HABLE.SE

HABLE.SE

España extradita a Estados Unidos a la extesorera venezolana Claudia Patricia Díaz Guilllén para ser juzgada por blanqueo de dinero


España ha entregado el jueves 12 de mayo a Estados Unidos a Claudia Patricia Díaz Guilllén, la enfermera del expresidente venezolano Hugo Chávez y extesorera de la nación tras haber sido reclamada por las autoridades norteamericanas por presunta conspiración para cometer blanqueo de dinero y blanqueo de instrumentos monetarios. Díaz Guillén, que había sido detenida en Madrid en diciembre de 2020, se encontraba en libertad provisional. Y había obtenido ya la nacionalidad española.

La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ratificó el pasado mes de noviembre la decisión de entregar a Díaz Guillén a EE.UU., perseguida por el Tribunal Federal del Distrito Sur de Florida por delitos de blanqueo y organización criminal en el contexto de una trama que habría tenido como beneficiario al magnate de la comunicación Raúl Gorrín, reseñaron Isabel Vega y Gabriela Ponte en ABC.

Según supo ABC, ha sido trasladada en un vuelo hasta Miami.

La otrora jefa del Tesoro de Venezuela estaría implicada en un negocio ilegal de canje de divisas que habría reportado beneficios millonarios tanto a ella como a su marido, que fue jefe de seguridad de Chávez, Adrián Velásquez. Ambos estaban imputados en una causa por blanqueo de capitales en un juzgado madrileño a partir de la vivienda de lujo que poseen en un céntrico barrio madrileño. Sin embargo, no ha sido óbice para que finalmente se materializase su extradición. Su marido no ha sido entregado aún a Estados Unidos a pesar de que la Audiencia Nacional consideró en noviembre que en el caso del ex guardaespalda de Chávez se cumplen todos los requisitos necesarios para aprobar la extradición. Sin embargo, la resolución no es firme y frente a ella cabe un recurso de súplica a interponer por parte de la defensa de Velázquez ante el Pleno de la Audiencia Nacional.

Según la demanda de extradición, Díaz Guillén utilizó cuentas bancarias cuyos titulares eran empresas ficticias y «disfrazó numerosos pagos de sobornos» que eran en su beneficio aunque se dirigian a su marido. Todo, para ocultar los pagos recibidos a cambio de consentir que Gorrín efectuase cambios de moneda extranjera para el Gobierno venezolano y asegurarse una ventaja indebida en la adquisición del derecho de realizar dichas transacciones de cambio de moneda.

Siga leyendo en ABC

Publicar un comentario

0 Comentarios