HABLE.SE

HABLE.SE

Desarticulan red asentada en Francia que operaba en España falsificando pasaportes Covid y pruebas PCR para famosos y delincuentes


Existen cientos de grupos en la aplicación de mensajería Telegram formados por negacionistas y antivacunas en los que comparten sus opiniones e ideas. Muchas organizaciones criminales ofrecen sus servicios en ese entorno pseudoprivado. Hablamos, por ejemplo, de certificados de vacunas falsos, pruebas PCR negativas o positivas a gusto del consumidor, pasaportes covid, etc.

En el 80% de los casos, se trata de estafas. El cliente paga por adelantado un servicio que nunca acaba recibiendo. Pero el 20% son reales. Una de estas organizaciones que sí conseguía lo que prometía es la que ha desarticulado la Brigada de Información de la Jefatura Superior de Madrid en lo que se ha convertido en una operación de enorme calado, reseñó Nacho Abad en El Confidencial.

Los detenidos son siete integrantes de una red que falsificaba pasaportes covid y PCR a famosos y delincuentes, con 1.600 personas investigadas por recurrir a sus servicios. La organización criminal estaba asentada en Francia. La Policía española los ha identificado con nombres, apellidos y números de cuentas bancarias y ha entregado la información a las autoridades galas.

Había dos tipos de clientes. Un grupo que estaba formado por narcotraficantes, aluniceros, ladrones y criminales de distinto pelaje. A estos se les ofrecía inscribirlos en el Registro Nacional de Vacunados como personas que habían recibido dos o tres dosis a cambio de unos 250 euros.

Este precio rebajado se debía a que el líder de la organización en España formaba parte de este entorno. De hecho, de los siete detenidos es el único que tiene antecedentes por delitos similares. Los otros seis nunca habían tenido problemas con la Policía. Entre ellos hay algún sanitario y hasta un piloto de avión.

El segundo grupo de clientes lo formaban gente normal, pero sobre todo iba dirigida a empresarios, famosos y gente pudiente. El cantante Omar Montes es uno de ellos. Hay también conocidos condenados, como A. M. C., conocida como la reina de la coca en España, que llegó a vender en un año 100 kilos de esta droga y ha sido detenida varias veces, la última vez en 2014.

Otro de los investigados es S. R. G., conocido como Moli, que trabaja con aluniceros como especialista en cajas fuertes. Este hombre cumplió condena por homicidio imprudente al atropellar a una persona, en el distrito madrileño de Arganzuela, que murió en el hospital.

También hay algún actor famoso y conocidos de última generación. A estos les cobraban entre 600 y 1.000 euros por inscribirles en el Registro Nacional de Vacunados. ¿Cómo lo hacían? Compraban a algunos sanitarios para que con sus claves inscribieran a los clientes a cambio de dinero, pero en la mayoría de los casos lo hicieron con unas claves robadas a una sanitaria sin que ella lo supiera.

Esas claves han servido para inscribir a más de 1.600 personas en el Registro Nacional de Vacunados de forma fraudulenta. En las próximas semanas, irán llamando a declarar a todos los que han encargado que les inscribiesen en el registro como responsables de un delito de falsificación en documento público que está penado entre los seis meses y los tres años de prisión.

Entre los arrestados hay cinco hombres y dos mujeres. Una de ellas es argentina de 38 años y otra española de 30, a la que también se le imputan revelación de secretos y acceso ilegal a base de datos, ya que es enfermera. Esta joven, que fue captada por la red, era quien introducía en el registro a quienes requerían las certificaciones falsas.

Todos los hombres arrestados son españoles, de 59, 51, 46, 37 y 31 años. El de 37 años tiene 18 antecedentes; entre ellos, uno por un homicidio. La investigación sobre esta red comenzó a principios de enero cuando los agentes detectaron anuncios que ofrecían tanto pruebas PCR falsas como pasaportes covid falsificados en grupos de carácter negacionista de una aplicación de mensajería instantánea.

Integrantes de grupos criminales o intermediarios de estos se introdujeron en estos grupos para garantizar un "pase de salud" a personas que no estuvieran vacunadas.

Siga leyendo en El Confidencial

Publicar un comentario

0 Comentarios