los 16,4 puntos porcentuales, lo que refleja el desastre que ha sido para la izquierda estas elecciones.

Desastre porque no solo se ha ensanchado la distancia, hasta los 594.229 votos entre derecha e izquierda, sino también porque el aumento de la participación no le ha beneficiado, al contrario de lo que estimaba Tezanos, el presidente del CIS (Centro de Investigaciones Sociológicas). Lo que se ha producido, por el contrario, ha sido un reajuste interno en el bloque.

El PSOE de Gabilondo, en concreto, pese al crecimiento en el número de votantes ha perdido nada menos que 274.028 votos en apenas dos años, lo que significa, ni más ni menos, que se le han esfumado uno de cada tres votantes. Ni que decir tiene que su 16,85% es el porcentaje más bajo de la historia del PSOE madrileño, a años luz del 50% que llegó a obtener en 1983 Joaquín Leguina.

Para visualizar el mal resultado socialista, hay que tener en cuenta que el PSOE solo ha mejorado los resultados en dos localidades muy pequeñas de Madrid, La Acebeda y Berzosa de Lozoya, con menos de 300 habitantes entre las dos. Ganar solo ha ganado en El Atazar (93 habitantes), Fuentidueña del Tajo (2.136 habitantes) y Navarredonda y San Mamés (151 habitantes), lo que da idea de cómo le han ido las elecciones a Ángel Gabilondo.

¿Quién se ha beneficiado del descalabro? Fundamentalmente, Más Madrid, aunque solo en parte, apenas la mitad. El partido de Mónica García ha ganado 138.988 votos, mientras que Unidas Podemos ha logrado 79.779 votos adicionales. En total, entre ambas formaciones, han sumado 218.767 nuevos votos. En unos casos, proceden de los socialistas, y en otros del aumento de la participación. Eso quiere decir que faltan 55.261 votos que o bien se han ido a la abstención o al voto en blanco. O, incluso, al Partido Popular, que ha capitalizado el fuerte incremento de la abstención. Justo lo contrario de lo que le sucedió hace dos años, cuando presentó como candidata a una desconocida Isabel Díaz Ayuso.

En esta ocasión, la victoria de la presidenta en funciones ha sido en todos los feudos. También en la ciudad de Madrid, donde el PP ha obtenido 69.489 votos más que la suma de Más Madrid, los socialistas y Podemos/Izquierda Unida, lo que muestra que el fenómeno Ayuso no solo es rural o periférico, sino también muy urbano. En todas las localidades con más de 50.000 habitantes y menos de 250.000 (la única que supera esta cifra es Madrid) ha barrido el Partido Popular, llegando a situarse en torno al 60% de los votos en Pozuelo, Las Rozas, Majadahonda y Boadilla, en el noroeste de la capital, donde Cs obtenía antaño sus mejores resultados. En la ciudad de Madrid el PP ha alcanzado el 45,3%, casi el doble que hace dos años. Incluso en un municipio gobernado desde hace muchos años por Izquierda Unida, como es Rivas-Vaciamadrid, el PP ha ganado las elecciones con un 34,05%.

Siga leyendo en El Confidencial

Publicar un comentario

0 Comentarios