HABLE.SE

HABLE.SE

Amnistía Internacional pide en España condena a la explotación laboral en la construcción de estadios del Mundial de Qatar 2022


Activistas de Amnistía Internacional se concentraron el viernes 5 de noviembre frente a la sede de la Federación Española de Fútbol para recordar a los trabajadores fallecidos "debido a las condiciones inhumanas en las que se han construido los estadios del próximo Mundial" de Qatar 2022, reseñó Fermín de la Calle en El Confidencial.

La iniciativa ha coincidido con motivo del anuncio de los convocados por Luis Enrique para los partidos contra Grecia y Suecia los días 11 y 14 de noviembre, respectivamente. Amnistía Internacional ha entregado en la Federación Española de Fútbol una de las camisetas de "la otra lista", la de los fallecidos, acompañada de un brazalete de capitán con el lema 'Qatar 2022: Derechos Humanos', y una carta dirigida a su presidente, Luis Rubiales, en la que solicita que la Selección española tenga un gesto público en defensa de los derechos laborales de miles de personas que trabajan alrededor de la organización de la Copa del Mundo de Qatar en 2022.

El director de Amnistía Internacional en España, Esteban Beltrán, ha lamentado que “desde hace un año nos hemos dirigido en tres ocasiones al presidente Rubiales para trasladarle la situación que han vivido quienes han construido los estadios donde puede jugar España el próximo Mundial. Hasta ahora no hemos tenido respuesta, pero confiamos en que, en los próximos partidos, la Federación Española tenga algún gesto público que nos haga ver que sí le importan los derechos humanos y los miles de vidas que se han perdido durante estos años en Qatar”.

El pasado mes de agosto, Amnistía Internacional denunció en su informe 'En lo mejor de su vida' que Qatar no ha investigado la muerte de miles de personas trabajadoras migrantes ocurridas en la última década. Las autoridades de este país atribuyen estas defunciones de manera imprecisa a “causas naturales”, a pesar de que todos los indicios apuntan a las largas jornadas de trabajo en un clima tan extremo como el de este país. Además, se apuntaba en el informe que el hecho de que no se investigue la causa de estos fallecimientos hace que las familias que dependían de las remesas de estos trabajadores migrantes, procedentes en su mayoría de India, Nepal y Bangladesh, sigan sin conocer el motivo real de la muerte de sus familiares ni tengan posibilidad de recibir ninguna indemnización.

El diario británico 'The Guardian' cifraba, en una investigación propia, en 6.500 las personas que habrían perdido la vida en la construcción de las instalaciones del próximo Mundial. Mientras, la única cifra que ha ofrecido el Gobierno catarí, a través del Comité Supremo de Gestión y Patrimonio, sostiene que desde 2015 han fallecido 35 trabajadores en proyectos de la Copa Mundial supervisados por el propio comité, pero se desentiende de los fallecidos en el resto de la construcción de la infraestructura para el Mundial.

Siga leyendo en El Confidencial

Publicar un comentario

0 Comentarios