HABLE.SE

HABLE.SE

Portugal ofrece a descendientes de judíos sefardíes la última oportunidad de solicitar la nacionalidad portuguesa


Si se tiene en cuenta lo complejo que son los procesos, los requisitos restrictivos y los numerosos documentos que se requieren para obtener una nacionalidad europea, la Nacionalidad Portuguesa por Origen Sefardí se presenta como un oasis en el desierto.

Portugal ofrece una oportunidad única para obtener una nacionalidad europea a bajo costo y con requisitos accesible, tomando en consideración, que el pasaporte portugués es el quinto mejor pasaporte del mundo y concede los siguientes beneficios: Posibilidad de acceder a más de 180 países sin necesidad de visa; libre circulación por el Espacio Schengen; residir, estudiar o trabajar en cualquier país perteneciente a la Unión Europea; los familiares tienen los mismos derechos que el solicitante de la nacionalidad; y Acceso a las pensiones portuguesas y a la Seguridad Social, reseñó Diario Judío.

A través del Decreto Ley 30 A/2005, Portugal reconoce la posibilidad de obtener su nacionalidad a quienes tengan origen sefardí (independientemente de su práctica religiosa), o a los judíos practicantes que tengan ancestros provenientes de algún país de tradición sefardí (Grecia, Turquía, Libia, Siria, Marruecos, Egipto, entre otros).

Actualmente, los únicos requisitos que deben cumplirse para solicitar la Nacionalidad Portuguesa son:

Ser judío practicante (no necesariamente ortodoxo) y acreditar tener ancestros provenientes de algún país de tradición sefardí.

Desafortunadamente, la posibilidad de obtener uno de los pasaportes más prestigiosos del mundo con requisitos tan sencillos tiene fecha de límite. El proceso de recepción de solicitudes se estará realizando hasta el 1 de septiembre de 2022.

Nueva normativa

El pasado mes de marzo de este año, fue publicado en el Boletín Oficial del estado Portugués el Decreto Ley nº 26/2022 de 18 de marzo de 2022 que afecta las solicitudes de nacionalidades portuguesa por origen sefardí. Esta disposición legal, trae cambios al Reglamento de Nacionalidad Portuguesa en relación con los procesos de naturalización de extranjeros descendientes de judíos sefardíes portugueses.

La principal modificación del proceso de nacionalidad para sefardíes, es que, tras la entrada en vigor de la nueva normativa, se va a exigir a los solicitantes que justifiquen la existencia de determinados vínculos personales con el país, reseñó Easy Telecom Law.

Dichos vínculos se concretan en la presentación de un certificado que acredite:

a) la adquisición mortis causa de inmuebles que se encuentren radicados en Portugal, (o de derechos de uso y disfrute de los mismos),

b) la tenencia de acciones o participaciones sociales en sociedades mercantiles o cooperativas portuguesas, o

c) viajes regulares a Portugal a lo largo de la vida del solicitante.

Tras estos cambios la Comunidad Israelita de Lisboa (CIL) a emitido un comunicado explicando su posición ante los cambios de la Ley de Nacionalidad Portuguesa por origen sefardí, dada la particularidad del proceso de obtención de la nacionalidad por ascendencia judía sefardí, que se basa en la obtención de un certificado emitido por la Comunidad Judía radicada en Portugal, documento central e imprescindible para la atribución de la nacionalidad como inicio del trámite.

El inicio del proceso de nacionalidad debe ser considerado cuando se solicita el Certificado de origen Sefardí, asumiendo desde ese momento la condición de “pendiente” y confirma así, que todas las solicitudes que ingresen a la comunidad hasta el final del 31 de agosto de 2022, tendrán el estado de “pendiente” y en consecuencia deberán ser evaluadas por Instituto de los Registros y del Notariado (IRN) independientemente de la fecha en que salga el certificado.

Por lo que la CIL informa que no existen razones por las que ellos no puedan garantizar el análisis de las solicitudes que se envíe con vistas a demostrar la ascendencia sefardí y la consiguiente emisión de certificados.

Ante este comunicado todavía pueden entrar más solicitudes hasta todo el mes de agosto y los que ya están presentados en el CIL les será analizado su solicitud sin problemas de llegar en buen término hasta la segunda etapa del proceso.

Publicar un comentario

0 Comentarios