HABLE.SE

HABLE.SE

¿Don Fabián o Don Carlos? ¿Gladiadores o Marinos? | Venezuela


Por Enrique Toledo

Consternación, pesar con una mezcla de rabia e impotencia, es lo que la fanaticada del baloncesto del Edo. Anzoátegui ha sentido durante estas últimas semanas, especialmente los de la zona norte del estado. Resulta que el equipo Marinos De Anzoátegui, el mayor ganador de temporadas del baloncesto profesional de Venezuela, un símbolo de triunfo y orgullo para el anzoatiguense, fue prácticamente sacado sin aviso y sin protesto de las instalaciones del polideportivo Luis Ramos, para dar paso a un nuevo equipo de nombre Gladiadores, del cual se dice que sus propietarios son los llamados "Doble F", esto porque los nombres de los mismos son un tal Sr. Fabián y un exalcalde apodado Frassito. Estos dos ciudadanos serían accionistas minoritarios y uno de ellos testaferro del auténtico dueño quien sería un alto gobernante del Estado, el cual ya tiene tanto dinero, que tiene que hacer inversiones en varias áreas para poner en circulación el mismo.


En estas marramuncias quien terminó siendo perjudicado fue la fanaticada de la Gran metrópolis conformada por Guanta, Puerto La Cruz, Lechería y Barcelona.

Tanto es el descontento que hasta los alcaldes de dichas ciudades manifestaron su desacuerdo al mandatario regional, por lo cual éste tuvo que maniobrar de inmediato para reubicar a Marinos en la ciudad de Anaco, lo cual no soluciona el problema. El fanático pide a gritos la devolución de su equipo a su antigua sede y que Gladiadores juegue en Anaco o Cantaura.


Incluso uno de los alcaldes afectados giró instrucciones para desatar una campaña mediática a través de las redes en apoyo a su fanaticada, lo cual le valió un jalón de orejas por parte del primer mandatario regional. Esta vendría a ser una nueva confrontación entre el gobernador y este alcalde irreverente, que se niega a aceptar el "liderazgo" del impuesto gobernante desde las altas esferas del poder nacional.


Lo cierto es que se abre un nuevo capítulo en esta novela de poder y corrupción cuyo desenlace probablemente amerite un guión elaborado por Leonardo Padrón.

¿Se impondrá Don Fabian o Don Carlos Silva? Amanecerá y veremos.

Publicar un comentario

0 Comentarios