HABLE.SE

HABLE.SE

Conquista talibán en Afganistán provoca la reacción de distintos gobiernos del mundo


El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas se reunió el lunes para tratar la evolución de Afganistán, donde la situación se ha precipitado tras la ofensiva talibán, que ha culminado el domingo con la llegada de los insurgentes a la capital del país, Kabul.

El primer ministro británico, Boris Johnson, convocó el miércoles una sesión de urgencia de la Cámara de los Comunes (baja) para abordar la situación en Afganistán, confirmó el domingo un portavoz de Downing Street. Johnson se pronunció por última vez sobre este asunto el pasado viernes, cuando dijo estar "extremadamente orgulloso" del papel que ha jugado el Reino Unido en los últimos 20 años en Afganistán y aseguró que evacuará en los próximos días a la "gran mayoría" de su personal diplomático.

El Ejecutivo conservador también anunció entonces el envío de 600 efectivos militares para ayudar a la repatriación del personal de la embajada británica en Kabul y de los afganos que han colaborado con la misión del Reino Unido. El líder de la oposición, el laborista Keir Starmer, afirmó el domingo que la situación en Afganistán es "profundamente preocupante" y urgió a Johnson que explique qué planes tiene para trabajar "con los aliados" "a fin de evitar una crisis humanitaria", reseñó EFE.

"Necesitamos volver al Parlamento para que el Gobierno informe a los diputados sobre cómo planea trabajar con los aliados para evitar una crisis humanitaria y una vuelta al pasado, cuando Afganistán era una base para extremistas que querían amenazar nuestros intereses, valores y seguridad nacional", declaró Starmer. El presidente del Comité de Asuntos Exteriores del Parlamento, el conservador Tom Tugendhat, también advirtió que el avance talibán representa el "mayor desastre en política exterior" cometido por el Reino Unido desde la "crisis del Canal de Suez" 1956.

El ministro británico de Asuntos Exteriores, Dominic Raab, afirmó el domingo que la comunidad internacional debe permanecer unida para pedir a los talibanes que "pongan fin a la violencia" y respeten "los derechos humanos" en Afganistán. Raab lanzó ese mensaje en su cuenta de Twitter, después de mantener una conversación con su homólogo paquistaní Mahmood Qureshi, con quien, dijo, "compartí mi profunda preocupación por el futuro de Afganistán".

Rusia, por su parte, no excluirá al movimiento talibán de la lista de organizaciones terroristas prohibidas en el país, declaró el vicepresidente del Comité de Defensa de la Duma Rusa (Cámara baja del Parlamento), Yuri Shvitkin. De lo contrario esto pondría sobre la mesa el tema de la legitimación de organizaciones terroristas", afirmó.

El diputado ruso señaló que cualquier conversación que se lleve a cabo con este movimiento islamista deberá celebrarse bajo la tutela de la Organización de Naciones Unidas. Según el político ruso, "tras la toma de Kabul, los representantes del movimiento Talibán se tomarán una breve pausa y en el futuro llevarán a cabo acciones provocativas y agresivas contra los países que tienen frontera con Afganistán". "Tayikistán es el país que corre en estos momentos el mayor peligro", alertó.

Según el diputado, "Uzbekistán tiene grandes fuerzas militares en la frontera, Turkmenistán cuenta con un apoyo considerable de China, mientras que en Tayikistán existen bastantes partidarios del movimiento talibán". "Este asunto adquiere mayor importancia ya que allí radica nuestra 201 División Militar" del Ejército ruso, explicó.

La Embajada de Francia en Kabul ha sido desplazada al aeropuerto de la capital afgana "para proceder a la evacuación del conjunto de franceses que aún están" en el país, informó en un comunicado el ministro de Exteriores de Francia, Jean-Yves Le Drian.

La canciller alemana, Angela Merkel, informó a los grupos parlamentarios del Bundestag (cámara baja) sobre la situación en Afganistán y la evacuación del personal de la embajada y empleados locales en Kabul, informa la televisión pública ZDF. Alemania ha trasladado al personal de su embajada y empleados locales al aeropuerto militar de Kabul, a la espera de una evacuación segura en aviones militares, informó anteriormente el ministro de Asuntos Exteriores, Heiko Maas.

El viernes, Maas aseguró aún que la embajada se mantendría operativa "a mínimos absolutos". Los preparativos para la evacuación, que se estimaba iba a iniciarse el lunes con la participación de aviones de transporte militares, se adelantaron el domingo ante el avance talibán. En Alemania, toda participación del ejército en una misión de estas características precisa del mandato del Bundestag. Dada la situación de inminencia actual, el voto parlamentario se materializará con posterioridad, apuntaron medios alemanes.

El papa Francisco expresó su preocupación y pidió que cesen las armas. "Me uno a la unánime preocupación por la situación en Afganistán. Os pido que recéis al Dios de la paz para que cese el ruido de las armas y las soluciones puedan encontrarse en una mesa de dialogo y así la martirizada población pueda volver a sus casa y a vivir en paz y en seguridad en el pleno respeto reciproco", dijo el papa Francisco al concluir del rezo del ángelus en la plaza de San Pedro.

Publicar un comentario

0 Comentarios