HABLE.SE

HABLE.SE

La DEA desmanteló laboratorio clandestino de metanfetamina en Estados Unidos con apoyo de la policía española


Gracias a la información facilitada por la Policía Nacional de España a la DEA estadounidense, se ha desmantelado un laboratorio de metanfetamina en Houston y se han incautado 515 kilos de estupefaciente. Los agentes de la UDYCO Central canalizaron la información a través del oficial de enlace de la DEA en España, facilitando a las autoridades estadounidenses información en tiempo real sobre la organización criminal.

En esta operación han sido detenidos dos hermanos que lideraban la red y se han incautado 60 kilos de metanfetamina cristalizada, 240 de metanfetamina líquida, un rifle de asalto automático, cuatro vehículos de alta gama, 3.000 dólares en efectivo, material de laboratorio y precursores químicos. Con esta operación se da por desarticulada una fuente de producción de los cárteles mexicanos en territorio estadounidense. En la operación han colaborado las agencias estadounidenses HSI (Homeland Security Investigations) y el Servicio Aduanas y Protección Fronteriza (CBP).

La investigación comenzó en octubre del año 2020 por parte de la UDYCO Central, cuando se estaba monitorizando una organización afincada en Estados Unidos que estaba generando metanfetamina en laboratorios clandestinos. Los agentes canalizaron la información gracias a la coordinación del oficial de enlace de la DEA en España, facilitando a las autoridades estadounidenses información en tiempo real sobre la organización criminal. Una vez iniciadas las gestiones, se estableció una colaboración entre DEA España, por medio de su oficial de enlace, y la División de Campo de Dallas, en conjunto con el Task Force Group 2 (HIDTA Group 2), reseñó Cope.

La información inicial apuntaba a que un hombre, como principal responsable, y su hermano estarían estableciendo un laboratorio de drogas de síntesis, concretamente de anfetamina. Los agentes centraron sus esfuerzos en localizar a estos sujetos en Estados Unidos, así como la posible ubicación del laboratorio clandestino que estarían utilizando. Las gestiones realizadas permitieron ubicar dicho laboratorio en Texas, donde se dedicaban a la fabricación y distribución de sustancias estupefacientes de origen sintético, principalmente metanfetamina, manteniendo así mismo contactos con cárteles mexicanos.

A finales de marzo, en virtud de la colaboración española y estadounidense, los agentes lograron frustrar una entrega, procedente de la organización, incautándose de 215 kilogramos de anfetamina en Laredo, Texas. Tras este hecho, el objetivo de los investigadores era desmantelar el laboratorio clandestino y conseguir pruebas que vinculasen a la organización criminal con los cárteles mexicanos.

Fruto de las investigaciones de la Policía Nacional, en colaboración con la DEA, los agentes pudieron localizar el lugar concreto en el que los líderes de la organización estaban preparando el laboratorio clandestino, donde tendría a disposición de la organización un cargamento de metanfetamina de gran pureza. Dicho cargamento estaba compuesto por 300 kilos de metanfetamina líquida que la organización pretendía dar salida de forma inmediata.

Publicar un comentario

0 Comentarios