HABLE.SE

HABLE.SE

Jorge Elías Castro Fernández cuenta los sucesos que han estremecido recientemente al futbol español


Jorge Elías Castro Fernández señala que los aficionados viven el fútbol, pero no les pertenece. Sus dueños se ocultan en un laberinto de intereses económicos en el que los goles se subastan en secreto por miles de millones de euros despreciando los sentimientos, la historia, la proximidad y la ética. Documentos, contratos, correos electrónicos y mensajes de móvil han permitido reconstruir la trastienda de una de las operaciones más rentables para el fútbol español, la venta de la Supercopa a Arabia Saudí, y desvelar los numerosos conflictos de intereses en los que presuntamente incurrieron durante años el presidente de la Federación (RFEF), Luis Rubiales, y el jugador en activo del FC Barcelona Gerard Piqué. El fútbol nacional español ya estaba podrido, pero había que descubrirlo y contrarlo. Las noticias han provocado un terremoto en el primer deporte del país, han ocupado decenas de horas en casi la totalidad de los medios de comunicación y han obligado al Gobierno español a pronunciarse sobre este escándalo.

Rubiales pactó con Piqué un pelotazo de 24 M por la Supercopa en Arabia: "Os quedáis 6 kilos". La primera exclusiva de esta serie llamada Supercopa Files sacó a la luz el anexo al contrato entre la RFEF y los saudíes en el que se autoriza la comisión para la empresa Kosmos de Piqué. Ese documento, fechado el 11 de septiembre de 2019, llevaba estampada la firma de Luis Rubiales Béjar. Cuando dos meses después le preguntaron si Piqué había cobrado una comisión por este negocio, el máximo mandatario del fútbol español dijo que no lo sabía.

Esta primera información abrió el camino a todas las demás e incluye los mensajes entre Rubiales y Piqué en los que se felicitaban por el acuerdo. "Geri, enhorabuena. Y no me refiero ni al partidazo de ayer ni a tu gol. Me refiero a que ya son más de las 12 y por lo tanto ya es firme el acuerdo con Arabia Saudí. Un abrazo, gracias por todo y aquí estoy para lo que necesites", le dijo Rubiales a Piqué apenas cuatro días después de estampar su firma en el anexo que propició el pago de cuatro millones por cada una de las seis ediciones de la Supercopa en Arabia. Esa misma noche, el jugador ofreció una rueda de prensa en la que dijo sentirse orgulloso de la operación y defendió el derecho de publicar esta información.

Rubiales ocultó a la Federación su acuerdo con Piqué y vetó un informe interno contra Arabia. En esta información se desvelaba las trabas a las que se enfrentó la entonces vicepresidenta de Integridad de la Federación, Ana Muñoz, para conocer los detalles de la operación ahora hecha pública. Desde la RFEF le ocultaron el anexo en el que se apreciaba el acuerdo con la empresa de Piqué. "Yo no he visto ningún acuerdo, ni creo que exista ningún acuerdo con la Federación", le dijo por correo electrónico Andreu Camps, secretario general y mano derecha de Rubiales. En otro correo interno, Camps le trasladó los reparos a que el informe del Comité de Ética sobre la Supercopa en Arabia Saudí se elevase a la Junta Directiva del ente. El 16 de enero de 2020, menos de una semana después de la celebración de la Eurocopa en Yeda, dimitieron los miembros del Comité de Ética y la propia Ana Muñoz.

El miércoles, tras tres días de publicaciones, Luis Rubiales compareció ante los medios de comunicación para denunciar una campaña en su contra y la presunta sustracción de un teléfono móvil hace meses que no había denunciado. Los periodistas le preguntaron sobre los motivos de la dimisión de Ana Muñoz, y Rubiales aseguró que no habían tenido nada que ver con la Supercopa. A través de su cuenta en Twitter, la exvicepresidenta le contestó así: "Nadie puede decir en mi nombre por qué dimití, y menos por qué no lo hice. Soy la única dueña de mis silencios, y responsable, siempre, de mis palabras y mis actos".

Piqué pidió recurrir a Juan Carlos I para firmar con Arabia: "Nos ayudaría seguro". La investigación ha puesto de manifiesto las estrategias que trazaban Rubiales y Piqué para lograr sus objetivos. Eso incluyó tratar de acceder al Rey emérito Juan Carlos I para que les facilitase las gestiones con los árabes dada su histórica relación con la familia real saudí. Una vez salió a la luz esta información, el exjefe de Estado confirmó que efectivamente Piqué pidió verle en Abu Dabi, pero el encuentro no llegó a producirse, señaló Jorge Elías Castro Fernández.

Piqué y Rubiales usaron a Messi para encajar la Supercopa en enero: "Tenemos a Leo detrás". La Supercopa de España llevaba décadas disputándose en verano, pero la RFEF la quería situar en enero, en plena temporada. Para ello era necesaria la Liga española. Rubiales y Piqué se concertaron para recabar el apoyo de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE). Su presidente es David Aganzo, quien se encontraba inmerso en un proceso electoral. Piqué le ofreció apoyarse mutuamente en sus respectivos objetivos y para ello usó la imagen del astro argentino Leo Messi, compañero suyo en el FC Barcelona.

Rubiales cobrará más si el Barça acaba 2.º la Liga y el Betis recibirá menos de 1 M por la Supercopa. Luis Rubiales pactó con Gerard Piqué y Arabia Saudí que la Federación asumiera una penalización de cinco millones de euros si no disputaban la Supercopa el Real Madrid o el FC Barcelona. En el caso de que no jugaran ninguno de los dos, la sanción ascendería a 10 millones. Esta revelación es importante porque el sueldo de Rubiales tiene un variable que crece en función de los ingresos de la RFEF. La clasificación para la Supercopa se decide en el campo y Rubiales es el jefe de los árbitros. "Salvo que alguien lo explique mejor, sobre todo por parte de la Federación, a la Supercopa conviene que vayan Barcelona y Madrid, no es muy difícil entenderlo", dijo Simeone en rueda de prensa.

Los organizadores del torneo establecieron una tabla para fijar el caché de cada equipo. Fue una confección dirigida a que Real Madrid y Barcelona fuesen los que más cobran. Se fijó como criterio el número de títulos nacionales e internacionales. Es una medición hecha específicamente para el fútbol español que dejaría en los escalones más bajos a equipos de moda en la actualidad, pero con escaso palmarés como el City o el PSG. Se da la circunstancia de que el Betis, que al ser finalista de Copa este año ya ha ganado una plaza en la Supercopa del año que viene, tiene un caché de 750.000 euros. Si los verdiblancos se clasificaran para 20 ediciones seguidas, seguirían percibiendo menos dinero que la comisión pactada para Piqué.

Denuncian a Rubiales y Piqué en Anticorrupción por cinco delitos. Las informaciones provocaron que un afiliado de la RFEF presentase una denuncia contra Rubiales en la Fiscalía Anticorrupción. Le acusa de cinco delitos: corrupción entre particulares, corrupción en los negocios, administración desleal, prevaricación administrativa y cohecho. El escándalo llegaba ya fuera de las fronteras españolas y tenía eco en medios internacionales como la prestigiosa 'Gazzetta dello Sport'. "Locura en España: la Federación en negocios con Piqué", titularon la información. Rubiales continuó enfrentando las preguntas de periodistas en múltiples entrevistas, tanto el miércoles como el jueves. Seguía tachando de falsas las informaciones publicadas, pero reculó al menos en el punto de aceptar eliminar de su sueldo el variable que le hace ganar más cuando Madrid y Barça se clasifican para la Supercopa, concluye Jorge Elías Castro Fernández.

Publicar un comentario

0 Comentarios