HABLE.SE

HABLE.SE

Estos son los fugitivos más buscados por el FBI


Más de 500 prófugos han formado parte, en algún momento de su vida, de la lista de los 10 fugitivos más buscados por el FBI. Estados Unidos trabaja con esta lista desde marzo de 1950, a raíz del interés de un reportero del Servicio Internacional de Noticias, la agencia de la que luego surgió la United Press International. El periodista se puso en contacto con el FBI para preguntar por los nombres de las principales personas a las que estaban buscando, por lo que el entonces director de la agencia, Edgar Hoover, puso en marcha este programa.

Thomas James Holden fue la primera persona en ser incluida en esta lista: su delito, asesinar a su esposa y al hermano y hermanastro de ella. Holden fue detenido en junio de 1961 en Oregón, gracias a la información de un ciudadano que había leído la historia del asesinato en la prensa. En agosto de 2020, las autoridades estadounidenses detuvieron a Yaser Abdel Said, uno de los incluidos en esta lista, acusado del asesinato de sus hijas en lo que se consideró un crimen de honor, reseñó El Confidencial.

Ese es precisamente el objetivo de esta lista: ofrecer la máxima información posible de fugitivos "particularmente peligrosos" para que la sociedad pueda ofrecer su ayuda en la localización de los prófugos. Hasta la fecha, 162 de los fugitivos incluidos en la lista han sido detenidos gracias a la participación de la ciudadanía. Sus nombres solo son eliminados de esta lista cuando son detenidos, o cuando, mediante decisión judicial, se desestima el proceso en su contra, pero también si dejan de cumplir los criterios que el FBI establece para ser incluidos en esta lista.

El proceso para estar en la lista de los 'Most Wanted' del FBI no es sencillo: la División de Investigación Criminal, que depende del FBI, solicita a sus 56 departamentos regionales que presenten a sus candidatos; la información de todos ellos es revisada por agentes especiales en esta división, y por la Oficina de Asuntos Públicos, y la selección definitiva se envía a la dirección ejecutiva del FBI para que sea aprobada. Para entrar en esta lista, los sujetos deben tener un importante historial delictivo o ser considerados una particular amenaza para la sociedad, o ambos criterios a la vez; además, se incluyen solo en el caso de que se considere que la publicidad que supone estar incluido en esta lista pueda ayudar a su detención.

Eso sí, la participación ciudadana en la consecución de una detención de cualquiera de los prófugos incluidos en esta lista tiene su recompensa. Y la mínima recompensa es de 100.000 dólares. Pero, desde ahí, todo es posible: en la actualidad, la mayor cuantía que se ofrece por información que lleve a su arresto es de 20 millones de dólares: la persona que está detrás de esta recompensa es Rafael Caro Quintero, uno de los capos de la droga más sanguinarios de la historia, acusado del asesinato del agente de la DEA Enrique Camarena Salazar, historia que fue documentada en la serie 'The Last Narc', de Amazon Prime Video.

En su momento fue más cara la cabeza de Osama bin Laden. El 2 de mayo de 2011, la cara y nombre de Bin Laden desaparecieron de esta lista, tras ser abatido por la CIA en Abbotabad (Pakistán), donde había sido localizado su escondite, en un edificio de tres plantas, vigilado y convertido en un laberinto. El Departamento de Estado estadounidense ofrecía un total de 25 millones de dólares por cualquier información que llevara "directamente" a su arresto o condena, amén de otros dos millones de dólares adicionales ofrecidos por un programa desarrollado y financiado por la Asociación de Pilotos y la Asociación de Transporte Aéreo.

Los 10 fugitivos más buscados del FBI

  • Alexis Flores
  • José Rodolfo Villarreal-Hernández
  • Octavio Juárez-Corro
  • Eugene Palmer
  • Rafael Caro Quintero
  • Bhadreshkumar Chetanbhai Patel
  • Alejandro Rosales Castillo
  • Robert William Fisher
  • Arnoldo Jiménez
  • Jason Derek Brown

Lo cierto es que es una lista, pero no un 'ranking': el FBI no coloca a los fugitivos en función de su peligrosidad ni de ningún otro criterio. Unos entran, y otros salen, y ocupan el puesto del que ha dejado de formar parte del 'top ten'. Estas son las historias que hay detrás de los 10 prófugos más buscados:

Alexis Flores: secuestro y asesinato de una niña

Nacido en Honduras, Alexis Flores se encontraba en Filadelfia casi por accidente, ciudad a la que llegó creyendo que se dirigía a Chicago, en el año 2000. Sin trabajo, ropa ni dinero, se topó con Jorge Contreras, quien le ofreció no solo refugio, sino también un pequeño trabajo en la tienda que regentaba. Alexis Flores era, en aquella historia, Carlos. Si bien se desconoce la historia de cómo Carlos (Alexis Flores) conoció a Iriana de Jesús, de cinco años, esta niña, a la que muchos conocían como Nena, fue vista con vida por última vez jugando frente a su casa, y después caminando con el propio Flores. Esto ocurrió el 29 de julio y, poco después de la desaparición de la pequeña, Carlos también desapareció.

Tal y como recoge 'Inquirer' fue el propio Jorge Contreras el que, días después de la desaparición de Iriana, se acercó a ver de dónde procedía un olor extraño en un apartamento de un edificio de su propiedad: fue allí donde encontró el cuerpo sin vida de la niña. Había sido violada y estrangulada, y Carlos, el principal sospechoso, había desaparecido. Siete años más tarde, se le puso nombre (real) y rostro a la persona que estaban buscando: un extranjero que había sido expulsado del país dos años antes. Alexis Flores había sido detenido en Arizona en 2004 por un delito de falsificación. Se introdujo el ADN de Flores en la base de datos y saltó una coincidencia: su material genético era el mismo que se había encontrado en la escena del crimen de De Jesús. Desde entonces no se sabe nada de él.

José Rodolfo, 'el Gato': asesinato por encargo

A este mexicano se le conoce también por su alias el Gato, y está vinculado con el cártel de los Beltrán Leyva. Su propio padre había sido asesinado por el cártel del Golfo, en una disputa entre clanes del narcotráfico. José Rodolfo Villarreal-Hernández culpó de la muerte de su padre a Juan Jesús Guerreo Chapa, abogado del mismo cártel. En mayo de 2013, Guerrero vivía en Texas (Estados Unidos) de manera legal a cambio de informar a las autoridades estadounidenses; por aquel entonces, el Gato envió a un equipo desde México para localizarlo, cosa que hizo en Southlake.

La noche del 22 de mayo de ese mismo año, dos sicarios localizaron a Guerrero en un coche, en el que viajaba con su esposa, se pararon junto a él y uno de los dos se bajó del automóvil en el que iban para abrir fuego directamente contra Guerrero. La mujer salió ilesa, pero él fue declarado muerto a su llegada al hospital. Precisamente, estos dos sicarios, Jesús Ledezma Cepeda y José Luis Cepeda Cortés, están implicados en la localización de más de una decena de personas que acabaron siendo ejecutadas por los Beltrán Leyva en las zonas de San Pedro y Monterrey, en el estado mexicano de Nuevo León, que comparte frontera con Texas.

Octaviano Juárez: ejecución en un pícnic

El caso en el que está implicado Octaviano Juárez-Corro tuvo lugar el 29 de mayo de 2006: el Día de los Caídos, cientos de personas se juntaron en un parque a orillas del lago Míchigan en Milwaukee. Juárez-Corro, según las autoridades estadounidenses, asistió a un pícnic para, presuntamente, exigir a su exmujer que le permitiera ver a su hija, pero la mujer se negó. En ese momento, Juárez-Corro sacó un arma y disparó contra la familia, provocando la muerte de dos personas e hiriendo a otras tres. Según el comunicado emitido por el FBI en el momento de la inclusión de su nombre en la lista de los más buscados, abandonó el parque después del tiroteo, y está fugado desde entonces. Las autoridades creen que podría encontrarse en Wisconsin, California o México, y advierten de que puede estar armado y resultar peligroso.

​Eugene Palmer, el fugitivo de más edad

Con 82 años, Eugene Palmer es el prófugo más longevo de la lista de los 10 más buscados por el FBI, en la que fue incluido siete años después del crimen que se le atribuye. En 2012, Tammy Palmer, mujer de uno de los hijos de Eugene, fue objeto de disparos con una escopeta por parte de su suegro cuando regresaba a su casa de dejar a sus hijos en el autobús escolar. Él consiguió huir, y más tarde se encontró la furgoneta en la que lo había hecho, aunque nunca lo encontraron a él. Las autoridades consideran que podría estar escondido bajo el paraguas de algún familiar; o bien en Nueva York, o bien en Florida.

La hermana de Palmer, Elaine Babcock, aseguró que su hermano había buscado protección legal contra su nuera después del tiroteo después de que ella presuntamente lo atacara, que poco después del ataque fue a su casa, confesó el asesinato y se marchó, tal y como relató a 'The Journal News', un periódico de la región de Westchester, Rockland y Putnam (Nueva York). "Dijo: 'Disparé a Tammy, ya he tenido suficiente, dame una hora para escapar antes de llamar a la policía y hacer lo que tengas que hacer'", relató la hermana de Palmer.

En septiembre de 2021, de hecho, se llevó a cabo una redada en la vivienda de su nieta, ubicada en la localidad de Warwick, en el estado de Nueva York, según pudo confirmar la NBC. "Me esposaron a mí y a mis hijos, allanaron mi casa, rompieron mis muebles... Apuntaron con armas a mi hijo de siete años", escribió Jamie Lynn Rose, nieta de Palmer, en su perfil de Facebook. Desde entonces, no ha sido visto en ningún lugar y, aunque algunos creen que murió en la huida, otros creen que todavía está vivo. Lo cierto es que no se han encontrado ni sus restos ni a su persona, y llevan años especulando sobre su paradero.

​Rafael Caro Quintero, 20 millones por su cabeza

Es el más valioso de los más buscados, a raíz de su papel en el cártel de Sinaloa. Amasó una gran fortuna al convertirse en uno de los primeros narcotraficantes en enviar droga a gran escala a Estados Unidos, y en 1985 se le relacionó con el secuestro y asesinato de un agente de la DEA, 'Kiki' Camarena, perpetrado en febrero de aquel año. Camarena y el piloto Alfredo Zavala fueron secuestrados el 7 de febrero en Jalisco; sus cadáveres fueron localizados un mes más tarde en un rancho de Michoacán, con señales de tortura. Las autoridades consideran que la ejecución fue una represalia por el decomiso de un rancho en el que se plantaba marihuana, propiedad de Caro Quintero.

Con 32 años, 100.000 millones de pesos y más de una treintena de propiedades por todo México, fue detenido en 1985; cuatro años más tarde, fue condenado a 199 años de prisión —aunque la legislación mexicana solo le permitía estar en la cárcel un máximo de 40—, pero en 2013 un juez le concedió el amparo, al considerar que por la muerte de 'Kiki' Camarena tenía que haber sido juzgado a nivel local y no federal, dado que no era un agente diplomático ni consular. En una entrevista concedida en 2016 a 'Proceso', desde un lugar clandestino, Caro Quintero aseguró que él no había matado a Camarena, sino que estaba "en el lugar equivocado". No obstante, Estados Unidos sigue tras él y hace apenas unos meses ordenó que se confiscaran algunas de sus propiedades. Tras la publicación de los denominados Papeles de Panamá, se supo que Mossack Fonseca había creado una compañía 'offshore' a la que pertenecía una de las propiedades confiscadas durante su arresto en México.

Patel, el asesino del Dunkin' Donuts

Añadido en 2017 a la lista de los 10 más buscados, este indio-americano está acusado de asesinar a su esposa mientras trabajaban juntos en un Dunkin' Donuts de Hanover, al suroeste de Baltimore. La policía sostiene que Bhadreshkumar Chetanbhai Patel, tras una discusión, apuñaló a su mujer varias veces con un cuchillo de cocina, sin que hubiera clientes ni otros empleados en el establecimiento en ese momento. "La escena del crimen era muy gráfica y brutal", aseguró a la CBS el policía del condado de Anne Arundel, en Maryland, TJ Smith. La investigación apunta a que Patel volvió a su casa, recogió su pasaporte indio, cogió un taxi y se fue a un hotel muy próximo al aeropuerto de Newark, en Nueva Jersey, aunque el FBI cree que nunca llegó a embarcar en ningún avión.

La última vez que Patel fue visto estaba en la estación de tren de Penn, en Newark, pero desde entonces se le ha perdido el rastro. Todo eso ocurrió en abril de 2015; según la cadena estadounidense, en marzo del mismo año expiraba su visado. Además del cargo por el asesinato de su mujer, se enfrenta a otro cargo federal por fugarse para evitar su procesamiento judicial.

​Alejandro Rosales Castillo, el más joven de la lista

Con solo 23 años en la actualidad, Álex Rosales Castillo, nacido en Arizona, tenía solo 18 años cuando, tal y como se le acusa, asesinó a Truc Quan 'Sandy' Ly Le. El cuerpo de la joven, de 23 años, fue hallado en un bosque en agosto de 2016, con un disparo en la cabeza. Su coche había sido encontrado dos días antes en una estación de autobuses en Phoenix (Arizona). La misma noche en que se encontró el cuerpo de Le, Rosales Castillo y otra persona fueron vistas cruzando la frontera hacia México, desde el paso de Nogales, tal y como se puede ver en las cámaras de videovigilancia de la zona. La persona que lo acompañaba era Ahmia Feaster, que por aquel entonces tenía 20 años, quien se entregó voluntariamente a las autoridades en Aguas Calientes, para luego ser extraditada a Carolina del Norte, donde fue acusada de complicidad en el asesinato de 'Sandy' Le y de robo, al haberse llevado el vehículo de la víctima.

En marzo de 2017, las autoridades detuvieron a un tercer sospechoso, Humberto Ulloa Esteban, de 18 años en el momento de su detención. Según las autoridades, tanto Ulloa como Castillo y Feaster habían trabajado juntos en una cadena de restaurantes de comida estadounidense y griega, Showmars, donde también trabajaba la víctima. La víctima fue la primera en desaparecer, pero Castillo y Feaster lo hicieron el día después, por lo que la policía consideró "sospechoso" el último movimiento. Poco después descubrieron que Castillo y Feaster habían cruzado la frontera hacia México. Las autoridades creen que la muerte de 'Sandy' Le fue una cuestión de dinero: que no quiso hacer un préstamo a Rosales Castillo.

Robert William Fisher: asesinato de toda una familia

"Es un caso difícil porque es un solitario": así explicaba el agente especial Robert Caldwell la historia de Rober William Fisher, buscado desde hace más de 20 años por el asesinato de toda su familia en Scottsdale (Arizona). El 10 de abril de 2001, las autoridades encontraron los cuerpos de su esposa, Mary (38 años), su hijo Robert Jr. (10) y su hija Britney (3) entre los escombros de su casa recién incendiada, aunque los tres tenían la garganta cortada y la madre de los niños, además, un disparo en la cabeza. La hipótesis era que el incendio había sido provocado, desconectando la línea de gas natural. En aquel momento, Fisher tenía 40 años y había sido visto por última vez la víspera en la que tuvieron lugar los hechos.

Días después, las autoridades encontraron la camioneta de Fisher, abandonada, y a su perro a unos 150 kilómetros de Phoenix, cerca de la ciudad de Young, y consideraron que el prófugo podría estar escondido en una serie de cuevas, por lo que se llevó a cabo una profusa búsqueda en las montañas. La razón por la que se consideró esta posibilidad es que Fisher era un 'survivalist' —de un movimiento social en el que la gente se prepara de manera activa para posibles emergencias—, así como un excelente cazador y pescador. La última foto conocida de Fisher es de 1999, aunque hay que tener en cuenta que en la actualidad tiene 60 años. Eso sí, el FBI cree que todavía está vivo, "en algún lugar", y que cualquier información que lo conduzca a su detención será seguida, "tanto dentro como fuera del país".

Arnoldo Jiménez: muerte después de una boda

En 2006, la policía estaba llevando a cabo una redada por narcotráfico que acabó con la detención de Humberto Jiménez en una vivienda de Chicago. Durante la redada, encontraron un Maserati negro, que pertenecía al hermano del detenido, Arnoldo, y en el que había sangre de la mujer de este, Estrella Carrera. Carrera y Jiménez se casaron el 10 de mayo y, al día siguiente, encontraron el cuerpo sin vida de Estrella, apuñalada, aún con el vestido plateado que había usado para la fiesta después del matrimonio, tras iniciar una búsqueda al no haber ido la mujer a recoger a sus hijos, de entonces dos y ocho años.

Las autoridades creen que Arnoldo mató a Estrella en el coche y luego la trasladó a la bañera de su apartamento en Burbank (Illinois). Jiménez, nacido en Texas, podría haber escapado a Durango o a Reynosa, en Tamaulipas (México), aunque también había vivido previamente en Chicago.

Jason Derek Brown: robo a mano armada en el cine

El 29 de noviembre de 2004, un hombre asaltó al guardia de seguridad de un coche blindado que trasladaba la recaudación del fin de semana de un cine en Phoenix (Arizona); el guardia no tuvo tiempo de defenderse, recibió cinco disparos y el agresor huyó con más de 50.000 dólares en bicicleta. Las huellas dactilares recogidas en la escena relacionaron este suceso directamente con Jason Dereck Brown, nacido en California en 1969.

El FBI asegura que Brown habla francés con fluidez —era miembro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y había completado su misión mormona en París—, tiene estudios en negocios internacionales y es un ávido golfista, esquiador y motociclista. Según las autoridades, es un hombre al que le gusta ser el centro de atención y ha sido conocido por frecuentar clubes nocturnos donde mostraba su flota de coches de lujo, barcos y otras propiedades. Además, por sus vínculos en el pasado con Francia y México, no descartan que haya podido salir del país.

Publicar un comentario

0 Comentarios