HABLE.SE

HABLE.SE

Por el delito de fraude detienen en Texas al empresario Juan Carlos Martínez Cecias, anterior dueño de Generales de Durango, equipo de béisbol mexicano ahora propiedad del venezolano Carlos Lazo Reyes


El 6 de diciembre fue detenido en San Antonio, Texas, Juan Carlos Martínez Cecias Rodríguez, exdueño del equipo de la Liga Mexicana de Beisbol, Generales de Durango, esto por existir cargos penales por una presunta participación en un plan de fraude por 30 millones de dólares.

El también político nacido en la ciudad de México, adquirió a los Generales de Durango en 2019 y estuvo al frente del equipo hasta agosto de 2021. En su presentación (2019) aseguró que la franquicia no se movería de esa ciudad, terminando esa campaña con un récord global de 47-72, quedándose fuera de la fiesta de playoffs.

Para 2020, el equipo de Durango como el resto de los equipos LMB tuvieron que cancelar la temporada debido a la pandemia. En 2021, la franquicia regresó a los diamantes y terminó el calendario con un récord de 20-45, para estar en el sótano de la Zona Sur. 

Justo en pleno desarrollo de la campaña 2021 (agosto), la Liga Mexicana de Beisbol anunció por medio de un comunicado que se había autorizado el cambio de propietario para la franquicia, en la que Juan Carlos Martínez salía para que llegara el empresario venezolano Carlos Lazo Reyes.

Carlos Lazo Reyes

Fue en 2017 cuando el beisbol de verano regresó a Durango, después de que tuviera una ausencia de 40 años, y se concretó el cambio cuando se mudó la franquicia de Delfines de Ciudad del Carmen.

El fraude

El empresario mexicano y ex candidato a la gubernatura de Querétaro por el partido Fuerza por México (FxM), Juan Carlos Martínez Cecias Rodríguez, fue arrestado el pasado 6 de diciembre en San Antonio, Texas, Estados Unidos, por cargos penales relacionados con su presunta participación en un plan de fraude por USD 30 millones, reseñó Infobae.

De acuerdo con las autoridades, Martínez Cecias Rodríguez, de 51 años, tiene varios emprendimientos comerciales, pues es propietario de Mobile Coatings Management (MCM) y copropietario y presidente de Uberwurx, que opera como RhinoPro Truck Outfitters, una empresa de accesorios para camiones y revestimientos de caja que se rocían en aerosol; sin embargo, destaca su participación en las elecciones pasadas, donde perdió los comicios para el cargo de gobernador de Querétaro.

El empresario mexicano fue acusado en San Antonio por una empresa comercial que involucró a Karina Hernández, de 41 años, quien enfrentaba cargos de fraude en otro caso.

Las autoridades indicaron que Hernández es copropietaria de Texas Franchise and Business Consulting (TFBC), empresa que dirige y comercializa principalmente a ciudadanos mexicanos interesados en iniciar negocios en Texas.

Según detallaron los fiscales, ambos empresarios fueron arrestados esta semana luego de que Martínez se promocionó a sí mismo y a Uberwurx como un mecanismo para que los inversionistas obtengan visas E-2 para ingresar legalmente a los Estados Unidos, documento reservado para empresarios extranjeros que les permite trabajar dentro del país.

Sin embargo, Martínez trabajó con Hernández para comercializar y vender la franquicia Uberwurx a inversionistas nacionales mexicanos, pero no pudo realizar muchos pagos garantizados a los empresarios.

“La empresa de Martínez, MCM, administraba las franquicias de Uberwurx en lugar de que los inversores lo hicieran en violación de los requisitos de la visa E-2. Martínez ordenó a los inversionistas que omitieran en sus solicitudes de visa el hecho de que MCM administraba las franquicias”, explicó el Departamento de Justicia de Texas.

El Departamento declaró que Martínez y Hernández perpetraron este esquema en el que al menos 120 inversionistas diferentes entre enero de 2017 y diciembre de 2021, con una pérdida de más de USD 30 millones.

Asimismo, informó que los empresarios están acusados de un cargo de conspiración para cometer fraude electrónico, cuatro cargos de fraude electrónico y cuatro cargos por alentar e inducir la inmigración ilegal para beneficio privado.

Por su parte, Karina Hernández fue acusada en abril por supuestamente estafar a ocho inversionistas mexicanos para que contribuyeran con más de USD 1 millón a una cadena de restaurantes mexicanos llamada “Las Quesadillas”.

En caso de ser condenados, Juan Carlos Martínez y Karina Hernández podrían enfrentar hasta 20 años de prisión, cada uno, por los cargos de fraude electrónico y hasta 10 años de prisión por los cargos de inmigración ilegal.

La fiscal federal Ashley C. Hoff, del distrito occidental de Texas, y el agente especial a cargo del FBI, Christopher Combs, anunciaron que un juez de un tribunal de distrito federal determinará cualquier sentencia después de considerar las Pautas de Sentencia de EEUU y otros factores estatutarios.

“El FBI está investigando el caso. La fiscal federal adjunta Daphne Newaz está procesando el caso”, concluyó la Oficina del Fiscal.

Publicar un comentario

0 Comentarios