HABLE.SE

HABLE.SE

Encuesta revela que la monarquía sigue gozando de apoyo mayoritario como forma del Estado español


El artículo 1.3 de la Constitución Española afirma que «la forma política del Estado español es la Monarquía parlamentaria». A punto de que la Carta Magna cumpla 43 años de vigencia, ese artículo sigue contando con el apoyo mayoritario de los españoles, como atestigua el último barómetro de GAD3 para ABC. El apoyo a la Monarquía en España supera con creces al que obtendría una República en este momento, reseñó Mariano Calleja en ABC.

«¿Qué modelo de Estado considera preferible para España?», se pregunta en el barómetro, realizado entre los días 16 y 22 de julio, con un total de 1.030 entrevistas y en un ámbito nacional. El 55,3 por ciento responden que prefiere la actual Monarquía parlamentaria, como establece la Constitución. El apoyo a la República como forma de Estado se reduce a un 36,9 por ciento, es decir, 18,4 puntos menos que la Monarquía, a pesar de los ataques constantes de uno de los socios del Gobierno al Rey y a la Corona. El 4,4 por ciento se declaran indiferentes.

El apoyo de las mujeres a la Monarquía parlamentaria supera ligeramente al de los hombres: un 56,2 por ciento frente al 54,3 por ciento. Por tramos de edades, la Monarquía supera a la República en todas las franjas, excepto en la de los más jóvenes. Entre los 18 y los 29 años, el 36,9 por ciento apoya el modelo constitucional, con el Rey como Jefe del Estado, mientras que un 58,3 por ciento se decantan por la República como modelo preferido para el Estado.

A partir de los 30 años, la Monarquía supera a la República como opción más aplaudida. El apoyo se multiplica según se incrementa la franja de edad. Entre los 30 y los 44 años, el 45,7 por ciento prefieren este modelo monárquico parlamentario, frente a un 42,5 por ciento que optan por un sistema republicano. Entre los 45 y los 64 años, el respaldo a la Monarquía se dispara y el apoyo a la República pierde mucha fuerza: un 59,5 por ciento frente al 35,1 por ciento.

El apoyo más contundente se produce entre los que tienen más memoria, los mayores de 65 años. Casi siete de cada diez (el 68,8 por ciento) se decantan por el modelo constitucional de 1978, mientras que un 22,4 por ciento preferirían regresar a la experiencia republicana.

Por recuerdo de voto en las últimas elecciones, los electores socialistas aparecen divididos entre la Monarquía y la República, algo significativo si se tiene en cuenta que muchos dirigentes del PSOE se consideran republicanos, aunque el partido aceptara en 1978 el modelo de Monarquía parlamentaria como punto de encuentro de todos los españoles. Esa posición fue avalada por una inmensa mayoría de ciudadanos en las urnas. En este momento, el 44 por ciento de los votantes del PSOE afirman que prefieren este modelo constitucional frente a la República, que es el régimen preferido por el 47 por ciento. Otro tres por ciento de simpatizantes socialistas se declaran indiferentes.

El respaldo mayor a la Monarquía parlamentaria llega desde el centro-derecha. El 95 por ciento de los votantes del Partido Popular aplauden al Rey como Jefe del Estado, en un sistema parlamentario. Solo el 3 por ciento de los electores 'populares' prefieren la República. Los datos son muy similares a los que afectan a los electores de Vox. El 94 por ciento expresan su adhesión a la Monarquía constitucional. En el caso de los votantes de Ciudadanos, el apoyo es muy mayoritario: el 76 por ciento, frente a un 16 por ciento con tendencias republicanas.

El rechazo mayoritario llega desde Unidas Podemos y los nacionalistas. En el caso de los socios de Pedro Sánchez, raro es el día en el que no atacan al Rey, a su padre, a la Heredera o a la institución. Es uno de los ejes de su discurso político y no ocultan su intención de derribar lo antes posible este modelo constitucional. Entre los votantes de Unidas Podemos, el 14 por ciento siguen apoyando al Rey, mientras que el 84 por ciento se decantan por la República. Entre los nacionalistas, el apoyo a la Corona se queda en un 10 por ciento, frente al rechazo del 85 por ciento.

En el barómetro de GAD3 se pregunta también por el papel de Don Felipe, en comparación con el que tienen los políticos en España. La conclusión de las respuestas es que los españoles valoran tres veces mejor la labor del Rey frente a la de los dirigentes políticos. El 56 por ciento creen que su papel es mejor al de la clase política, mientras que un 19,8 por ciento piensan que es peor. Otro 19,7 por ciento consideran que ambos papeles son iguales. Los hombres valoran mejor que las mujeres el papel de Felipe VI en comparación al de los políticos: el 60 por ciento de ellos lo ven más positivo, frente al 52,6 por ciento de las mujeres que opinan de la misma manera.

Según el recuerdo de voto, los electores del PSOE sitúan al Rey por delante de la clase política en la ejecución de sus funciones: un 55,5 por ciento frente al 19,5 por ciento. Los votantes de Ciudadanos y del PP son los que marcan más las diferencias: el 89,2 por ciento de los primeros y el 84,8 por ciento de los segundos valoran más el papel de Don Felipe. En el caso de Vox, el 69,7 por ciento de sus electores también ponen por delante el papel del Rey frente al de los políticos. Para los votantes de Unidas Podemos, el margen se estrecha: ganan los políticos, pero solo por un 35,1 por ciento frente al 22,5 por ciento del Rey.

Siga leyendo en ABC

Publicar un comentario

0 Comentarios