HABLE.SE

HABLE.SE

Avanza en Estados Unidos caso judicial contra implicados en narcovuelo detectado en la isla colombiana de Providencia


Aunque el caso se maneja bajo absoluta reserva, el medio colombiano EL TIEMPO estableció en exclusiva que los tres capturados por el narcovuelo que cayó en la isla de Providencia, el 23 de mayo pasado, ya están siendo oficialmente procesados en Estados Unidos.

El diario accedió al indictment, abierto en la Corte del Distrito Medio de Tampa (Florida), por conspirar para introducir a Estados Unidos 446 kilos de cocaína pura, una conducta que les puede costar varios años de prisión, reseñó EL TIEMPO.

En el documento aparecen los nombres de los tres primeros implicados en el caso, en calidad de acusados. Pero el proceso se ha venido ampliando en las últimas semanas de manera reservada y se habla de otros conspiradores.

EL TIEMPO ha omitido sus nombres para no entorpecer las investigaciones que adelanta la DEA.

Según el documento, el primer procesado es Juan Carlos Cadena Botero, el piloto de la avioneta de propiedad de la empresa Interandes Helicópteros.

Los dueños de la firma de aviación –los empresarios Fernando Escovar y Miguel Jaramillo Arango– se declararon víctimas dentro de la trama.

El otro implicado es Harold Darío Rivera Toledo, el ayudante de la avioneta, pieza clave dentro de la investigación en Colombia.

Rivera aparece en el video de seguridad del hangar, junto con otros dos hombres con uniforme de la Policía, cargando la avioneta N722KR (matriculada en Estados Unidos), con la cocaína camuflada en cajas de tapabocas.

Y el tercer procesado en Estados Unidos es el hasta hace unas semanas capitán de la Policía Jorge Isaac Aguilar.

EL TIEMPO reveló llamadas y mensajes de chats en los que Aguilar le pedía al oficial encargado de la requisa que dejara pasar la carga, supuestamente de tapabocas, con destino a la institución.

“Ayúdeme a asegurar las cajas para sacarlas del aeropuerto, estoy en las afueras”, dice uno de los mensajes que llevaron al fiscal del caso a pedir la captura del oficial. Ahora se busca a un segundo uniformado que opera desde el aeropuerto de Guaymaral y que estaría involucrado en este y en otros narcovuelos.

Agentes federales le venían siguiendo la pista a la red mafiosa que saca la cocaína hasta Providencia en avionetas privadas y luego la ‘dispara’ a Honduras y Estados Unidos en lanchas rápidas. Un informante ya había entregado nombres y rutas por donde también mueven cargamentos hacia Venezuela, que nutren el mercado en Europa.

Siga leyendo en EL TIEMPO

Publicar un comentario

0 Comentarios