HABLE.SE

HABLE.SE

Se conocen fotografías de la esposa del presidente de Haití Jovenel Moïse en hospital de Miami, mientras se registran nuevos arrestos


La esposa herida del presidente asesinado de Haití, Jovenel Moïse, ha compartido fotos de sí misma en su cama de hospital, diciendo que todavía no cree que su esposo haya sido asesinado justo en frente de ella. 

Martine Moïse tuiteó dos fotos de sí misma en su cama de hospital de Miami el jueves después de que fue evacuada de Haití para recibir tratamiento adicional tras el asesinato de su esposo el 7 de julio, reseñó el DailyMail.



La mujer de 47 años, que tenía vendajes cubriendo todo su brazo derecho, escribió junto a las fotos que el dolor de perder a su esposo de 25 años 'nunca pasará'. 

'Sigo sin creer que mi marido se haya ido así ante mis ojos sin decirme una última palabra. Este dolor nunca pasará '', dijo en una publicación traducida. 

En una publicación de seguimiento escrita en inglés, Martine dijo: 'Gracias por el equipo de ángeles de la guarda que me ayudaron en este terrible momento. Con su toque suave, amabilidad y cuidado, pude aguantar ''.

Martine Moïse tuiteó dos fotos de sí misma en su cama de hospital de Miami el jueves después de que fue evacuada de Haití para recibir tratamiento adicional tras el asesinato de su esposo el 7 de julio.

La mujer de 47 años, que tenía vendajes cubriendo todo su brazo derecho, escribió junto a las fotos que el dolor de perder a su esposo de 25 años 'nunca pasará'

Martine sufrió heridas de bala en los brazos y el muslo en el ataque antes del amanecer que tuvo lugar en su casa privada en Puerto Príncipe en Haití el 7 de julio. 

Las fotos surgieron después de que Martine publicara una declaración de audio desde su cama de hospital el fin de semana acusando a los 'mercenarios' de disparar a su esposo.

“Hay que ser un criminal notorio sin agallas para asesinar impunemente a un presidente como Jovenel Moïse sin darle la oportunidad de hablar. Sabías contra quién estaba luchando el presidente '', dijo. 

Hasta ahora, la investigación sobre el asesinato ha resultado en al menos 23 arrestos, con tres sospechosos asesinados, pero aún no hay indicios claros de quién ordenó el asesinato y por qué. Al menos 20 de los sospechosos son excomandos colombianos. 

Las autoridades haitianas creen que figuras centrales y sospechosos en la investigación se reunieron en Florida y República Dominicana en los meses previos al asesinato para discutir cómo podrían reconstruir el país después de que Moïse estuviera fuera del poder,  informa el New York Times . 

Desde entonces, el Pentágono ha admitido que algunos de los colombianos fueron entrenados por el ejército estadounidense. 

El portavoz del Pentágono, el teniente coronel Ken Hoffman, confirmó el jueves que un "pequeño número" de los sospechosos había participado en programas de entrenamiento y educación militares estadounidenses mientras prestaban servicio en el ejército colombiano.  

Las autoridades no han revelado cuántos ex soldados fueron entrenados por Estados Unidos, sus identidades o en qué consistió el entrenamiento.   

Los últimos sospechosos identificados en la amplia investigación incluyeron a un exsenador haitiano, un funcionario del gobierno despedido y un informante del gobierno de Estados Unidos. 

El jefe de seguridad del palacio presidencial de Haití se encuentra entre los últimos en ser detenido y una empresa de seguridad con sede en Miami ahora enfrenta preguntas en relación con el asesinato.

Dimitri Hérard, quien es el jefe de la Unidad de Seguridad General del Palacio Nacional, fue interrogado en la oficina del Inspector General el miércoles antes de ser llevado a una estación de policía, dijo a CNN su socio Carl Martin.  

Martin dijo que está coordinando el equipo de defensa legal de Hérard, pero no está claro qué cargos, si los hay, enfrenta. 

Martine sufrió heridas de bala en los brazos y el muslo en el ataque antes del amanecer que tuvo lugar en su casa privada en Puerto Príncipe en Haití el 7 de julio. 

Dimitri Hérard, quien es el jefe de la Unidad de Seguridad General del Palacio Nacional, fue interrogado en la oficina del Inspector General el miércoles. No está claro qué cargos, si los hay, enfrenta

Cuatro miembros de alto rango del destacamento de seguridad del presidente están recluidos en aislamiento, según la policía. No estaba claro si Herard era uno de ellos.

La Policía Nacional de Haití anunció la detención de dos personas más en relación con el asesinato: Gilbert Dragon, ex comisario de policía, y Reynaldo Corvington, acusado de brindar refugio a los asesinos.

Corvington es propietario de una empresa de seguridad privada llamada Corvington Courier & Security Service, que estableció en 1982, según su sitio web, que ofrece consejos sobre cómo sobrevivir a un secuestro.

Durante sus arrestos, la policía dice que encontraron varios cartuchos de bala, un AR-15, dos pistolas y chalecos antibalas en la casa de Dragon. 

Esos arrestos se producen solo tres días después de que Christian Emmanuel Sanon, de 63 años, acusado de organizar el complot de asesinato, fuera detenido. 

La policía dijo que Sanon, quien tenía vínculos con Florida, ingresó al país el mes pasado en un avión privado "con la intención de tomar la presidencia de Haití".

Sanon supuestamente reclutó a CTU Security, con sede en Miami, que está registrada en Florida como la Academia Federal de la Unidad Contra el Terrorismo LCC.

CTU Security, propiedad del empresario venezolano Antonio Intriago, ha sido acusada de reclutar a los colombianos que la policía cree que están detrás del ataque.  

Léon Charles, jefe de la Policía Nacional de Haití, acusó el miércoles a Intriago de viajar a Haití en numerosas ocasiones como parte del complot de asesinato y de firmar un contrato mientras estaba allí, pero no proporcionó más detalles ni ofreció pruebas.

"La investigación está muy avanzada", dijo Charles.  

Las fuerzas de seguridad inspeccionan el lugar después de un ataque a la residencia del presidente de Haití, Jovenel Moise, en Puerto Príncipe, Haití, el 7 de julio.

Las imágenes que circulan en línea supuestamente tomadas por un vecino del presidente muestran a hombres con rifles llegando fuera de la propiedad.

Charles ha dicho que CTU Security usó la tarjeta de crédito de su compañía para comprar 19 boletos de avión de Bogotá a Santo Domingo para los sospechosos colombianos presuntamente involucrados en el asesinato.

Uno de los colombianos asesinados, Duberney Capador, se fotografió con un polo negro de seguridad de la CTU.  

Nelson Romero Velásquez, un exsoldado y abogado que asesora a 16 familias de los colombianos detenidos en Haití, dijo el miércoles que todos los hombres sirvieron en las fuerzas especiales de élite del ejército colombiano y podrían operar sin ser detectados, si lo hubieran deseado. 

Christian Emmanuel Sanon, de 63 años, detenido en Haití, acusado de ser un organizador del complot de asesinato

Dijo que su comportamiento dejó en claro que no fueron a Haití para asesinar al presidente.  

Un profesional de seguridad de Miami cree que Intriago estaba demasiado ansioso por aceptar el trabajo y no presionó para conocer los detalles, dejando a sus contratistas en la estacada.

Intriago, quien emigró de Venezuela hace más de una década y participó en actividades en Miami oponiéndose al régimen de izquierda en su tierra natal, no respondió a múltiples solicitudes de entrevista.  

Le gusta estar rodeado de gente poderosa y ha publicado fotos en las redes sociales mostrándose con ellos, incluido el presidente de Colombia, Iván Duque.

La oficina de Duque desautorizó el lunes cualquier conocimiento de Intriago, diciendo que Duque estaba en Miami mientras hacía campaña para la presidencia en febrero de 2018. Posó para fotografías con algunos de los asistentes, pero Duque no tenía ninguna reunión ni ningún vínculo con Intriago, el colombiano dijo la oficina del presidente.   

Los registros del estado de Florida muestran que la compañía de Intriago ha cambiado de nombre en los últimos doce años: CTU Security a CS Security Solutions a Counter Terrorist Unit Federal Academy LLC.

CTU enumera dos direcciones de Miami en su sitio web. Uno es un almacén cerrado sin señalización. La otra es una pequeña suite de oficina con un nombre diferente. Una recepcionista dijo que el propietario de la CTU pasa una vez por semana para recoger el correo.

El sitio web de la compañía dice que ofrece "productos y servicios personalizados de primera clase para las fuerzas del orden y las unidades militares, así como para los clientes industriales". 

Los sospechosos del asesinato del presidente de Haití, Jovenel Moise, se muestran a los medios de comunicación en Puerto Príncipe, Haití el jueves.

Se muestran armas, teléfonos móviles, pasaportes y otros artículos a los medios de comunicación junto con los sospechosos del asesinato.

Pero evitó pagar a algunas de esas empresas mayoristas por sus productos. Los registros de Florida muestran que un tribunal ordenó a la compañía de Intriago pagar una deuda de $ 64,791 en 2018 a una compañía de suministro de armas y equipo táctico, RSR Group. Propper, un fabricante de ropa militar, también demandó por falta de pago.

Alexis Ortiz, un escritor que trabajó con Intriago organizando reuniones de venezolanos expatriados en los Estados Unidos, lo describió como un "colaborador muy activo y hábil".

"Parecía agradable", dijo Ortiz.

Richard Noriega, que dirige International Security Consulting en Miami, dijo que no conoce a Intriago personalmente pero que ha estado observando la situación en desarrollo. Noriega, quien también es originario de Venezuela, cree que Intriago fue atraído por la perspectiva de dinero rápido y no realizó la debida diligencia.

Poniéndose en el lugar de Intriago, Noriega dijo: 'Estoy saliendo de una situación complicada: de trabajo, de ingresos, de dinero. Surge una oportunidad. No quiero perderlo '.

Normalmente, una empresa de seguridad buscaría todos los detalles de una operación para determinar cuántas personas utilizar y qué nivel de seguro necesitarían. Una prioridad sería planificar una ruta de escape en caso de que las cosas salgan mal, dijo.

“Lo primero que tenemos que tener en cuenta (los profesionales de la seguridad) es la evacuación. ¿Por dónde saldrán? Eso es lo primero que hago ', dijo Noriega.

Pero aparentemente esa planificación nunca sucedió, quizás porque los colombianos, o al menos algunos de ellos, pensaron que su misión era benigna.

Dijo que no parece lógico que si los colombianos altamente capacitados estuvieran allí para matar al presidente, no hubieran tenido una ruta de escape. En cambio, fueron capturados, algunos escondidos en los arbustos, por la población local y la policía.

"Es muy turbio", dijo Noriega.

Investigaciones de Seguridad Nacional, una agencia estadounidense responsable de investigar crímenes que cruzan las fronteras internacionales, también está investigando el asesinato, dijo un funcionario del Departamento de Seguridad Nacional. Se negó a proporcionar más detalles. 

El FBI dice que está "proporcionando asistencia en la investigación" a las autoridades haitianas. 

Publicar un comentario

0 Comentarios