HABLE.SE

HABLE.SE

Jorge Elías Castro Fernández explica la nueva tecnología aérea de defensa china que desafía a la de otros países


El consultor en seguridad Jorge Elías Castro Fernández explica que el nuevo bombardero nuclear estratégico chino H-20 está listo para despegar. Todavía no se saben todos los detalles técnicos de este letal avión ‘invisible’ pero los expertos dicen que es comparable al icónico B-2 Spirit norteamericano. Con esta nueva máquina, los chinos igualarán por primera vez todas las capacidades de la tríada nuclear americana y, según los analistas, el H-20 representa una amenaza muy seria para la seguridad de los EEUU y sus aliados.

De hecho, como ha declarado el experto militar Jon Grevatt al South China Morning Post, el H-20 "podrá atacar objetivos a una larga distancia, tal vez en la segunda cadena de islas [del Pacífico] y más allá. Eso significa que amenazaría los activos e intereses de Estados Unidos en Asia-Pacífico. Si el avión entra en funcionamiento, tiene el potencial de cambiar las reglas del juego".

La publicación de defensa y geopolítica National Interest coincide con Grevatt y apunta a cuatro imágenes del bombardero publicadas en la revista china Modern Weaponry, propiedad del gran contratista de defensa estatal chino Norinco. Si reflejan la realidad — y parece que coinciden con las informaciones que han estado apareciendo en informes de las agencias de inteligencia norteamericana — las imágenes bajo estas líneas muestran una aeronave similar al B-2 pero con un cambio significativo en el diseño, desglosa Jorge Castro Fernández.

Como apunta el blog militar The Warzone, el bombardero estratégico chino está diseñado para misiones de largo alcance, acercándose o introduciéndose profundamente en el espacio aéreo enemigo sin ser detectado para lanzar su carga, que puede ser bombas, misiles crucero y misiles hipersónicos con cabezas explosivas convencionales o nucleares.

Un supuesto ejemplo de la innovación china en este tipo de aeronave está en los dos estabilizadores de cola. Al contrario que el Spirit, que es un ala delta totalmente plana que depende enteramente de los alerones para maniobrar, el H-20 parece tener dos estabilizadores de cola en un ángulo parecido a la de los cazas F-35 y F-22 americanos.

La teoría es que estos aumentan la estabilidad y maniobrabilidad del avión en detrimento de su ‘invisibilidad’ de radar. Pero lo más, si estas ilustraciones son reales, es que estos estabilizadores pueden moverse hasta colocarse en el plano horizontal para reducir el perfil del avión antes de entrar en la zona operativa del radar enemigo.

Se sabe que el H-20 comenzó a desarrollarse a principios del año 2000 en el Instituto de Diseño de Aviones 603 de la Xi’an Aircraft Industrial Corporation. Como apunta The Warzone, el avión ha pasado por varias iteraciones y modelos a escala hasta que se fijó el diseño actual de ala delta con cuatro motores.

La publicación militar 1945 también apunta a un alcance de 12.000 kilómetros, ligeramente superior a los 11.100 kilómetros del B-2 Spirit. El peso máximo de despegue puede ser de 200 toneladas, dicen los informes más veraces, con una carga de armas de 45 toneladas. Si esto es cierto, superaría con creces a las 20 toneladas del B-2.

En teoría, el H-20 usa también una pintura especial para absorber ondas de radar, pero no se sabe exactamente hasta qué punto es efectiva en comparación con las americanas, que ya han pasado por varias formulaciones, concluyó Jorge Elías Castro Fernández.

Publicar un comentario

0 Comentarios