HABLE.SE

HABLE.SE

Denuncian la implicación del empresario Francesco Lovaglio Tafuri en una trama de corrupción en el Banco del Tesoro en Venezuela


La presidenta del Banco del Tesoro, Eneida Laya dirige conjuntamente con el empresario Francesco Lovaglio Tafuri, una red de corrupción dedicada a la legitimación de capitales que controla el 48% de las transacciones del dinero digital de Venezuela.

El amigo de Eneida Laya, Francesco Lovaglio Tafuri es el puente con la banca internacional para legitimar los dólares, conjuntamente con sus familiares quienes tienen registradas varias compañías en Venezuela dedicadas a la consultoría y administración de medios informáticos; venta de computadoras, unidades periféricas, equipos de software y telecomunicaciones. Estos ciudadanos comenzaron a captar a varios presidentes de bancos públicos y privados para posicionar sus puntos de venta entre los clientes de estas entidades financieras.

La mayoría de estas empresas fueron visadas y sus documentos constitutivos fueron redactados por el mismo abogado, tienen la misma dirección fiscal, el mismo objeto de funcionamiento, coinciden en los socios que las integran y a pesar que es prohibido autorizar compañías con estas características para contratar con el sistema financiero, las empresas del Grupo Jinetes del Tesoro tienen todas las autorizaciones sin ningún tipo de demora, informó AlbertoNews.com.

La primera en ser captada para legitimar capitales es la presidenta del Banco del Tesoro, Eneida Laya en el año 2018, la cual incorporó a Lorena Romero, Directora General de Operaciones Financieras del Banco del Tesoro y a Leonardo J Rodríguez B., Director General de Soporte Operacional del Banco del Tesoro, cuando se crea la empresa Total Pago Plus, C.A por Deivyd José Gómez García, y Carlos Eduardo Rodríguez Medina, luego un grupo de socios y operadores de nueve empresas capta al presidente del Banco Bicentenario, Miguel Pérez Abad y a su vicepresidente de Canales Complementarios, Romer Robles y algunos directivos del Banco de Venezuela, Banco Plaza, Banco Mercantil, Banplus, Banfanb, entre otras entidades.

Deivyd José Gómez García también es socio de Inversiones Master 2021 C.A y actualmente funge como su testaferro de la presidenta del Banco del Tesoro, Eneida Laya y es quien administra sus negocios y se encarga de todos los aspectos logísticos de sus viajes y sus hijos a Europa y Estados Unidos.

Eneida Laya incorpora al Grupo Jinetes del Tesoro a su empleada de alta confianza en el Banco del Tesoro, Lorena Romero, quien pasa a desempeñarse como directora de la empresa Inversiones Master 2021 C.A., compañía que tiene la exclusividad de puntos de ventas y medios de pagos en el Banco del Tesoro. Esta ciudadana también es la administradora de Distribuidora Global de Insumos XXI, C.A. (DISGLOBAL), empresa que solo tiene un año de experiencia en medios de pagos.

Esto agrava los delitos porque al entrar en componenda con funcionarios públicos, se forma un entramado de corrupción para legitimar capitales.

El SEBIN, el CICPC, la DGCIM y una comisión especial nombrada por la SUDEBAN deben investigar y castigar con todo el peso de la ley a los integrantes de la organización que ejecuta las acciones de corrupción denominada Jinetes del Tesoro que tiene una estructura financiera que asciende a más de 400 millones de dólares en tecnología, equipos, software, hardware, activos e ingresos por servicios de transacciones financieras.

Del mismo modo se hace un llamado a los presidentes del Banco de Venezuela, Banco Plaza, Banco Mercantil, Banplus y Banfanb para que abran una investigación a esas empresas del Grupo Jinetes del Tesoro y suspendan todos los contratos que tienen con ellas, porque lograron penetrar estas entidades financieras con complicidad interna y crearon un monopolio familiar para desangrar el erario público.

La SUDEBAN también podría estar penetrada por estos grupos inescrupulosos porque no es legal que la mayoría de las empresas del Grupo Jinetes del Tesoro funcionen en la misma dirección fiscal, sus integrantes tengan consanguinidad y cuenten con todos los permisos legales para operar con normalidad. Esta superintendencia debe proceder abrir expedientes a cada compañía dedicada al ramo de las transacciones digitales que esté vinculada a Francesco Lovaglio Tafuri para desenmascarar la red de corrupción más grande en la historia de Venezuela.

Esta información de cómo opera esta mafia se le ha venido ocultando al régimen de Nicolás Maduro por parte de Eneida Laya que aprovechando los cargos que se le han dado, ha montado todo un esquema de enriquecimiento ilícito y corrupción a través de uno de los sectores más importantes de la economía del país.

Nicolás Maduro insiste constantemente en sus alocuciones de la lucha contra la corrupción, pero a sus espaldas Eneida Laya y otros funcionarios montaron toda una estructura nacional e internacional para legitimar capitales de la banca pública y privada.

Descargue el documento

Publicar un comentario

0 Comentarios