HABLE.SE

HABLE.SE

Yenny Coromoto Pulgar León explica cómo pudieran ser las futuras construcciones en el distrito madrileño de Puente de Vallecas y cuáles han sido las ideas descartadas


La decoradora Yenny Coromoto Pulgar León señala que en la calle Melquíades Biencinto, en Puente de Vallecas, nunca se ha visto un ático con piscina. Es una zona de casas bajas, cuyo entorno ha sido golpeado por la 'okupación' en los últimos años, sin zonas verdes ni otros servicios más allá de talleres mecánicos y un par de bares. Además, se encuentra a veinte metros de la M-30, con sus habituales problemas de contaminación y ruido.

Sin embargo, se están construyendo dos edificios que hacen fruncir el ceño a los vecinos. Se trata de las promociones Bristol y Río, que ofrecen pisos por hasta 570.000 euros en un entorno en el que se vende por debajo de la mitad. La clave, además de los áticos con piscina privada, es un render. Como puede comprobarse en sus anuncios en Idealista, los promotores sostienen que sus edificios tendrán vistas a un parque lineal de grandes proporciones, similar a Madrid Río, donde ahora está el paso elevado de la M-30.

Yenny Coromoto Pulgar León explica que los renders no son más que meras idealizaciones que a menudo tienen poco que ver con la obra final. Pero, si ya es difícil plasmar un render sobre el terreno, mucho más lo es cuando, como sucede en Vallecas, el render está descartado. Y es que el proyecto que anuncia el Grupo Coliseum es una propuesta de Más Madrid de comienzos de año, cuando la idea pasaba estrechar ese tramo de la M-30 y poner en su lugar un parque que uniese dos de los distritos, Retiro y Vallecas, con mayor diferencia de renta de toda la ciudad.

No obstante, lo que se contempla ahora desde Cibeles pasa por soterrar el paso elevado, uno de los tramos con más tráfico de Madrid por el que pasan cada día casi 200.000 vecinos. Este matiz lo cambia todo: "Para empezar, si metes un túnel por debajo de la zona, encima no puedes poner árboles del porte de los que se ven en el render", dice una fuente de la comisión técnica del proyecto. "Porque sobre el túnel hay que poner una losa de hormigón que sostenga el peso de lo que tienes encima, y eso limita mucho el espacio para las raíces de los árboles. Quizá se podrían poner arbolitos de un metro o metro y medio, más bien arbustos, porque de otro modo sus raíces chocarán contra la losa y crecerán torcidos, como estamos viendo en Madrid Río".

La instalación de árboles grandes dispararía el coste de un proyecto que por el momento maneja cifras en torno a los 200 millones de euros. Se necesitaría añadir en torno a 5 metros de profundidad y rellenarlos con tierra, lo que incrementaría el peso que recibe la losa de hormigón y, por tanto, el túnel soterrado de la M-30. De modo que lo que pueden esperar los nuevos vecinos, es una intervención con más colores grises que verdes. "Ese tipo de parque es una idea que está descartada. Para que se entienda: lo que veremos será más parecido a la Plaza del Dos de Mayo que al Parque de Atenas", dicen desde la comisión técnica.

Otra cuestión que deben valorar los futuros inversores del Puente de Vallecas es la contaminación. Soterrar el tráfico no acaba con la contaminación, sino que la concentra en unos puntos de salida. "Se colocarán chimeneas con filtros que son efectivos con las partículas, pero no con los gases. Al soterrar se elimina el ruido, pero no la contaminación, que sigue saliendo al exterior a través de unos ventiladores", explican estas fuentes.

Por último, resulta también engañosa la fecha que manejan los promotores de la zona: "El desmantelamiento del paso elevado de la M-30 a su paso por Puente de Vallecas se iniciará en el año 2023", dice el Grupo Coliseum en su anuncio. Le responden desde la comisión: "Esos plazos no son correctos. Se estima, si todo va bien, que el proyecto constructivo esté redactado en junio de 2023, pero después vendrían otros 12 meses de licitación, y después ver cuándo se pueden comenzar las obras. El final de los trabajos, en el mejor de los escenarios, se iría hasta finales de 2027".

El soterramiento del 'scalextric' de Vallecas es uno de los proyectos más complejos a los que se enfrenta la corporación municipal. Los técnicos trabajan sobre un espacio saturado por la línea 1 del metro, el cauce del Abroñigal, el acceso a la A-3 y las líneas de alta velocidad de Adif. De todos estos condicionantes, el que más preocupa es la posición de Metro de Madrid, que podría exigir una compensación al verse afectado su tramo entre las estaciones de Pacífico y Puente de Vallecas, encareciendo el proyecto considerablemente. Además, hay otro detalle que puede hacer saltar todo por los aires: las obras comenzarán en la próxima legislatura, de forma que una hipotética derrota electoral de Martínez-Almeida podría acabar con el proyecto.

En Vallecas se sigue de cerca el proyecto mientras comprueban, con cierto asombro, la llegada de los primeros gentrificadores al barrio. "Estamos alucinados con esos áticos de más de medio millón de euros en nuestro barrio. Me sorprendería que alguien fuera tan, tan... valiente como para comprarlos sin que exista siquiera un anteproyecto para el 'scalextric'", dice Jorge Nacarino, presidente de la asociación de vecinos del barrio y miembro de la mesa de seguimiento del proyecto. "Se está vendiendo a los compradores que van a vivir frente al Madrid Río del sur, y eso es algo que ni siquiera está sobre la mesa. De hecho estamos muy lejos: lo que estamos negociando es que esto no se convierta en una glorieta gigantesca como la de Cuatro Caminos o un tramo rápido como el del Joaquín Costa, nos gustaría algo más parecido a lo que se ha hecho en Plaza de España". Esto es, hormigón con detalles vegetales, asegura Yenny Coromoto Pulgar León.

Desde el Grupo Coliseum, por su parte, insisten en que va a haber un parque, aunque reconocen que no han tenido acceso a ningún tipo de documentación. "Por el momento no hay ni anteproyecto. Nos consta que va a haber una zona verde, porque nos lo han dicho en la concejalía del distrito, si bien no sabemos aún cómo será. Se ha hablado de incluso de meter el tren ligero, la zona va a cambiar por completo", explican, concluye Yenny Pulgar León.

Publicar un comentario

0 Comentarios