HABLE.SE

HABLE.SE

Presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador no descarta solicitar ayuda internacional para rescatar a mineros atrapados en la mina El Pinabete


El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, ha asegurado el lunes 15 de agosto que está analizando las ofertas de ayuda con equipos de rescate internacionales, si fuese necesario recurrir a ella para salvar a los 10 trabajadores atrapados en la mina de Sabina, en el norteño estado de Coahuila.

“No se descarta (la ayuda de rescatistas internacionales) todo lo que se tenga que hacer para sacar a los mineros. Y la familia tiene razón, ellos quieren a sus familiares”, ha comentado en su conferencia matutina diaria, reseñó EFE.

Familiares de los mineros atrapados en la mina El Pinabete, que colapsó tras una inundación el pasado 3 de agosto, pidieron el sábado 13 de agosto la ayuda de equipos de rescate internacionales, pues denunciaron que hay lentitud por parte de las autoridades mexicanas.

De acuerdo con la coordinadora nacional de Protección Civil en México, Laura Velázquez, el Gobierno mexicano adopta un nuevo plan para salvar a los 10 mineros atrapados en Pinabete, tras una inundación de la contigua mina abandonada que complicó el rescate programado para el pasado fin de semana.

Velázquez explicó que los rescatistas se disponían a entrar a por los mineros atrapados en el poblado de Agujita, después de reducir los niveles de agua en su interior, pero ocurrió una nueva inundación que complicó las labores de rescate.

“En eso estamos y, si se considera que es necesario, se ve (lo de pedir ayuda internacional) y se traen rescatistas de cualquier lugar del mundo”, ha comentado López Obrador, quien ha asegurado que los trámites para solicitar la ayuda internacional de equipos de rescate no serían difíciles.

“Afortunadamente, tenemos buenas relaciones con los gobiernos del mundo y podemos hacer esos trámites", ha argumentado., matizando que antes de pedir la ayuda se tiene “que ver si hace falta” y “si la estrategia que se está siguiendo va a funcionar”.

El nuevo plan, según describió la coordinadora nacional de Protección Civil, contempla continuar con el bombeo de agua permanente, identificar zonas con oquedades o espacios vacíos, perforar 20 barrenos de 6 pulgadas a una profundidad de 60 metros en la mina abandonada de Conchas Norte e inyectar cemento para crear una barrera que impida el paso de agua entre las minas.

El Gobierno había anunciado el viernes pasado que ya existían condiciones para entrar a por los mineros, atrapados desde el 3 de agosto a las 13.35 hora local (18.35 GMT), pero el domingo ocurrió una nueva inundación.

El derrumbe ha reactivado la polémica en México por la actuación de las mineras en la región carbonífera, donde se han registrado más de 100 muertes de personas dedicadas a la minería, de acuerdo con la Familia Pasta de Conchos, que agrupa a familiares de fallecidos en el derrumbe de 2006 en la mina de ese nombre.

Publicar un comentario

0 Comentarios