HABLE.SE

HABLE.SE

Exembajador español Raúl Morodo utilizó facturas falsas para ocultar pago de comisiones a exfuncionario venezolano, según Hacienda española


La Agencia Tributaria española acusa al embajador de España en Venezuela durante el Gobierno del presidente José Luis Rodríguez Zapatero de camuflar con facturas falsas el pago de comisiones a un alto cargo de Hugo Chávez, reseñó Esteban Urreiztieta en EL MUNDO.

Hacienda ha presentado un nuevo informe ante el Juzgado Central de Instrucción número 1 de la Audiencia Nacional, al que ha tenido acceso EL MUNDO, en el que analiza la documentación remitida por la Fiscalía suiza sobre las cuentas bancarias que tienen Raúl Morodo y su familia en el Crédit Suisse de Ginebra.

El Fisco constata que Morodo libró pagos desde sus depósitos en Suiza a la mano derecha del que fuera vicepresidente del Gobierno de Venezuela José Vicente Rangel. El beneficiario de estas operaciones fue concretamente René Arreaza que, como subraya la Unidad de Apoyo de Hacienda a la Fiscalía Anticorrupción, era el "jefe de Gabinete de Rangel, vicepresidente de Venezuela entre 2002 y 2007" y figura emblemática de la izquierda venezolana que falleció recientemente, a la edad de 91 años.

Estos pagos ya han sido denunciados por la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (Udef), que tal y como desveló este EL MUNDO, sostiene en un reciente informe que Morodo "contó con la colaboración de Arreaza en las negociaciones con el Gobierno venezolano y sus autoridades" para conseguir firmar contratos millonarios de la petrolera estatal PDVSA.

Unos acuerdos que la propia Policía Judicial sitúa en un periodo temporal en el que Morodo todavía ostentaba el cargo de embajador español en Venezuela, puesto que dejó en 2007.

Los desvíos investigados ascienden, según cuantifica Anticorrupción, a 35 millones de euros. De hecho, el Ministerio Público vincula a la familia Morodo con un ex directivo de PDVSA, Juan Carlos Márquez, que se suicidó tras declarar como investigado ante el juez Santiago Pedraz, así como con otro ciudadano venezolano, Carlos Prada, que también recibió fondos procedentes de la petrolera venezolana.

Por su parte, el ex embajador socialista cuantifica los pagos llevados a cabo por PDVSA a sociedades a nombre de su hijo en apenas cinco millones de euros y defiende que correspondieron a asesorías realizadas para implantar la compañía en Europa.

La Agencia Tributaria explica que la familia Morodo le ha entregado una serie de facturas para justificar los pagos realizados desde su sociedad off shoreFurnival Barrister Corp. a una compañía controlada por el ex alto cargo de Chávez Arreaza en Miami, denominada March, LTD. No obstante, advierte un sinfín de irregularidades.

Señala Hacienda que "lo que se aporta como facturas son tres hojas fechadas en Caracas, una correspondiente al ejercicio 2013 y dos al 2014". En estas supuestas facturas, prosigue Hacienda, "la empresa que se supone que emite la factura, no está identificada". No en vano, "no tiene NIF, ni dirección ni nada que la identifique salvo el nombre: March LTD".

Asimismo, destaca que esta empresa parece haber sido empleada sólo para facturar a la familia Morodo, ya que los mencionados recibos están registrados con los números 1, 2 y 3 de los citados ejercicios.

A su vez, agrega que las facturas "están fechadas en Caracas cuando parece que se trata de una empresa americana". Por lo que "lo único que se identifica perfectamente en la factura es el banco y la cuenta de Miami donde se ingresa el dinero".

"La Inspección ha intentado obtener alguna información de esta empresa americana March LTD", abunda la Unidad de Apoyo de Hacienda a Anticorrupción. Sin embargo, "la información que aparece en internet de esta empresa" hace referencia a que "se trata de un grupo de inversión de propiedad privada" cuya "actividad fundamental es la de realizar inversiones con los fondos de sus clientes".

El importe de las tres facturas halladas se eleva a 75.000 euros y llevan por concepto la hipotética "prestación de servicios de asesoría jurídica y consultoría internacional". El dinero fue ingresado en el Intercredit Bank de Miami.

Siga leyendo en EL MUNDO

Publicar un comentario

0 Comentarios