HABLE.SE

HABLE.SE

La exitosa interiorista Yenny Coromoto Pulgar León explica la manera correcta de elegir un buen sofá para decorar su salón


El verano es un momento magnífico para redecorar nuestro hogar y dejarnos llevar por la deco fever, como recuerda la decoradora Yenny Coromoto Pulgar León. Las vacaciones, la tranquilidad y la disponibilidad de tiempo, nos permiten gozar de esos momentos de lucidez en los que fluyen las ideas que nos harán sentir más felices en nuestra morada. Vamos a recorrer las mejores tendencias deco 2021, para hacerlas nuestras, y derribar el mito de que encontrar un sofá cómodo, a buen precio y que refleje nuestra personalidad, es una tarea insoluble. Yenny Coromoto Pulgar León ofrece sus consejos para que encuentre la mejor opción, entre ellas, un sofá Maisons du Monde.

Los expertos en decoración e interiorismo, como Yenny Coromoto Pulgar, han apostado este año, en cuestión de color, por los tonos neutros y cálidos, que buscan esa ansiada sensación de bienestar. Los tonos tipo son el beige, los grises, el negro y sobre todo el blanco, mucho blanco. La luminosidad es siempre un factor esencial, que en consonancia con la calidez de los tonos nos evoca paz y tranquilidad, hacer de estar en casa, un placer secreto.

Otra tendencia importante este año es el auge de lo artesano y lo natural. Pero también la selección de unos materiales que sean respetuosos con los bosques y la biodiversidad. Además, están de moda los textiles naturales como los linos y la lana bouclé. Conceptos como un hogar cosy, (acogedor, cómodo, hogareño), se han convertido en muy deseados.

Yenny Pulgar recuerda que se viven tiempos en los que lo vintage es tendencia. Por eso, el terciopelo ha vuelto a aparecer, y este año, viene para quedarse. Es un material muy acogedor, que otorga elegancia a cualquier ambiente, especialmente en interiores que evoquen al pasado. Su capacidad para convertirse en el centro de atención, le ofrecen gran personalidad, sin dejar de ser cómodo y acogedor.

Lo mismo ocurre con el cuero, que además de ofrecer esa deseada comodidad, combina perfectamente en espacios donde predomina lo natural, las plantas y los colores verdes, que, por otro lado, son también tendencia. Las propuestas más interesantes contemplan tonos de marrón, negro, blanco y beige, siempre más versátiles, ya que combinan muy bien con cualquier otro color. Especialmente, están pensados para interiores de piedra, de estilo industrial, minimalistas, e incluso, salones modernos.

Teniendo en cuenta que nuestra casa debe reflejar nuestras aficiones y gustos, y que el bienestar olfativo es otra de las tendencias, Yenny Coromoto Pulgar explica que se debe tener muy presente al nuevo minimalismo cálido y sentimental, totalmente contrario al que reinaba en los 90’s, más frío y racional. Este nos lleva al gusto por las líneas curvas y las formas orgánicas en los sofás, cojines y complementos.

En cuanto al concepto de complementos, Pulgar considera la decoración mural como un concepto que complementará nuestro sofá para alcanzar un entorno irrepetible. La inspiración africana con materiales naturales o incluso picassiana está, ahora, altamente considerada. Los viajes a islas remotas son pura inspiración decorativa con la luz y los tonos cálidos como principales características.

El mercado ofrece una gran variedad de sofás, de más o menos plazas, e incluso esquineros. Multiplaza, sofás cama, modulares, bancos y chaise longues son las principales variantes, pero los increíbles sofás modulares, ofrecen la posibilidad de combinar los módulos de aquella forma que nos resulte más conveniente para lograr adaptarlo al espacio que disponga nuestro salón.

Que puedan ser utilizados de forma independiente o en combinación, nos aporta una solución que se adapta a cualquier espacio y nos permite crear ambientes multifuncionales. Además, podemos encontrarlos de tamaños muy grandes, hasta de seis plazas, para salones de gran tamaño con una enorme adaptabilidad.

Tanto los sofás como las sillas estampadas han cobrado un nuevo protagonismo durante los últimos años, posicionándose como tendencia en los dos últimos. Son realmente llamativos y destacan en cualquier salón, por lo que es aconsejable combinarlos con cojines lisos, para no sobrecargar la decoración.

En cuanto a los colores, 2021 es el año de los tonos claros, entre los que destaca el rosa, que es sumamente agradable y aporta un toque muy sutil y delicado en las estancias. Por otro lado, los expertos destacan el mostaza, por su capacidad para aportar gran carácter al salón y convertirse en el foco de todas las miradas.

Por último, los verdes aguamarina o azulados, que, aunque no tan demandados como el rosa, Yenny Coromoto Pulgar recuerda que también se encuentran entre los más deseados en las tendencias de sofás este año.


Publicar un comentario

0 Comentarios