HABLE.SE

HABLE.SE

El Papa Francisco "degrada" la prelatura del Opus Dei al Dicasterio del Clero y la somete a su supervisión


El Papa ha materializado el proceso por el que la prelatura del Opus Dei se encajará a partir de ahora dentro del Dicasterio del Clero y bajo su supervisión y tendrá que realizar un informe anual sobre el estado de la Prelatura y sobre su labor apostólica, tal y como ya recoge la nueva Constitución Apostólica 'Praedicate Evangelium', que entró en vigor el pasado 5 de junio. De esta manera, el Opus Dei no formará parte como hasta ahora de la estructura jerárquica de la Iglesia como una diócesis, sino que estará directamente controlada por el ministerio del Clero, como otras organizaciones, reseñó la agencia EFE.

Para ello, ha publicado el Motu proprio 'Ad charisma tuendum', que entrará en vigor el 4 de agosto, Francisco insta a cuidar el carisma del Opus Dei "para promover la acción evangelizadora que cumplen sus miembros" y, de este modo, "difundir la llamada a la santidad en el mundo, a través de la santificación del trabajo y de las ocupaciones familiares y sociales".

El cambio principal se sitúa en las relaciones de la Prelatura con la Santa Sede, que desde ahora se regirán a través del Dicasterio del Clero. Desde la oficina de comunicación del Opus Dei han asegurado en un comunicado que el Motu Proprio no introduce directamente modificaciones en el régimen de la Prelatura, "ni en las relaciones de las autoridades de la Prelatura con los obispos".

En el documento papal, también se señala que el prelado no será obispo. Se trata de una iniciativa y decisión de la Santa Sede, en el marco de una reestructuración del gobierno de la Curia, para reforzar -como dice el Motu Proprio- la dimensión carismática. Sin embargo, la nueva regulación prevé que el Opus Dei proponga "una adecuación de los Estatutos a las concretas indicaciones del Motu Proprio".

Por último, el Motu proprio Ad charisma tuendum hace referencia de la existencia de un título de protonotario apostólico supernumerario. Se trata de una decisión con la que se confiere a la figura del prelado un título honorífico y un tratamiento que, reafirmando la condición secular -que es central en el carisma del Opus Dei-, le une de modo especial al Papa, como parte de la llamada "familia pontificia". Se dice "supernumerario", para distinguirlo de quienes son notarios en la Santa Sede.

Los cambios introducidos por el papa Francisco suponen la primera modificación desde hace 40 años, momento en el que Juan Pablo II erigió la Prelatura del Opus Dei, una institución eclesiástica regida por un prelado con su propia jurisdicción, como una diócesis, pero sin estar vinculada a un territorio determinado.

Fernando Ocáriz, actual prelado del Opus Dei, que no es obispo, ha aceptado "filialmente" la decisión del Papa. "La voluntad del Papa de subrayar ahora la dimensión carismática de la Obra nos invita a reforzar el ambiente de familia, de cariño y confianza: el prelado ha de ser guía, pero, ante todo, padre", ha destacado.

De este modo, ha remarcado los frutos de "comunión eclesial que han significado" que sus dos predecesores Álvaro del Portillo y Javier Echevarría fueran obispos, pero ha incidido en que "la ordenación episcopal del prelado no era ni es necesaria para la guía del Opus Dei".

Ad charisma tuendum

El pasado viernes saltaba una noticia que sorprendía a feligreses y paganos y es que el Papa Francisco en un escrito, Ad charisma tuendum (Para proteger el carisma), un Motu Proprio en el que, por primera vez en cuarenta años, ata al Opus Dei, reseñó contrainformacion.es.

En el texto Bergoglio exige volver translúcido la opacidad del colectivo fundado por Escrivá de Balaguer, y le obliga, en la práctica, a refundarse.

«La idea es acabar con esa omerta. El papa Francisco degrada en su escrito al prelado del Opus, es decir, su cabeza. Desde el 4 de agosto no podrá ser obispo, ni podrá portar los ropajes ni el anillo episcopal. También obliga a la organización, la única que gozó del carácter de Prelatura Personal en la vida de la Iglesia, a pasar a depender de la Congregación para el Clero, que monitorizará todas sus actividades. Cada año habrá una revisión y se podrán impedir algunos de los abusos que, en muchas partes del mundo, se han denunciado contra el Opus Dei, sus políticas de segregación y su absoluto control en las casas y colegios propiedad de la Obra», explican desde elDiario.es.

También la Obra habrá de presentar cada año “al Dicasterio para el Clero un informe sobre el estado de la Prelatura y sobre el desarrollo de su labor apostólica”. “Deseando, por tanto, salvaguardar el carisma del Opus Dei y promover la acción evangelizadora que sus miembros llevan a cabo en el mundo, y debiendo al mismo tiempo adaptar las disposiciones relativas a la Prelatura a la nueva organización de la Curia Romana, ordeno que se observen las siguientes normas”, señala el Papa, quien ordena que “los Estatutos propios de la Prelatura del Opus Dei serán convenientemente adaptados”.

La respuesta oficial del prelado (que no obispo) del Opus Dei, ha sido que “aceptamos filialmente”, pero desde el medio digital aseguran que «de puertas adentro el cabreo es importante. Y más cuando se sospecha que este es el primer paso antes de que Bergoglio decrete nuevas Prelaturas personales».

En redes sociales la medida ha sido ampliamente aplaudida en España, donde el Opus Dei ostenta un lugar privilegiado desde que Francisco Franco otorgara a esto un gran poder, sobre todo en el período de su gobernanza más tecnocráctica.

En comentarios publicados por diversos usuarios se critica además una actitud sectaria que se le presupone a La Obra:

Publicar un comentario

0 Comentarios