HABLE.SE

HABLE.SE

Fotografías de Iñaki Urdangarin, esposo de la infanta Cristina, paseando de la mano en Francia con otra mujer, causan revuelo en España


El esposo de la infanta Cristina, Iñaki Urdangarin, fue fotografiado paseando de la mano con otra mujer. La hermana del rey Felipe de España se encuentra en Suiza, donde reside.

La imagen de un matrimonio feliz y una familia unida que siempre han tratado de dar, frente a los grandes obstáculos e infidelidades (por parte de él) que han pasado, se ha desmoronado al ver las fotografías que publica la revista 'Lecturas' en las que se ve al yerno del rey Juan Carlos, pasear de la mano de una chica rubia más joven que él por una playa cercana a Bidart (Francia). La mujer se llama Ainhoa Armentia Acedo, una compañera del despacho de abogados Imaz & Asociados de Vitoria en el que trabaja el cuñado del Rey Felipe VI de España.

Ainhoa Armentia Acedo

Las fotos, según explica la revista Lecturas, fueron tomadas el pasado 11 de enero en la localidad vascofrancesa de Bidart, donde pasa los veranos la familia Urdangarin.

Al parecer, el marido de la infanta Cristina no quiso esconderse ya que la imagen fue tomada en un lugar público frecuentado por su esposa y sus hijos y la prensa.

Aunque ha sorprendido a muchos, su hijo Pablo Urdangarin contestaba a las preguntas de un periodista de Europa Press normalizando la situación, reseñó Diario Las Américas.

“Prefiero no decir nada porque es un tema familiar. Son cosas que pasan y lo hablaremos entre nosotros y ya está”, dijo el joven.

A la pregunta sobre si había tenido oportunidad de hablar con su padre, el segundo hijo de la infanta Cristina sentenció: “Sí, todo bien, la verdad. Todos estamos tranquilos y todos nos vamos a querer igual. No hace falta nada más”. Además, añadió que aunque no había hablado con su madre, que “la llamaría” y que todos están “contentos y nada va a cambiar”.

La relación de la infanta Cristina de Borbón e Iñaki Urdangarin comenzó en julio de 1996, durante la celebración de los Juegos Olímpicos de Atlanta, donde él participaba como jugador de balonmano de la selección española. Un año más tarde se casaron en la catedral de Barcelona. La pareja tuvo cuatro hijos: tres chicos (Juan, Pablo y Miguel) y una chica, Irene. Durante años, ella trabajó en la Fundación La Caixa, él había fundado junto a Diego Torres el instituto Nóos, empresa dedicada a organizar eventos deportivos y a prestar consultoría a otras empresas.

En 2011 a raíz de la investigación del caso Palma Arena se inició otra al instituto Nóos. Dos años después, en plena investigación por tráfico de influencias, fraude fiscal, malversación y prevaricación, con el argumento de un traslado laboral de la infanta, pero con la intención de proteger a sus hijos del escándalo, la familia se mudó a vivir a Ginebra. La infanta Cristina, a pesar de que fue imputada en 2014 en el caso Nóos, siempre declaró no saber nada de las actividades delictivas de su esposo y se enfrentó a los consejos del entonces rey Juan Carlos I que pretendía desvincularla de Urdangarin para así proteger a la familia real. Urdangarin fue condenado a cinco años de prisión en 2017.

Durante este tiempo los entonces Duques de Palma (el ducado les fue retirado por el rey Felipe) siempre permanecieron unidos. Superaron la investigación, los juicios, la presión del rey emérito, la venta de su casa de Pedralbes, el borrado de Iñaki Urdangarin de la página de la Casa Real, la cárcel y el distanciamiento de su hermano, que supuso también, y hasta ahora, la desaparición de Cristina de actos públicos y oficiales.

Publicar un comentario

0 Comentarios