HABLE.SE

HABLE.SE

Divulgan detalles de fortuna en efectivo oculta en la residencia del asesinado presidente haitiano Jovenel Moïse


Después de que, por razones de seguridad, varios jueces se negaran a hacerse cargo del proceso judicial por el magnicidio del presidente de Haití, Jovenel Moïse –ejecutado el pasado 7 de julio–, Mathieu Chanlatte aceptó asumir la investigación, reseñó EL TIEMPO.

Se trata de un joven juez de instrucción criminal que ya solicitó medios que le permitan tener acceso a la evidencia (cuerpo del delito, testimonios y videos) y respaldo para adelantar el caso.

Chanlatte ya ha tenido en sus manos procesos claves en Haití, como el llamado Dermalog y un sonado pleito entre el Estado haitiano y los dueños de la empresa Sogener.

Además de establecer quiénes son los autores intelectuales del magnicidio, el juez deberá concluir si los exmilitares colombianos involucrados estaban enterados o no del plan para matar a Moïse.

Pero acaba de surgir otra arista dentro del proceso.

Hace dos semanas, fuentes locales le aseguraron a EL TIEMPO que en la casa de Moïse se encontraron varias tulas y cajas con millones de dólares y que parte del dinero desapareció.

Incluso, se sabe que exmilitares colombianos se llevaron una parte y que habitantes de Puerto Príncipe que los ayudaron a capturar se dieron un festín con ese dinero.

De hecho, se confirmaban versiones según las cuales al menos un puñado de exmilitares colombianos sabían que en la residencia del Presidente había cerca de US$ 45 millones de dólares y que a ellos les iban a corresponder US$ 18 millones si el operativo era exitoso.

La versión no había trascendido.

Pero Pierre Espérance, director ejecutivo de la Red Nacional de Defensa de los Derechos Humanos (RNDDH), ya empezó a hablar del tema.

A medios locales les ha asegurado que “había mucho dinero en la residencia privada de Jovenel Moïse el día de su asesinato. Una cantidad significativa de efectivo”.

Según Espérance, se encontraron bolsas de seguridad, generalmente utilizadas por el Banco de la República de Haití (BRH), con paquetes de dólares y con paquetes de 1.000 gourdes, 500 gourdes y 250 gourdes, la moneda local.

De hecho, asegura que la primera dama, Martine Moïse, recuperó parte del dinero tras regresar al país. Pero nadie ha explicado el origen de esos fondos ni la razón por la cual permanecía en la residencia privada.

Según la investigación, también se encontró “dinero en dólares estadounidenses en los cuerpos de los tres exmilitares colombianos que fueron asesinados” en medio del operativo, y en la ropa de otros que fueron capturados.

Un juez encontró 40.000 dólares en un chaleco antibalas de un colombiano. Otro contó que se llevó una gran cantidad y que se perdió cuando la población lo ayudó a capturar.

“Los habitantes de Morne Calvaire y Jalousie, donde fueron capturados algunos de los atacantes, se han saciado”, dijo Espérance.

Mientras avanza la investigación, familiares de exmilitares capturados están tramitando un viaje a Puerto Príncipe para gestionar desde allí el apoyo judicial para su defensa.

Además, le piden a autoridades colombianas interceder ante el Gobierno de Haití para que los exmilitares tengan un juicio justo y puedan tener acceso a ellos.

Un informe de la Defensoría del Pueblo, revelado por EL TIEMPO, señala que se les han violado sus derechos legales al someterlos a interrogatorios sin asistencia de un abogado.

Publicar un comentario

0 Comentarios