HABLE.SE

HABLE.SE

Denuncian negligencia por parte del Hotel Royalton de Cancún tras ataque armado en sus instalaciones contra familia venezolana


A 18 días de que una familia venezolana fuera víctima de un ataque armado, en el área del estacionamiento del Hotel Royalton de Cancún, las autoridades no cuentan ni siquiera con un perfil de los responsables ni el hotel se ha pronunciado en favor de las víctimas, pese a que en dichas instalaciones trabajaba la madre de los niños que resultaron heridos.

En entrevista, Óscar Hernández, padre de esta familia, aseguró que, en la actualidad, su hijo de 13 años es el único que se encuentra muy grave en un hospital IMSS de la ciudad, ya que resultó con lesiones que le afectaron severamente el pulmón y el riñón.

Por otro parte, recordó que ese día acudió con sus hijos de 12 y 13 años respectivamente a buscar a su esposa al casino del Hotel Royalton, donde ella laboraba, y al pasar la pluma de acceso, comenzaron a ser perseguidos por un vehículo que les cerró el paso, de donde bajaron varios sujetos con armas largas, quienes lograron herirlos, reseñó la Agencia SIM.


De acuerdo con Hernández, luego del ataque, el personal de seguridad del hotel no les brindó ayuda de ningún tipo, por lo que se vio obligado a manejar herido, con sus hijos baleados, hasta el centro de la ciudad, para pedir apoyo a una unidad de tránsito, quien a su vez solicitó la ayuda de ambulancias y cuerpos policíacos.

Derivado de lo anterior, Óscar Hernández resaltó que él y su hija tuvieron que ser atendidos por una herida de bala que no les dañó órganos vitales, aunque su hijo de 13 años no tuvo la misma suerte y tuvo que ser operado tres veces en una semana, y en la actualidad se encuentra de nuevo en terapia intensiva, ya que su salud se ha ido deteriorando cada vez más.

Al respecto del hotel, el entrevistado agregó que dicha empresa, aunque cumplió con la entrega de los vídeos de vigilancia a las autoridades, no cumplió ni cumplen actualmente con los protocolos de acceso, por lo que casi cualquier persona puede entrar a sus instalaciones y poner en riesgo a trabajadores y turistas.

“Llevo seis años en Cancún trabajando en el ramo de seguridad, y sé que la mayoría de empresas no cumplen en materia de seguridad. Nos hicieron más de 11 disparos. Y con rifles 9 milímetros. Y el hotel no tuvo capacidad de reacción, no tiene filtros de seguridad. Entonces, ¿cómo le aseguran la vida a los demás?, así como nos pasó a nosotros, le puede pasar a cualquiera. Aunque si fuera un gringo, hasta el FBI ya estuviera ahí”, apuntó.

Aunado a ello, añadió que, tras este trágico suceso, el hotel publicó un comunicado en donde señalaba que el ataque había sido fuera de sus instalaciones, aunque aseguró que, tal como lo demuestran los vídeos de vigilancia, todo ocurrió dentro.

“El hotel no hizo nada para auxiliarnos, y hasta la fecha nadie de ahí se ha pronunciado a favor de nuestra familia, ellos hicieron un comunicado diciendo que el hecho fue fuera del hotel, y no es cierto, porque yo hice la reconstrucción de los hechos y fue adentro, pasando la pluma del estacionamiento”, recalcó.

Por ese motivo, agregó hace un llamado a las autoridades para que se haga justicia y también que el hotel responda, pues las afectaciones que han sufrido sus hijos son severas, a nivel físico y psicológico.

“Necesitan [mis hijos] mucha ayuda psicológica, y francamente no buscamos sacar dinero de esto. Pero si creo que es justo que el Royalton se pronuncie a favor nuestro y nos ayude, porque mi hijo, sobre todo, necesita mucha ayuda médica, y que paguen las personas que tengan que pagar. La ley debería aplicarse”, resaltó.

Publicar un comentario

0 Comentarios