HABLE.SE

HABLE.SE

Sarah Rodríguez Díaz, la trader que estafó a decenas de personas en República Dominicana con inversiones en criptomonedas y su pareja venezolana son objeto de acusaciones por parte de estafados

Sarah Rodríguez Díaz y Ámbar Saray

Sarah Rodríguez Díaz es una trader y “gurú de las criptomonedas” que vendía sus habilidades para hacer crecer una cuenta en tan solo horas. Pero fue denunciada como estafadora por un grupo de clientes en República Dominicana. La Fiscalía de la provincia de Santiago pidió a la Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente que imponga prisión preventiva a la cabecilla de una red que estafó a bastante más de 50 personas.

Uso de documentos falsos y hacerse valer de tácticas engañosas para captar consumidores son varias de las acusaciones que presentó el Ministerio Público frente a la Fiscalía de Santiago contra la joven que ha sido arrestada por una estafa que supera los 50 millones de pesos.

Sarah Rodríguez Díaz tiene 31 años y dice ser experta en criptomonedas y activos digitales. En su biografía de Instagram se muestra como “multiasset trader” o vendedora de activos digitales.

Sin embargo, opuesto a otros que se dedican a esta clase de comercio, la mujer no muestra muchas publicaciones sobre lo cual hace.

A partir del año pasado, algunas víctimas habrían denunciado que Rodríguez Díaz, mediante una organización llamada “Black Box Investments”, se dedicaba a estafar personas ofrendando la jugosa ganancia de un 30 % de las inversiones que hacían los consumidores.

Según los fiscales, por medio de este modus operandi consiguió una supuesta estafa que supera los 50 millones de pesos y por lo menos 50 personas dañadas.

La periodista Addis Burgos hizo una indagación de esta situación para un programa transmitido un canal de televisión dominicano en abril, para la cual conversó con Rodríguez Díaz.

Al día de la entrevista hecha por la periodista, Sarah afirmó tener alrededor de un millón 950 mil dólares en ganancias propias en el comercio que llevaba manejando cerca de 3 años.

No obstante, meses antes habría anunciado a sus consumidores que por problemas bancarios y regulatorios se había observado en la obligación de cerrar la operatividad de su compañía, quedando con deudas pendientes, reseñó Listín Diario.

Su argumento de justificación frente a la periodista fue que su banco intervino la contabilización en junio del 2021.

La “gurú de las criptomonedas”, se vendía con habilidades para hacer crecer una cuenta en tan solo horas. Describió además que su táctica se apoyaba en manejar las inversiones de sus consumidores en la banca digital. Promete retornarle entre un 20% y 30% de lo invertido; el restante le correspondía a ella.

El truco para garantizar el “siempre ganar” de esta chica que en teoría ofrecía el porciento máximo que trader alguno ofertara en el territorio dominicano, radicó en la separación de inversiones en diferentes mercados y el dinero producido era entregado a los consumidores de acuerdo con el lapso de tiempo que tuvieran afiliados a la “trader”.

“A los que entraron primero se les paga primero”, mencionó en la charla con la periodista del canal de televisión dominicano. A la vez que describió que sus nóminas eran las listas de inversionistas anuales que necesitan de sus servicios.

La Fiscalía de Santiago pidió a la Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente que imponga prisión preventiva a la cabecilla de una red que estafó a bastante más de 50 personas con un falso modelo de inversión que prometía multiplicar lo aportado por medio del mercado de las criptomonedas.

En una nota de prensa se informó que las indagaciones del Ministerio Público definieron que la imputada presentó un comercio ficticio por medio de la entidad Black Box Investment E.I.R.L. y que, para alegar el triunfo de la inversión, “mostraba una aparente solvencia económica, por la opulenta vida que exhibía, con compras de vehículos, patrocinio de eventos y supuestos negocios alternos”.

Asimismo, aseveraron que la imputada usaba documentos falsos para demostrar supuestas transacciones e inversiones.

Con base en las pruebas testimoniales, periciales y documentales recogidas, el órgano investigador presentó contra Rodríguez Díaz cargos por violación al artículo 405 del Código Penal Dominicano. Así como por los 15 y 18 de la Ley 53-07, Sobre Crímenes y Delitos de Alta Tecnología.

Además, por violación al artículo 3, numerales 1, 2, 3 y 4 de la Ley 155-17 contra el Lavado de Activos.

Pareja venezolana

Sarah Rodríguez Díaz, quien es homosexual, mantiene una relación con una joven. Tras rumores de que la pareja de la “gurú de las criptomonedas” está relacionada en la supuesta estafa cometida por la imputada, la madre de la joven, Jankeila Morillo, asegura que su hija Ámbar Saray ni siquiera tiene papeles o cuenta de banco para albergar el dinero "robado".

Jankeila Morillo

"Mi familia no tiene nada que ver con esa estafa. Si fuera así hace tiempo me hubiera mudado o ido de vacaciones. Nosotros tenemos nuestro propio dinero, no necesitamos el de alguien más", destacó Morillo, quien es venezolana y su hija también.

Asimismo, acusó a Alberto Corniel y Millicent Vila por todos los "ataques" y difamación difundidos en contra de Ámbar a través de la cuenta de Instagram llamada @ajcorniel08.

"Todo lo que nos llegue a suceder es por su culpa. Mi integridad y la de mis hijos están en juego. En febrero fueron a mi casa a agredirnos, están fuera de control", señaló Morillo.

Por esta razón Ámbar expresó sentir mucho miedo de que le puedan "hacer algo" tanto a ella como a su pequeña hija de dos años.

"Yo paso sola con mi hija y casi no salgo. Imagínate si estando con ella nos hagan algo", comentó la pareja de Sarah, con quien sostiene una relación amorosa de un año.


Finalmente, la madre de Ámbar enfatizó que el único vínculo que poseen con Rodríguez es que es pareja de su hija, "más nada".

Tres mes de prisión preventiva

El juez de la Oficina de Atención Permanente del Distrito Judicial de Santiago, Domingo Liz, impuso tres meses de prisión preventiva contra Sarah Rodríguez, acusada de ser la cabecilla de una red que estafó a más de 50 personas con un “falso” modelo de inversión a través del mercado de las criptomonedas.

El legista declaró el caso como complejo y dispuso que Rodríguez cumplirá los tres meses de coerción en el Centro de Corrección y Rehabilitación (CCR) Rafey-Mujeres, reseñó Listín Diario.

Joselino Padilla, uno de los querellantes contra Sarah Rodríguez, indicó hoy a las afueras del Palacio de Justicia de Santiago que desde hace 14 meses no ha recibido ni un “solo centavo” de los supuestos beneficios económicos por invertir a Black Box Investment E.I.R.L para el mercado de las criptomonedas.

“Hasta el sol de hoy todo ha sido promesa. Yo entré en el año 2021 y a penas me hicieron el depósito de dos meses”, explicó Padilla quien había invertido RD$1 millón de pesos en el negocio.

En ese orden, José Ignacio, otro de los presuntos estafados, manifestó que en una comunicación sostenida con Milton Núñez, representante legal de Rodríguez, este le había asegurado que sí estaba pagando esos beneficios e incluso le mostró algunos recibos, sin embargo, José decidió contactarse con esas personas y resultó que era “mentira”.

“Conocí personal a los que supuestamente les habían pagado y era totalmente falso. Ese abogado de Sarah también es su cómplice”, opinó uno de los querellantes.

Tras presentarse esta situación, Padilla dijo que iniciaron el contacto con Sarah pero esta no contestaba y, cuando lo hizo, expresó que su abogado es que estaría a cargo del caso.

“Milton dijo que él era responsable y que nos iba a pagar lo que nos correspondía. Mencionó que si queríamos demandar a Sarah que lo hiciéramos ya que ni a él mismo le contestaba el teléfono. Ambos nos mintieron porque ve cómo hoy en día es su abogado”, sostuvo Ignacio.

Finalmente, Eduardo Rodríguez, quien también fue “estafado” con RD$1 millón de pesos enfatizó que no quieren hablar nada con el legista y que todo lo resolverán “en la corte”.

Publicar un comentario

0 Comentarios