HABLE.SE

HABLE.SE

Manuel Figueroa Véliz: El reloj avanza | Venezuela


Por Manuel Figueroa* | @visionvenezuela | @VelizFigueroa

Lo habíamos advertido con suficiente tiempo. Llegaría el día de concertar la «unidad perfecta» y no se concretaría por los intereses individuales de cada factor dentro de la oposición. Para el momento de escribir este artículo la incertidumbre era mayúscula. El tiempo sigue su curso; mientras la gente común y corriente, que está deseosa de un cambio en sus estados, espera candidatos unitarios para poder tener opciones reales de triunfo.

Todos los grupos opositores están de acuerdo en una cosa: divididos no alcanzarán la victoria, irán todos directo al matadero y el gobierno, aun con una cantidad mínima de sufragios, ganará la mayoría de las gobernaciones y alcaldías. Ahora, el pueblo se pregunta, ¿entonces, por qué persisten en la terquedad de ir cada cual por su lado? ¿A qué sigue jugando una de las partes enfrentadas al régimen?

Por ahora, si no hay prorroga, el proceso de postulaciones de gobernadores, alcaldes, diputados regionales y concejales municipales es hasta el 29 de agosto. Sin embargo, hay oportunidad hasta el 22 de septiembre para que se pongan de acuerdo y presentar candidatos únicos.

Esperamos que la sensatez pueda imponerse en este juego de intereses. La historia reciente ha demostrado que unidos se han vencido a los candidatos del oficialismo; pero fraccionados el resultado ha sido adverso. No hace falta ser experto electoral ni analista político para reconocer esa gran verdad.

En el caso de nuestro estado Sucre, así como en otras regiones del país, la Alianza Democrática presentó sus candidatos, pero todavía (en Sucre) hay al menos siete aspirantes a la gobernación que creen merecer ser los abanderados a tan importante cargo. No dudamos que tengan los credenciales, lo que debemos tener claro que no es que «yo sea o no el candidato», lo que debe prevalecer es presentar la mejor opción que entusiasme y motive al elector.

El PSUV ya escogió sus candidatos e, incluso, ya debe tener los números de cuántos votos obtendrán, los cuales de acuerdo a los últimos procesos estimo que no pasarán de los cuatro millones. Aun así las cuentan le cuadran para salir victoriosos, si van a la contienda electoral con unos adversarios divididos al menos en tres toletes entre los que van a participar, sumado a los que continuaran invirtiendo todo su tiempo y recursos en la ruta de la inacción, es decir la abstención.

Lo cierto de todo esto es que el reloj avanza. El tiempo no espera a nadie. Después del 21N no valen las lloraderas o, como reza el refrán: «Después de ojo sacado no vale santa Lucía».

El momento es ahora. O nos preparamos para ser gobierno o seguimos por largo tiempo como opositores trasnochados, añorando lo que pudo haber sido y no fue.

Hermanos opositores, es hora de madurez política. La unidad debe ser el norte. Las aspiraciones individuales pueden esperar; el país clama por un nuevo liderazgo que lo saque del abismo en el cual se encuentra desde hace dos décadas.

Desde Unidad Visión Venezuela seguiremos insistiendo, hasta el último minuto, en la necesidad de llegar a la tan anhelada unidad. Estamos seguros de que ese es el sentir de la mayoría de los venezolanos, cansada de seguir en la miseria y sin perspectivas de un futuro próspero, viendo que sus hijos huyen del país buscando un mejor porvenir, cosa que muy pocos logran, porque muchos están sobreviviendo y deambulando por las calles de América Latina.

 
* Manuel Figueroa es abogado, periodista y profesor universitario. Secretario de Organización de Unidad Visión Venezuela-Sucre.

Publicar un comentario

0 Comentarios