HABLE.SE

HABLE.SE

Luis Augusto Piligra y Amelys Cabrera desfalcarón en familia a Lácteos Los Andes en Venezuela


La corrupción del presidente de la empresa Lácteos Los Andes en Venezuela, coronel Luis Augusto Piligra, no es nueva. Desde el año 2017 su nombre ha sido mencionado en diversos casos irregulares en los altos cargos que ha ocupado, asunto que no impidió que siguiera ascendiendo en la administración estatal. Su pareja, Amelys Aracely Cabrera Gómez, involucrada en la misma trama de corrupción, formó parte de la Junta Directiva de Bolipuertos donde el coronel fue presidente y desde donde salió por negocios turbios, reseñó Elizabeth Fuentes, miembro de la organización Transparencia Venezuela.

Hace poco, el coronel Luis Augusto Piligra escribía en su cuenta de Twitter, @luistanquista, que “Lácteos Los Andes mantiene expendio y distribución de sus productos en todo el país”, mientras en el Instagram de La Esquinita Gourmet, el bodegón propiedad de la pareja del coronel, anunciaban sus ofertas -desde sushi hasta champagne Moet Chandon-, sin imaginar que aquel mini imperio familiar estaba a punto de caer estrepitosamente.

Pero basta rasguñar la vida pública del coronel Piligra para encontrar que no es ésta la primera vez que el militar fue señalado de manejos irregulares sin mayores consecuencias. Al contrario, si salía de un cargo por un presunto delito, pues se le premiaba con otro. Como por ejemplo en el año 2017, cuando fue nombrado presidente de Bolipuertos, el coronel Piligra se había desempeñado ya como presidente de Venalum, cuya gestión estuvo empañada por rumores de presunta corrupción ya que para entonces -año 2015-, había adquirido una finca de 1.250 hectáreas en el estado Apure, valorada en 100 mil millones de bolívares, una fortuna para la época.

También ocupó cargos gerenciales en la Corporación Venezolana de Guayana (CVG), Aluminio del Caroní, S.A. (Alcasa), y Ferrominera Orinoco, hasta que en 2017 fue nombrado Presidente de Bolipuertos. Y de ese cargo fue destituído, según la periodista, Maibort Petit, porque “el coronel firmó contratos con la empresa Pollux Logistic, C.A, hasta el año 2023, cediendo la prestación de servicios con grandes beneficios económicos, discriminando la participación de otras contratistas y monopolizando el mercado portuario”. Empresas que actuaron como agencias navieras en Puerto Cabello y manejaban la administración, coordinación, supervisión y recepción de los pagos en divisas extranjeras por la prestación de servicios portuarios y actividades conexas, obteniendo un alto porcentaje de la facturación dolarizada que generaba Bolipuertos.

Casualmente el año 2017, su pareja sentimental Amelys Aracely Cabrera Gómez, hoy detenida junto al coronel y a nombre de quien está la Esquinita Gourmet, fue nombrada directora principal en la Junta Directiva de Bolipuertos.

El coronel Piligra fue destituido de Bolipuertos en abril del 2018 por los contratos irregulares con la empresa Pollux Logistic, C.A. y ese mismo mes se conoció que el vicepresidente de Bolipuertos, Elisaul Yépez, había ocultado fondos en Andorra, de acuerdo a la detallada investigación realizada por el diario El País de España y según la cual Yépez tendría una cuenta de 600 mil dólares en la Banca Privada de Andorra (BPA).

Sin embargo, solo dos meses después de su destitución de Bolipuertos, el coronel Piligra fue designado como Gerente General de Construpatria, S.A, ente adscrito al Ministerio de Habitat y Vivienda. Y al año siguiente, 8 de agosto de 2019, “se designaba al ciudadano Luis Augusto Piligra Jiménez, como presidente de la empresa Lácteos Los Andes, C.A., en calidad de encargado, publicada en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela N° 41.706 de fecha 30 de agosto de 2019”.

Y si bien a ese cargo y las mieles de su fortuna llegó porque algún pez gordo lo apoyaba, resulta ineludible recordar que Lácteos Los Andes fue una de las grandes empresas expropiadas en 2008 -junto a otras 200 aquel año- “porque no producía lo suficiente”, según el entonces vicepresidente Elias Jaúa. Y vaya que le produjo al coronel y a los suyos.

El coronel Luis Augusto Piligra Jiménez y su pareja, Amelys Aracely Cabrera Gómez, han sido presentados ante las autoridades por la presunta distracción de los bienes del patrimonio público, concierto de funcionario con contratista, evasión de procedimientos licitatorios, según indica Saab.

Señaló a través de una rueda de prensa que se trata de un caso investigado por instrucciones de Nicolás Maduro; al tratarse de una empresa estratégica para el país, y que las actividades señaladas han sido valoradas en altísimas sumas de dinero.

El representante del Ministerio Público, comentó que se realizaron las investigaciones por parte del MP y la Dgcim, determinaron que este ciudadano contrató con empresas de familiares todos los insumos necesarios para la actividad de “Lácteos Los Andes” que eran facturados con precios elevados.

Una de las empresas vinculadas es Corporación AA Hidalgo & Urdaneta, encargada del suministro de insumos para manufactura, materiales de seguridad, uniformes, calzados, químicos, transporte, entre otros. También se comprobó que Novedades Miguel García 2019 se encargaba de suministrar papelería y artículos de oficina a “Lácteos Los Andes”, siendo la misma propiedad de Laura Yelitza Álvarez y Amelys Aracely Cabrera Gómez.

Adicionalmente, a través de información de que el producto lácteo de marca Villa La Estancia, leche en polvo completa, pertenece a Luis Augusto Piligra Jiménez, que empaquetaba este producto en la planta de “Lácteos Los Andes”, y se presume que utilizaba la materia prima de la empresa pública para su elaboración, y así impulsar su propia marca.

Saab mencionó que Piligra posee un hato en Apure, que lleva el mismo nombre de Villa La Estancia y una agropecuaria que funciona dentro del hato; de nombre Maluga. También La Fonda de Helenmar, que fue traspasada a Amelys Aracely Cabrera Gómez, era la encargada de suministrar alimentos a “Lácteos Los Andes”. Todas esta red facturaba con sobreprecio los insumos suministrados.

El coronel acusado por las autoridades judiciales de corrupto, Luis Augusto Piligra Jiménez, era dueño -entre otras propiedades y negocios- de varias quintas en la urbanización llano alto, donde ahora residen sus hermanos y su madre.

Por ser el líder de una multimillonaria trama de corrupción fue separado de su cargo y detenido quien fungió desde agosto de 2019 como presidente de “Lácteos Los Andes”, el coronel Luis Augusto Piligra Jiménez.

Dicha acusación fue hecha por el propio fiscal general de la República, Tarek William Saab, quien en conferencia con los medios de comunicación dio a conocer que el ex funcionario era investigado desde hace meses por haber indicios de que estaba incurriendo en actividades de enriquecimiento ilícito.

Saab especificó que Piligra Jiménez se daba una vida exagerada, ostentosa y de lujos, además de ser dueño de bienes valorados en altísimas sumas de dinero.

“Sin temor a nada, creyendo que aquí podía él gozar de impunidad. Ostentaba una vida escandalosa, mostraba y exhibía yates, aviones, vehículos de alta gama, apartamentos de lujo, fincas en diferentes lugares del país”, explicó la semana pasada el Fiscal General.

Tomando en cuenta las acusaciones del Ministerio Público (MP), documentamos las propiedades y negocios de Piligra Jiménez que adquirió estando al frente de esta empresa estatal expropiada por el ex presidente Hugo Chávez en 2010.

Piligra Jiménez era dueño del “Emporio Piligra”, en una negociación con su padre y sus hermanos.
Propietario del hato la Guama, en el municipio Biruaca del estado Apure, así como dueño del hato Villa la Estancia, nombre de la empresa con que comercializa a leche Los Andes, pero en empaque personal y se presume que utilizaba la materia prima de la empresa pública para su elaboración, según Saab.
Dueño del aserradero del Milagro en el municipio Biruaca (Apure), a través de un testaferro el Dr. Carlos Espinoza, hijo del ex diputado a la Asamblea Nacional (AN), Carlos Espinoza León.
Propietario de varias quintas en la urbanización llano alto, donde ahora residen sus hermanos y su madre.
Es dueño de un bodegón restaurante en el municipio Chacao del estado Miranda llamado La Esquinita Gourmet, donde se ubican un restaurante gourmet y un bodegón.
Dueño de fábrica de textiles que vende los uniformes a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB).
Dueño del aserradero de San Cristóbal a través de interpuesta persona.
Toda la comercialización de lácteos se ejecutaba con terceras empresas, las cuales todas son de registros de Apure, y estás funcionaban como revendedoras.
Quien fuera el gerente de “Lácteos Los Andes” Apure, José Luis Torres, es hermano y ex gerente de la empresa Grafiarte propiedad del candidato de Acción Democrática (AD), Ronald Torres.
Piligra Jiménez, mantiene un pie de cría en apure, de 500 novillas lecheras, importadas de Brasil.

Investigaciones del MP arrojan que mantiene relación de testaferros con la familia Espinoza, además sus negocios con el Magistrado del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Francisco Velázquez Esteves, son hechos públicos en la sociedad apureña.

El Fiscal General añadió que el exfuncionario detenido es propietario de la empresa La Fonda de Helenmar, en conjunto con la Comercializadora Hermanos Correia, en sociedad tienen un bodegón restaurante en el municipio Chacao del estado Miranda, llamado La Esquinita Gourmet.

Cabe destacar que, aparte de Piligra Jiménez, también resultó detenida su pareja Cabrera Gómez por la presunta comisión de peculado doloso propio, concierto de funcionario con contratista, evasión de impuestos licitatorios, comisión de peculado de uso, legitimación de capitales y asociación.

La tarde de el pasado viernes 14 de mayo, se suicidó Reinaldo González, gerente de comercialización de “Lácteos Los Andes” en la sede administrativa de la empresa en Lara, tras escuchar la rueda de prensa del fiscal de Maduro, Tarek William Saab en la que ordenó la detención del presidente la empresa venezolana por corrupción. Así lo informa Punto de Corte.

«En horas de la mañana la Dgcim se llevó detenido a varios gerentes, entre ellos a Juan Castillo, gerente de compras de la empresa. A González lo habían interrogado pero no lo detuvieron. Luego junto a sus compañeros de trabajo estaba viendo la rueda de prensa de Tarek William Saab, en la que informó la detención del presidente de “Lácteos Los Andes”, tras su presunta implicación en tramas corruptivas. A los minutos González dijo: voy a tomar aire», reportó Jennifer Orozco para PDC.

«Al paso de unos minutos, gritaron desde la calle que se «había lanzado alguien» del octavo piso de la sede administrativa».

Este viernes, Saab informó la detención del coronel Luis Augusto Piligra Jiménez, presidente de la empresa “Lácteos Los Andes” por su participación en actividades de enriquecimiento ilícito.

El coronel Luis Augusto Piligra Jiménez y su pareja, Amelys Aracely Cabrera Gómez, fueron presentados ante las autoridades por la presunta «distracción de los bienes del patrimonio público, concierto de funcionario con contratista, evasión de procedimientos licitatorios», precisó. «Se trata de un caso investigado por instrucciones de Nicolás Maduro; al tratarse de una empresa estratégica para el país, y que las actividades señaladas han sido valoradas en altísimas sumas de dinero»

Comentó que se realizaron las investigaciones por parte del MP y la Dgcim, determinaron que este ciudadano contrató con empresas de familiares todos los insumos necesarios para la actividad de “Lácteos Los Andes” que eran facturados con precios elevados.

“El Estado garantizará una justicia gratuita, accesible, imparcial, idónea, transparente, autónoma, independiente, responsable, equitativa y expedita, sin dilaciones indebidas, sin formalismos o reposiciones inútiles”. Pese a que esto lo ordena el artículo 26 de la Constitución, en la práctica los distintos órganos que conforman el sistema de administración de justicia no se cansan de dar muestras de su alineación y de su subordinación a lo que ordena Nicolás Maduro. El caso más reciente ha sido el del escándalo de corrupción que sacude a la estatal Lácteos Los Andes.

Aunque desde hace varios años organizaciones como Transparencia Venezuela vienen denunciando irregularidades en las empresas propiedad del Estado, incluyendo Lácteos Los Andes, tales como su bajo rendimiento, el incumplimiento de sus planes y proyectos y hechos de corrupción, las autoridades han decidido hacerse de oídos sordos. Sin embargo, el pasado 7 de mayo los focos se posaron en la compañía estatizada en 2008, luego de que una trabajadora realizara una serie de denuncias contra la junta directiva y Maduro ordenara una investigación.

“Los trabajadores en algunas empresas no somos escuchados por los patronos. Nosotros como trabajadores, teniendo el conocimiento de la producción y los enlaces con los productores y las comunas no nos escuchan”, afirmó Nerenni Rodríguez, miembro del Consejo Productivo de Lácteos Los Andes, durante una videoconferencia con Maduro, en la cual agregó: “Es importante que la clase obrera sea escuchada y que sea incorporada en las distintas juntas administradoras de las empresas públicas y privadas”.

“Eso es lo que necesitamos: ¡Claridad! Que nadie taparee nada. Que nadie esté tapando. Necesitamos la crítica directa, que destapa las ollas”, afirmó Maduro, quien – acto seguido le ordenó– a su ministro de Educación, Eduardo Piñate, que en 48 horas le informara: “¿Qué pasa en Lácteos Los Andes? ¿Por qué no se escucha a la clase obrera?”.

Siete días después de la instrucción dada por Maduro, el fiscal general designado por la cuestionada Constituyente, Tarek William Saab, informó que desmanteló una “trama de corrupción” en la empresa con la cooperación de la temida Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim)

Saab dijo que actuó “instrucciones expresas del presidente Nicolás Maduro Moros” y anunció la detención del presidente de la Lácteos Los Andes, el coronel Luis Augusto Piligra Jiménez, quien se venía desempeñando en el cargo desde el 30 de agosto de 2019.

Saab reveló que Lácteos Los Andes contrataba con numerosas empresas, muchas de ellas de “maletín”, que eran propiedad de familiares o allegados al militar y que muchas de ellas vendían con sobreprecio sus bienes o servicios. “Quisiera, por ejemplo, destacar algunos datos, la empresa Corporación AA Hidalgo y Urdaneta C. A. fue contratada para el suministro de insumos para infraestructura, materiales de seguridad, uniformes, calzados, químicos, transporte, repuestos para las maquinarias, vehículos, baterías, aceite y cauchos, entre otros (…) En esta empresa figura como representante legal su hermano (de Piligra Jiménez) Pedro Pablo Álvarez Jiménez. Por otra parte, la empresa Novedades Miguel García 2019, C.A. suministraba a su vez la papelería y los artículos de oficina a Lácteos Los Andes, siendo la misma propiedad de Laura Yelitza Álvarez, hermana de Piligra Jiménez, y Amelis Aracelis Cabrera Gómez, pareja sentimental del mismo”, apuntó.

Saab anunció también la detención y procesamiento de la pareja del ahora expresidente de Lácteos Los Andes y no descartó que más personas se sumaran a la lista. Estas palabras habrían hecho que el gerente de Comercialización de la compañía, Reinaldo González, optara por lanzarse desde el piso 8 de la sede de la empresa, ubicada en Barquisimeto, el mismo día que el fiscal de la Constituyente hiciera el anuncio público sobre la investigación.

El marte 18 de mayo de 2021, el Tribunal Cuarto de Primera Instancia de Control con Jurisdicción Nacional y Competencia en caso de delitos de Terrorismo acordó la detención preventiva del militar y de su pareja. A Piligra Jiménez se le imputaron los delitos de peculado doloso y concierto de funcionario con contratista, previstos y sancionados en la Ley Contra la Corrupción; posesión ilícita de arma de fuego; boicot, con la modalidad agravada de desestabilización de la economía; contrabando de extracción y legitimación de capitales, así lo informó el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en una escueta nota de prensa.

Aunque el caso de Lácteos Los Andes en apariencia parece que estalló porque una trabajadora descontenta aprovechó un contacto con Maduro para hacerle unas denuncias, el Fiscal designado por la Constituyente dio otra versión.

“Dicho funcionario (por Piligra Jiménez) estaba siendo investigado (…) desde hace varias semanas, por existir indicios de actividades de enriquecimiento ilícito, ya que este ciudadano comenzó, de manera vertiginosa, a poseer bienes valorados en altísimas sumas de dinero, y llevaba, de manera paralela, sin temor a nada, creyendo que aquí podía él gozar de una impunidad, que obviamente no la tiene, ni nadie la tiene en este tipo de hechos tan aborrecibles. Como dije ostentando esa vida tan escandalosa de mostrar y exhibir por ejemplo yates, aviones, vehículos de alta gama, apartamentos de lujo, fincas en diferentes lugares del país que, obviamente, todos estos bienes mal habidos están siendo objeto de la debida incautación, tal como lo establece la Ley Anticorrupción, por parte de los órganos competentes”, agregó Saab.

El Fiscal de la desaparecida Constituyente dejó claro que Maduro estaba al tanto de las actuaciones de la Fiscalía. “Lo conversé personalmente con el presidente Nicolás Maduro (…) Es una traición porque se hunden en la corrupción, sin importar que arrastran a su familia y amigos”, añadió.

A Piligra Jiménez se le vincula con el ex presidente de la cuestionada Constituyente y actual diputado oficialista, Diosdado Cabello, por lo que hay quienes ven en esta investigación un intento por golpear a quien fuera considerado alguna vez como el delfín del fallecido Hugo Chávez.

Antes de que este escándalo estallara Lácteos Los Andes ya había sido noticia. ¿La razón? Su supuesto traspaso a Majed Khalil Majzoub, quien junto a su hermano Khaled son propietarios por ejemplo de la atunera Eveba, y que han tenido un historial de negocios con la autodenominada Revolución, siempre con muy bajo perfil, aseguró el portal de investigación Armando.Info.

Los hermanos se habrían hecho con la empresa bajo la figura de una “alianza estratégica”, bajo la promesa de aumentar la producción y surtir las cajas de alimentos que distribuyen los polémicos Consejos Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP).

Lo que saltó rápido a la luz es que el coronel Piligra Jiménez tiene al menos seis años en el centro del poder.

Es curioso que en algunas gacetas oficiales – documento oficial, como su nombre lo indica- a Piligra Jiménez solo se le identifica por su segundo apellido, como si se tratase de otra persona. En el portal Vendata.org se corroboran los cargos que ha tenido, a través de su cédula de identidad.

José David Cabello Rondón cuando ejercía como ministro de Industrias, en 2015, lo designó en cuatro cargos importantes que el militar asumió en mayo, agosto, septiembre y octubre de ese año.

En 2017, cuando el ministro de Transporte era Juan de Jesús García Toussaintt, fue designado presidente de Bolivariana de Puertos (Bolipuertos) y del Instituto Nacional de los Espacios Acuáticos (INEA). El militar salió de Bolipuertos en medio de señalamientos que indicaban que habría entregado la operación de tres muelles de Puerto Cabello a una empresa privada, que él mismo había seleccionado.

Pero el coronel siguió en el gobierno y en 2018 fue nombrado gerente general de Construpatria por el ministro para Hábitat y Vivienda, Ildemaro Moisés Villarroel Arismendi.

Su designación en Lácteos Los Andes en 2019, como presidente encargado, está en la Resolución Nº 009-19 de fecha 8 de agosto de 2019, según Gaceta Oficial N° 41.706, de fecha 30 de agosto de 2019. El ministro para la Alimentación, Carlos Augusto Leal Tellería firmó el nombramiento.

El afán de estatizar, expropiar, controlar alcanzó a en 2008 a Lácteos Los Andes. Una empresa merideña que el 1995 copaba el mercado nacional con varias marcas comerciales como Los Andes, Frutel, Ella, Bio y Cebú.

Con la promesa del Estado empresario de incrementar la producción “para el pueblo” vinieron las inversiones. Un estudio realizado por Transparencia Venezuela titulado Empresas Propiedad del Estado, da cuenta de los desembolsos a Lácteos Los Andes en medio de la borrachera petrolera. En 2011 y 2012 recibió USD 50,78 millones del Fondo para el Desarrollo Nacional (Foden), que funcionó como una caja chica del gobierno.

En 2015 le asignaron USD 18,5 millones para un proyecto en una planta que no estaba activa. Y otros USD 297.000 del Convenio Integral de Cooperación Cuba–Venezuela, financiado también por Fonden. Entre 2014- 2015 recibió Bs. 331.298.160 del Fondo Especial Ezequiel Zamora, cuando aún la moneda nacional gozaba de cierto sustento.

Pero en 2015, tal como lo muestra el informe Empresas Propiedad del Estado, de Transparencia Venezuela, la producción de leche pasteurizada ofrecía aires de debacle, pues cayó por debajo de los niveles de 2007, antes de la estatización, y la producción total de leche mostraba una caída de 49% en relación al 2012, año en el que se obtuvo el mejor registro: 109.809 toneladas. Lácteos Los Andes corrió así con la misma suerte de las compañías que cayeron en manos del Estado empresario impulsado por Hugo Chávez.

Publicar un comentario

0 Comentarios