HABLE.SE

HABLE.SE

Periodistas españoles reniegan de la universidad y explican cómo pudieran ser mejores profesionales


“Los mejores periodistas que conozco no han estudiado la carrera de Periodismo”, se escucha en la redacción de El Confidencial cuando se anuncia que dos redactores están trabajando en este tema. Paradójicamente, todos los que asienten y sonríen a la broma han estudiado Periodismo, representando la gran contradicción del oficio: la mayoría de los periodistas han cursado la carrera pero, por una razón o por otra, muchos insisten en que si volvieran a tener 18 años, elegirían una distinta, reseñaron Carlos Barragán y Laura Morales en El Confidencial.

Hace unos días, El Confidencial publicaba el porcentaje de estudiantes arrepentidos de grado universitario en España. Los alumnos de la carrera de Periodismo, junto con los de Turismo, eran los que más habrían cambiado su elección: hasta un 56,4% de los estudiantes de Periodismo habría estudiado otra carrera o no habría ido a la universidad.

Los periodistas contactados para este artículo creen que uno de los grandes problemas está en que los programas académicos de la universidad muchas veces no están enfocados al mundo laboral. Además, la alta tasa de paro de la profesión (ronda el 26%, según el INE) y las pocas posibilidades de conseguir un trabajo en una redacción de un periódico, en una radio o en una televisión dejan muy poco espacio de maniobra. Por si fuera poco, en muchos casos la carrera tampoco está enfocada a trabajar en el sector de la comunicación corporativa, otra posible vía de escape.

“No recuerdo quién decía (¿sería Oscar Wilde?) que si de verdad amas a alguien y quieres seguir amándole, no te cases con esa persona. No le hagas ni te hagas esa putada. Con la carrera de Periodismo es igual: si quieres ser periodista, no estudies Periodismo”, explica Lorena G. Maldonado, jefa de Cultura en 'El Español' y autora de la reciente columna "Razones para no estudiar jamás Periodismo". Maldonado, que estudió Periodismo y Derecho en la Universidad San Pablo CEU de Madrid, describe su paso por la universidad como un “terreno baldío”.

Otros periodistas jóvenes que también han conseguido abrirse un hueco en el complicado mercado laboral español son menos tajantes, pero insisten en que es necesario tener otros conocimientos añadidos. “Estudiar la carrera de Periodismo no es tirar la carrera a la basura, pero si a los 18 años tienes claro a qué tipo de periodismo te quieres dedicar, es mejor que estudies Políticas o Economía y te hiperespecialices”, explica Emilio Doménech ('Nanísimo').

Él, que tiene su canal propio en Twitch y también trabaja para Newtral y La Sexta, estudió Periodismo en la Complutense y guarda mejores recuerdos hacia algunos profesores. Aun así, reconoce que a veces el grado puede pecar de generalista. “Me parece que las audiencias de nicho son muy importantes. Muchos estudian Periodismo para terminar en un medio de comunicación, pero si estudias algo en concreto luego puedes tener la suficiente base teórica o experiencia en un género concreto del periodismo para destacar por encima del resto”.

La academia, sin embargo, cree que es una carrera indispensable para el ejercicio de la profesión. “Estudiar Periodismo te permite aprender los rudimentos y las bases de un oficio que, como todos, luego se asienta y se consolida con la práctica”, dice Concepción Maldonado, profesora de la Universidad Complutense de Madrid (UCM).

En el caso de Carles Pont, profesor de Periodismo de la Universidat Pompeu Fabra de Barcelona, él piensa que la universidad no solo tiene que ser un elemento de creación de empleo como la FP (Formación Profesional), sino que también tiene que formar buenos periodistas “que sepan reflexionar sobre lo que hacen”. La Pompeu Fabra, además, ofrece grados de Periodismo con una base teórica de Economía, Derecho, Humanidades o Políticas, lo que les ha permitido tener una alta tasa de empleabilidad.

Aunque los profesores universitarios creen que la carrera de periodismo es necesaria, reconocen que los estudios deben adaptarse a la evolución de la sociedad, algo que no todas las universidades han conseguido. Una de las principales lagunas que apuntan las fuentes consultadas es el mal planteamiento de la parte práctica de la formación, que no debería ser solo un trámite para poder aprobar la carrera.

“La universidad no tiene que estar al servicio de la empresa, pero sí en contacto, para saber cuáles son las demandas que existen y poder llegar a un punto de unión”, explica Antonio Rubio, presidente de la Asociación de Periodistas de Investigación (API) y del Máster en Investigación Periodística de Maldita.es, para quien lo esencial es la especialización al terminar la carrera.

El vicedecano de Calidad e Innovación Docente de la UCM, Ángel Rubio, apunta en la dirección contraria. Las universidades no están dando la espalda a los medios de comunicación, sino al revés. “Las prácticas deben ser una etapa en que los medios realmente formen a los estudiantes, y no un periodo en que la empresa se beneficie de la mano de obra barata”, recalca.

Siga leyendo en El Confidencial

Publicar un comentario

0 Comentarios