HABLE.SE

HABLE.SE

Cómo el venezolano Nervis Gerardo Villalobos Cárdenas se convirtió en millonario gracias a una trama intercontinental de sobornos


Nervis Gerardo Villalobos Cárdenas es ingeniero Eléctrico egresado de la Universidad del Zulia. Trabajó en Enelven, donde alcanzó cargos gerenciales. Fue director general de Energía del Ministerio de Energía y Minas durante la gestión de Alí Rodríguez Araque. Luego, al llegar al Ministerio Rafael Ramírez, pasó a ocupar el viceministerio de Energía Eléctrica, donde se encargó de planes de incremento de la generación eléctrica, como el de La Vueltosa (Mérida y Táchira). Fue denunciado por irregularidades en ése y otros proyectos eléctricos. El 15 de marzo de 2015 el diario español El Mundo lo incluyó en un grupo de altos jerarcas del gobierno venezolano con cuentas en el Banco de Madrid y Banco Privado de Andorra, ahorros en dólares que serían producto del pago de comisiones. Según la nota, una de esas cuantiosas comisiones fue pagada por la compañía española Duro Felguera.

Según la web Prensa América, “Duro Felguera dio 50 millones a un chavista por asesorarle“, se lee en la primera plana del diario español El Mundo el 20 de marzo de 2015. La noticia se refiere al caso de venezolanos señalados por lavado de dinero en un informe de la unidad española antiblanqueo. Uno de ellos es el chavista aludido en el titular: Nervis Gerardo Villalobos Cárdenas, un ingeniero eléctrico egresado de la Universidad del Zulia, con amplia experiencia gerencial en la administración del servicio eléctrico nacional.

Trabajó en la empresa estatal Energía Eléctrica de Venezuela (Enelven), donde alcanzó cargos gerenciales. Más adelante, se desempeñó como director general de Energía del Ministerio de Energía y Minas durante la gestión de Alí Rodríguez Araque. Y después, cuando la cartera fue asumida por Rafael Ramírez, Villalobos pasó a ocupar el Viceministerio de Energía Eléctrica. Fue un hombre de confianza en el despacho de Ramírez: en varias oportunidades -septiembre de 2002, junio de 2003, marzo, abril, junio, agosto y diciembre de 2005, y enero de 2006- fue nombrado Encargado del Ministerio de Energía y Minas durante la ausencia del titular.

Desde 2009 dirige, con 50% de las acciones, la empresa Ingeniería Gestión Proyectos Energía, C. A., que ofrece servicios de ingeniería eléctrica y figura en el Registro Nacional de Contratistas con dos contratos de asesoría para la compañía Logistica LogsCargo, C.A., que a su vez presta servicios de transporte y almacenaje para la empresa estatal Electricidad de Caracas. La otra mitad del paquete accionario de la compañía le corresponde a su esposa, Milagros Torres Morán, quien también figura como directora.

Su paso por la administración pública dejó una estela de denuncias. En 2003 la Consultoría Jurídica de la Fundación para el Desarrollo del Servicio Eléctrico (Fundelec) identificó una serie de irregularidades -evidencias de hechos de corrupción, defraudación, simulación y otros delitos- en la ejecución de ocho mil millones de bolívares por parte del Ministerio de Energía y Minas en el marco de un contrato para una campaña de concientización del ahorro energético, que sería transmitida en varios canales de televisión. Los abogados de la consultoría de Fundelec afirmaron que Villalobos, entonces director general de Energía del ministerio, quien suscribió los contratos con las televisoras, carecía de atribuciones para adquirir dichos compromisos contractuales. “El ministro sólo lo autorizó para hacer contactos con las televisoras, no para suscribir acuerdos”, señaló el reporte. Por este caso, el también viceministro de Energía fue sometido a una investigación por parte de la Contraloría General de la República y el Ministerio Público.

En 2007 el fallecido diputado Luis Tascón lo denunció como el responsable de contratar empresas que incurrieron en malversación de fondos en la construcción de la central eléctrica Fabricio Ojeda, conocida como La Vueltosa, ubicada en el estado Mérida, una obra destinada a solventar los problemas de generación eléctrica en la región andina del país. Tascón se refirió a una presunta estafa de 60 millones de dólares en aquel proyecto. “Es el responsable de firmar, es el responsable político, y el que tiene que dar cuentas al país por esa situación (…) llevó adelante todo esto, contraviniendo inclusive lo que fueron las observaciones del personal técnico”, aseguró el parlamentario. Villalobos, como viceministro y presidente de la Compañía Anónima de Administración y Fomento Eléctrico (Cadafe), anunciaba desde 2005 una inversión millonaria de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) en obras eléctricas para enfrentar el déficit de entonces.

El ex embajador de Estados Unidos en Venezuela, Otto Reich, lo señala en una demanda introducida en el país norteamericano, como el responsable de haber presentado ofertas de sobornos de parte de la compañía Derwick Associates ante el ministro Rafael Ramírez, lo que negó el mismo Villalobos ante el periodista Steven Bodzin, en una de las pocas entrevistas que ha ofrecido desde su salida del viceministerio en 2006. Aseguró que sólo se dedicaba a la consultoría. En un reportaje publicado por Últimas Noticias en diciembre de 2012, figura como uno de los usuarios frecuentes del mismo avión con siglas de EEUU empleado por los directivos de Derwick.

En octubre de 2014 el diario regional La Verdad, del estado Zulia, expuso otros hechos de corrupción en la construcción la planta de generación Termozulia IV, ubicada en el Complejo Termozulia, en el municipio La Cañada de Urdaneta de esa entidad. Un documento obtenido por el diario, emanado por la empresa contratista estadounidense Energy Parts Solutions, indicaba que al menos 9,3 millones de dólares, de los 66 millones de dólares destinados por la Corporación Eléctrica Nacional (Corporelec) para la compra de dos turbinas, fueron desviados para pagos a terceros bajo la figura de “comisiones”. Y el nombre de Villalobos también salió a relucir en este caso: Omar Petit, uno de los supuestos beneficiados con el pago de comisiones, estaría vinculado -según fuentes consultadas por el diario- al ex viceministro.

En marzo de 2015, el diario español El Mundo sumó otra mancha a su currículo: fue incluido en un grupo de altos jerarcas del gobierno venezolano con cuentas en el Banco de Madrid y Banco Privado de Andorra, ahorros en dólares que serían producto del pago de comisiones. Según la nota, una de esas cuantiosas comisiones fue pagada por Duro Felguera, compañía ibérica que en 2009 ganó el contrato para la construcción de la planta El Sitio en los Valles del Tuy, Miranda, por más de 2.000 millones de dólares. La investigación también señala que Villalobos tiene sociedades en Madeira e Islas Vírgenes.

El informe del Servicio Ejecutivo de Prevención de Blanqueo de Capitales (Sepblac), de España, expone, según fuentes policiales consultadas por los periodistas de El Mundo, detalles sospechosos de un contrato entre la compañía de consultoría de Villalobos y Duro Felguera: el acuerdo estimaba una asesoría básicamente oral. “Los investigadores consideran insólito pagar 50 millones por informes orales y, además, con una operativa tan extraña, porque Villalobos apareció en escena en el contrato con Duro Felguera después de la adjudicación y sustituyendo a otro asesor”, señala el reportaje. Antes de la intervención de la Banca Privada de Andorra, Villalobos contaba con tres millones de euros en sus cuentas, fondos que hoy están bajo sospecha, como su trayectoria en la función pública venezolana.

En 2015, un reportaje del portal KonZapata reveló que Villalobos, junto con su esposa, Milagros Coromoto Torres, tiene una empresa registrada en Madrid, Kingsway Europe SI, con 1.5 millones de euros de capital. Según la nota, la última actualización del registro fue el 13 de octubre de 2014 y reveló un crecimiento de 3 millones de euros como base capital, según Poderopedia.

Un artículo publicado en septiembre de 2016 por el portal web El Confidencial expone: “La Fiscalía también tomó declaración a principios de año al propio Villalobos, que respaldó el testimonio del presidente de la multinacional asturiana y negó que haya nada irregular en el cobro que recibió en Banco Madrid. Sin embargo, otros testigos habrían aportado al Ministerio Público pistas que apuntalan la acusación de cohecho internacional”.

El 26 de octubre de 2017, fue detenido en España por una orden de arresto de Estados Unidos en la que se le señala de presunta participación en un plan de soborno que se relaciona con Petróleos de Venezuela (Pdvsa).

El 13 de septiembre de 2018, fue procesado por un juzgado en Andorra, por su presunta vinculación con el blanqueo de capitales en establecimiento bancario y pertenencia a una red que cobró entre 2007 y 2012 sobornos de empresas que fueron agraciadas después con millonarias adjudicaciones de la petrolera, según reseñó el diario español El País. Villalobos movió a través de una decena de depósitos en Andorra 124 millones de euros, según la Policía de este Principado.

El 14 de septiembre de 2018, la Audiencia Provincial de Madrid admitió el recurso que la defensa de Villalobos, detenido en la capital española en octubre de 2017 y en libertad desde el martes 11 de octubre de 2018, interpuso contra su entrada en prisión dictada por un juez el pasado mayo de 2018. El magistrado le investiga por un delito de blanqueo a raíz de la transferencia de casi siete millones de dólares que hizo entre octubre de 2011 y junio de 2012 a la sucursal en Lisboa del Banco Madrid, un dinero que invirtió en parte para adquirir una casa en La Moraleja, una urbanización de lujo de Madrid. Pero la Audiencia cree que “en el presente momento no se ve con suficiente claridad” que este procedimiento “pueda desembocar en una condena penal”, reseñó Efecto Cocuyo.

El 17 de octubre de 2018, fue detenido por orden del juzgado 41 de Madrid ante nuevos indicios de haber blanqueado siete millones de dólares transferidos al Banco de Madrid.

El 26 de marzo de 2020, a través de una rueda de prensa, el Departamento de Justicia de los Estados Unidos señaló a Nicolás Maduro y a más de una decena de funcionarios de su gobierno de estar involucrados en presuntos delitos de narcotráfico, lavado de dinero y terrorismo. Motta Domínguez forma parte de la lista de funcionarios.

La investigación periodística Suisse Secrets, un trabajo colaborativo desarrollado a partir de la filtración de datos del banco suizo Credit Suisse que una fuente envió al diario alemán Süddeutsche Zeitung, reveló que más de 20 venezolanos vinculados a esquemas de corrupción de Pdvsa acumularon activos por más de 273 millones de dólares en 25 cuentas de la entidad suiza.

El trabajo de investigación fue realizado por la OCCRP junto a 47 medios alrededor del mundo. Por Venezuela participaron Armando.info y Efecto Cocuyo.

Entre los funcionarios implicados en la trama figura el nombre de Nervis Villalobos, ex viceministro de Energía Eléctrica de la administración del chavismo. De acuerdo con el reportaje Oro negro en cajas suizas: cómo las élites venezolanas ocultaron dineros robados del petróleo en Credit Suisse, en 2009 la sucusal en Mónaco de Credit Suisse le abrió una cuenta a Villalobos y este “canalizó casi 25 millones de dólares y 11,5 millones de euros a través de esa cuenta, que fue cerrada en 2012. Parte del dinero procedía supuestamente de sobornos pagados por empresas españolas por contratos energéticos, que el propio reporte de debida diligencia había ya señalado como sospechosos”, revela la investigación.

En 2011, por su parte, la filial en Suiza de Credit Suisse, le abrió otra cuenta al ex viceministro venezolano. Según el reportaje, el contratista petrolero venezolano Abraham Shiera Bastidas intervino a favor de Villalobos cuando la entidad financiera tuvo dudas sobre el origen del dinero que el ingeniero quería trasladar de Mónaco a Suiza.

Trama intercontinental

Nervis Villalobos fue viceministro de Energía Eléctrica durante el mandato de Hugo Chávez -entre 2003 y 2006-. Tenía la llave de grandes contratos públicos, especialmente con el sector petrolero y eléctrico. Investigado en EEUU, España, Portugal, Andorra y Venezuela por delitos de blanqueo de capitales, Nervis se sitúa en el ranking de pesos pesados ​​en presuntas vías de cohecho millonario y consecuente legitimación de capitales.

Villalobos se instaló en Madrid junto a su mujer, Milagros Coromoto Torres y tres hijos. La familia inició desde entonces una vida de lujo y en poco tiempo logró adquirir propiedades de alto valor, algunas ubicadas en los lugares más caros del país. Para sus operaciones contó con el apoyo de Alfonso Garrido Picón, de la firma B Law & Tax, consultora española especializada en asesoría fiscal. Una de las empresas clave para Villalobos en España fue Kingsway Europe SL, según investigaciones realizadas en el país europeo. Garrido confirmó a Chavismo INC. que brindó al ex oficial los servicios de “gestión contable y declaraciones de impuestos” para esa empresa. “La información sobre los servicios prestados al señor Villalobos ya está en manos de las autoridades españolas”, agregó en un mensaje escrito como respuesta a nuestro cuestionario.

A través de Kingsway Europe SL, Villalobos compró una serie de inmuebles, según consta en documentos de la Fiscalía Anticorrupción de España. Esta empresa se financió a través de una sucursal principal denominada Kingsway LDA, registrada en Madeira, Portugal, que ha sido investigada por operaciones de lavado. Así, adquirió en 2017 dos pisos en la calle José Abascal, en el opulento barrio de Salamanca, cada uno de ellos con 300 metros cuadrados y valorados en 1,6 millones de euros. Ese es el rincón más caro de Madrid: el metro cuadrado oscila entre 5 y 9 mil euros. En la calle José Ortega y Gasset 44 compró un piso de lujo valorado en más de 500 mil euros, para un familiar. También en 2017, Villalobos compró otro piso valorado en €1 millón en la calle Barceló, junto al barrio de Salamanca, según Fiscalía.

La justicia también puso sus ojos en otra sociedad denominada Columbus Properties One, que lo vincula a otros venezolanos. Con ello, Villalobos también invirtió en Columbus Hills, en Marbella, el destino paradisíaco favorito de los millonarios rusos, saudíes y británicos. Columbus Properties One es una Sociedad Anónima de Inversión en el Mercado Inmobiliario (Socimi), un vehículo de inversión inmobiliaria que disfruta de ventajas fiscales y creada por el gobierno español en 2009 para captar capitales en plena crisis. Estas sociedades no son supervisadas por funcionarios de las autoridades fiscales sino por la Comisión Nacional del Mercado de Valores, cuyo presidente es designado por el gobierno. A los venezolanos relacionados con Columbus Properties One, incluido el exviceministro, tiene un total de 115 propiedadesconfiscado.

Villalobos ha estado dos veces en la cárcel en España y su deportación a EE.UU. fue aprobada y luego dimitida por la Audiencia Nacional. Sobre el país europeo, esta instancia lo vincula con la recepción de sobornos de la empresa española Duro Felguera, contratada en 2008 para desarrollar un complejo energético en Venezuela. La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía Nacional le vincula con el blanqueo de 54,3 millones de euros a través de una compleja estructura financiera con nodos en España.

En Estados Unidos, un tribunal de Texas le atribuye la participación en un millonario esquema de soborno relacionado con las operaciones de la estatal petrolera venezolana Pdvsa y más recientemente el Departamento de Justicia lo vinculó con el lavado de activos provenientes del narcotráfico. En el Principado de Andorra, un juez lo menciona como uno de los venezolanos que participó en movimientos de más de USD $2.000 millones a través del sistema bancario local. La trama involucra conexiones con una larga lista de países y nombres cercanos al chavismo, incluido el expresidente de PDVSA y exembajador de Venezuela ante la ONU, Rafael Ramírez, y su primo Diego Salazar.

Publicar un comentario

0 Comentarios