HABLE.SE

HABLE.SE

Ministerio de Interior de España negó en 2019 el asilo solicitado por el venezolano Hugo Armando Carvajal Barrios, pero otras autoridades españolas desconocían la decisión


Nuevo escándalo en el caso del exjefe de los Servicios de Inteligencia venezolanos, Hugo Carvajal, el ‘Pollo’ Carvajal, arrestado el jueves de la semana pasada en Madrid tras permanecer dos años desaparecido, reseñó Miguel Ángel Pérez en Libertad Digital.

El Ministerio de Interior de España notificó el miércoles 15 de septiembre a la prisión madrileña de Estremera donde se encuentra Carvajal que su petición de asilo para permanecer en el país cursada el 13 de junio de 2019 había sido rechazada el 23 de septiembre de ese año, es decir tres meses después de presentarse. Carvajal no había tenido información al respecto en estos dos años.

Libertad Digital desvela sin embargo un oficio de la Secretaría de Estado del Ministerio de Justicia, concretamente de la subdirectora general de Cooperación Jurídica Internacional con fecha 4 de marzo de 2020, en el que se indica al director de la prisión de Estremera que la petición de asilo formulada por Carvajal todavía no ha sido resuelta. Es decir, 6 meses después de que el departamento de Fernando Grande-Marlaska hubiera rechazado supuestamente su asilo, el Ministerio de Justicia no tenía conocimiento de la decisión.

"El Consejo de Ministros de fecha 3 de marzo de 2020 ha acordado la entrega en extradición del reclamado por las Autoridades de Estados Unidos de América, Carvajal Barrios, Hugo Armando. Se ha recibido en esta Unidad, escrito de la Dirección General de Asilo en la que comunican que el citado reclamado ha presentado instancia sobre solicitud de protección internacional en el centro penitenciario en el que se encontraba recluido", señala el documento de Justicia.

"Conforme al artículo 19, apartado 2º, de la Ley 12/2009, de 30 de octubre, reguladora del derecho de asilo y de la protección subsidiaria, que obliga a comunicar inmediatamente la solicitud de protección internacional al órgano gubernativo que conozca de la extradición a fin de coadyuvar y facilitar la suspensión de la ejecución del fallo del proceso de extradición, esto es, no proceder a la ejecución de la entrega policial de la persona reclamada mientras se halle pendiente de resolución la antes mencionada solicitud", concluye.

Cabe destacar que cuando Interior supuestamente rechazó el asilo en septiembre de 2019, el ministro del Interior era el actual responsable Grande-Marlaska y la ministra de Justicia era Dolores Delgado, actual fiscal general del Estado. Sin embargo, cuando Justicia dictó el referido oficio, Delgado ya había sido sustituida por Juan Carlos Campo.

Fuentes jurídicas consultadas por LD consideran "una contradicción" que Interior supuestamente rechazara el asilo de Carvajal en septiembre de 2019 y sin embargo, 6 meses después el Ministerio de Justicia tras la celebración del Consejo de Ministros pertinente emitiera un oficio señalando que se debía suspender el proceso de extradición porque se había tenido conocimiento de la petición de asilo, sin mencionar que éste ya había sido rechazado por Interior.

El departamento de Grande-Marlaska ha asegurado a Libertad Digital que no se había conocido antes que el asilo solicitado por Carvajal había sido rechazado, porque la resolución firmada el 23 de septiembre de 2019 "se envió al interesado al centro penitenciario, su única dirección conocida, pero ya no estaba ingresado en la prisión y la notificación no se pudo llevar a efecto".

Las mismas fuentes jurídicas consultadas por Libertad Digital muestran "sus sospechas de que Interior haya podido presuntamente fabricar durante estos días la resolución negativa a la petición de asilo de Carvajal", o que Interior y Justicia hayan demostrado "su incompetencia" y no se hayan comunicado la citada resolución, a pesar de que los ministros del ramo hablasen sobre el asunto en el citado Consejo de Ministros del 2020.

"Hugo Carvajal quedó en libertad el 16 de septiembre de 2019, después de que la Sección Tercera de la Audiencia Nacional rechazara inicialmente su extradición. En el momento en el que Interior supuestamente rechazó su petición de asilo, el 23 de septiembre de ese año, Carvajal había facilitado un domicilio al tribunal y debía comparecer cada 15 días, con lo cual se le habría podido notificar el rechazo de su asilo y no se hizo", añaden.


Siga leyendo en Libertad Digital

Publicar un comentario

0 Comentarios