HABLE.SE

HABLE.SE

Extesorero venezolano Alejandro José Andrade Cedeño es liberado en Estados Unidos tras ser sentenciado por blanquear dinero de sobornos y recibir una reducción de condena


Alejandro José Andrade Cedeño, un exfuncionario del Tesoro venezolano condenado en 2018 por aceptar más de mil millones de dólares en sobornos fue liberado el miércoles de una prisión estadounidense, dijeron las autoridades federales.

En octubre, la sentencia de diez años de Alejandro Andrade Cedeño se redujo a 42 meses por cooperar con el Departamento de Justicia de los Estados Unidos.

El hombre de 57 años, amigo y exguardaespaldas del fallecido presidente venezolano Hugo Chávez, fue jefe de la Oficina del Tesoro Nacional (ONT) de Venezuela entre 2007 y 2010, reseñó la AFP.

Admitió ante los funcionarios estadounidenses que, a cambio de sobornos, incluidos dinero en efectivo, aviones privados, yates y caballos de carrera, ayudó a los coconspiradores a obtener contratos para realizar transacciones de cambio de moneda extranjera a tasas favorables.

Luego de dejar el cargo, se mudó a la ciudad de Wellington, Florida, donde permaneció hasta su condena.

En febrero de 2019, fue encarcelado en la Prisión Federal de Loretto en Pensilvania.

Su liberación el miércoles fue anunciada por la Oficina Federal de Prisiones de Estados Unidos.

Las autoridades estadounidenses en Miami ahora tienen como objetivo a un empresario colombiano llamado Alex Saab, a quien acusan de ser testaferro de negocios turbios para el gobierno del sucesor de Chávez, Nicolás Maduro.

Saab, de nacionalidad colombiana, y su socio comercial Álvaro Pulido están acusados ​​en Estados Unidos de dirigir una red que explotaba la ayuda alimentaria destinada a Venezuela, una nación rica en petróleo sumida en una aguda crisis económica.

Según documentos judiciales desclasificados el miércoles, Saab se convirtió en informante confidencial de la Administración de Control de Drogas (DEA) de EE. UU. durante un año a partir de 2018, aunque él niega la afirmación.

Un juez estadounidense desestimó la mayoría de los cargos en su contra, pero aún enfrenta un cargo de conspiración para cometer lavado de dinero, que podría acarrear una pena de prisión de 20 años.

Publicar un comentario

0 Comentarios