HABLE.SE

HABLE.SE

Maduro aplaude decisión opositora de participar en las próximas elecciones regionales en Venezuela anunciada por el dirigente Henry Ramos Allup


Los partidos de la oposición venezolana, incluidos elementos extremistas que habían boicoteado el proceso electoral durante años, anunciaron el martes que participarían en las elecciones regionales de noviembre.

La decisión de la autodenominada Plataforma Unitaria, compuesta por Acción Democrática, Voluntad Popular, Primero Justicia y Una Nueva Era, marca un cambio importante para los elementos de línea dura que habían optado por no participar en las elecciones desde 2017.

En declaraciones a la prensa, el veterano político venezolano Henry Ramos Allup dijo que los candidatos se postularían bajo la bandera de la Mesa Redonda de Unidad Democrática (MUD), que recientemente fue resucitada por la autoridad electoral del país, reseñó Venezuelanalysis.

Ramos dijo que respetaba a quienes no estaban de acuerdo con participar, pero igualmente les pidió que respeten su posición.

"Para aquellos que creen que la solución no es a través de elecciones ... ¿Cuál es la solución?" preguntó Ramos.

El político opositor agregó que la decisión de participar en las elecciones regionales tuvo el beneplácito de Estados Unidos, Canadá y la Unión Europea.

El anuncio de la Plataforma Unitaria se produce pocos días antes de que la oposición y el gobierno del presidente Nicolás Maduro se reúnan en la Ciudad de México para una segunda ronda de negociaciones .

Los partidos moderados de la oposición habían anunciado previamente su intención de presentar candidatos para las elecciones a gobernador y alcalde del 21 de noviembre. La decisión tardía de la Plataforma Unitaria representa un desafío para las fuerzas que integran la coalición MUD ya que otros partidos se han estado preparando para la votación durante meses. No ha habido informes de que los diferentes sectores se pongan de acuerdo en candidaturas únicas y, dado el corto plazo, algunos observadores advierten que la oposición acabará dividiendo el voto en todos los ámbitos.

Las autoridades electorales ampliaron el plazo de inscripción de candidatos hasta el 1 de septiembre para permitir que la coalición opositora presente su lista. Sin embargo, los nombres de los políticos que se postulan para el cargo no estaban disponibles en el momento de escribir este artículo.

El dos veces candidato presidencial Henrique Capriles, del partido Primero Justicia, había sido una de las voces más activas en pedir a la oposición que abandonara la estrategia insurreccional impulsada por Leopoldo López y el autoproclamado “presidente interino” Juan Guaidó, ambos de Voluntad Popular.

Los rumores de que la oposición de línea dura abandonaría su postura de boicot electoral y los candidatos de campo habían estado circulando durante días. Cabe destacar que la rueda de prensa de Henry Ramos Allup no contó con la presencia de Guaidó. Preguntado sobre la posición del líder respaldado por Estados Unidos, Ramos destacó que “Guaidó no es un partido” y que Voluntad Popular estuvo de acuerdo.

La decisión de participar de los recalcitrantes segmentos antigubernamentales representa otro revés para Guaidó, cada vez más marginado tras no ejercer ningún poder político real o derrocar al gobierno de Maduro a pesar de declararse presidente y contar con el apoyo de Estados Unidos. Canadá y la Unión Europea.

El exlegislador y sus patrocinadores internacionales habían sostenido anteriormente que no respaldarían ninguna solución política sin la renuncia del presidente venezolano Nicolás Maduro y la celebración de nuevas elecciones presidenciales.

Maduro, por su parte, ha pedido durante mucho tiempo a la oposición extremista que participe en las elecciones y acogió con satisfacción el anuncio del martes, pero también aprovechó la oportunidad para burlarse del cambio de tono de Guaidó.

“Me voy a sentar en mi sillón, con la televisión encendida y mis palomitas de maíz, a ver votar a Juan Guaidó el 21 de noviembre”, dijo el mandatario durante una transmisión televisada.

Se espera que la próxima ronda de conversaciones entre el gobierno de Maduro y la oposición tenga lugar este fin de semana en México. Caracas busca alivio de las sanciones lideradas por Estados Unidos que han exacerbado una crisis económica que ha visto contraerse el PIB de Venezuela en casi un 70 por ciento desde 2013.

En una declaración firmada conjuntamente por el Alto Representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell, y el ministro de Asuntos Exteriores canadiense, Marc Garneau, el secretario de Estado estadounidense, Anthony Blinken, dijo que Washington y sus aliados estaban dispuestos a "revisar las políticas de sanciones si el régimen hace un progreso significativo en las conversaciones anunciadas ".

Publicar un comentario

0 Comentarios