HABLE.SE

HABLE.SE

Denuncian presiones a juez que lleva caso de peculado y presunta corrupción en el que es acusado Eduardo Zapateiro, comandante del Ejército Nacional de Colombia


Luego de que se reveló que el comandante del Ejército Nacional de Colombia, Eduardo Zapateiro, es investigado por peculado y presunta corrupción, se conoció que la jueza que lo indaga estaría siendo amenazada y presionada por el caso que hoy, de nuevo, tiene en los ojos del huracán al jefe de las fuerzas militares colombianas.

Así lo reveló el senador electo del Pacto Histórico, Iván Cepeda Castro, quien exigió que las autoridades competentes garanticen “la independencia y protección de la mayor Lorena María Restrepo, jueza 34 de Instrucción Penal Militar de Bucaramanga, con el fin de que pueda ejercer su trabajo sin ningún tipo de presiones”, señaló el parlamentario a través de un comunicado, reseñó Infobae.

Cabe recordar que Restrepo fue designada por la Fiscalía General de la Nación para investigar y dirigir el caso de presunto peculado contra el comandante de los militares y que reveló recientemente la revista colombiana Cambio. En esa línea, Iván Cepeda, durante la sesión de la comisión Segunda del Senado, emitió un pronunciamiento de colegas de la jurista en mención, donde se evidencian las amenazas que estaría recibiendo.

Los allegados a la mayor Restrepo son directivos de la Corporación Veteranos por Colombia, Alfonso Manzur Arrieta y Alexander Chala, quienes aseguran que la jueza:

“Ha sido víctima de presiones por parte de sus superiores y que teme por su vida y la de su esposo el coronel Aldemar Quintan, comandante del batallón de Artillería No.2 “Nueva Granada”, ubicado en Barrancabermeja”, señalan en el comunicado conocido por el congresista.

Luego de estos hechos, el senador del Polo Democrático solicitó seguridad para la togada para que pueda realizar su trabajo investigativo de manera libre. La queja fue remitida al ministro de Defensa, Diego Molano; a la Procuraduría General de la Nación; a la Fiscalía General; a la Unidad de Protección y a la Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

De acuerdo con la investigación de Cambio, la investigación comenzó durante la pandemia del covid-19, cuando Zapateiro ya se encontraba al mando del Ejército.

El expediente indica que en la época en que el alto oficial estuvo en la Quinta Brigada, tenía entre sus labores supervisar el cumplimiento de una directiva de un servicio para escoltar el material explosivo, que es de tipo reservado por riesgos de seguridad nacional, explicaron en la publicación.

Y, aunque para poder manejar el presupuesto para estas funciones hay unos manuales establecidos dentro de la institución militar y están sujetos a las verificaciones de la Contraloría, reseñaron en Cambio, los comandantes en las regiones han llevado a cabo un manejo relajado de los recursos asignados para esa labores de protección del material potencialmente peligroso.

Por lo que en esta investigación se busca establecer si el comandante del Ejército, en su época en Bucaramanga, hizo un manejo poco riguroso del dinero en mención -como se señala en un documento que obtuvieron entre la revista Cambio y el informativo de televisión Noticias Uno- ya que algunas de esas actividades no habrían cumplido con los requisitos administrativos y operacionales.

En el mencionado expediente se señala que dos coroneles en uso del buen retiro, también están implicados en la investigación. Uno de ellos es un actual funcionario de la Contraloría General de la Nación.

En lo que se ha establecido en el proceso que citan en la investigación periodística de Cambio, el dinero no cumplió con los controles establecidos y habría sido desviado para otros usos.

Esto se suma a la solicitud que envió el Instituto Internacional de Estudios Anticorrupción (IIEA) para que a Zapateiro se le inicie un proceso disciplinario por su presunta participación en la contienda presidencial por sus opiniones contra Petro.

Publicar un comentario

0 Comentarios