HABLE.SE

HABLE.SE

Arrestan en España a John Francis 'Johnny' Morrissey, importante ficha del clan narcotraficante irlándés Kinahan


La Guardia Civil de España asestó el lunes 12 de septiembre un duro golpe al clan Kinahan, una de las mafias más poderosas y temibles del mundo. Agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) detuvieron en la Costa del Sol a John Francis 'Johnny' Morrissey, un lugarteniente de la organización criminal que desempeñaba un papel clave en su aparato de blanqueo de capitales y está vinculado con 38 asesinatos.

Los investigadores también han efectuado otros arrestos y han desmantelado gran parte de la infraestructura que tenía en territorio español este grupo de origen irlandés, reseñó José María Olmo en El Confidencial.

La operación es fruto de la cooperación policial con Irlanda, Reino Unido, Países Bajos y Estados Unidos. Morrissey vivía en la provincia de Málaga desde hacía 20 años y se había construido una imagen de empresario de éxito. Llenó sus perfiles en redes sociales con fotografías en restaurantes, playas y fiestas de Marbella, casi siempre acompañado de su mujer, Nicola, también detenida el lunes 12 de septiembre. Vivía en una mansión y estaba construyendo una clínica de belleza y bienestar de dos plantas en una finca decorada con presuntuosas esculturas de bronce con forma de ciervos, centauros y flamencos.

Tras esa fachada de hombre de negocios se ocultaba un sicario que en los últimos años había ido ascendiendo en el clan Kinahan hasta convertirse en el responsable del traslado a Europa de enormes cargamentos de cocaína y heroína, que posteriormente eran distribuidos en las calles de las islas británicas. El Departamento del Tesoro de Estados Unidos incluyó a Morrissey en su lista negra de criminales el pasado abril y anunció una recompensa de cinco millones de euros para cualquier ciudadano que ofrezca información sobre el paradero de los tres líderes de su organización: el gran capo de la mafia irlandesa, Christopher Vincent Kinahan, y sus hijos Daniel Joseph Kinahan y Christopher Vincent Kinahan Jr.


Según Estados Unidos, el ahora detenido por la Guardia Civil ocupaba una posición determinante en el segundo escalafón directivo del clan. En concreto, el Departamento del Tesoro notificó que su rol consistía en “ayudar materialmente, patrocinar o proporcionar apoyo financiero, material o tecnológico, o bienes o servicios para apoyar a la organización criminal de los Kinahan”, para los que habría trabajado durante años, “incluso como sicario e intermediario de los envíos internacionales de drogas para la organización desde América del Sur”.

La UCO ha conseguido ahora probar la relación de Morrissey con los Kinahan y ha intervenido dispositivos electrónicos y documentación que pueden aportar nuevos detalles sobre el funcionamiento de la organización criminal. El investigado también se encargaba de lavar parte de la fortuna de los Kinahan, que se estima en unos 1.200 millones de euros. Utilizando a su mujer Nicola como testaferro, Morrissey había montado una fábrica de vodka en Escocia, Nero Drinks Company Limited, que él mismo promocionaba en la Costa del Sol. Esa actividad le habría ayudado a cultivar su faceta de emprendedor. Sin embargo, tras la compañía se ocultaba el dinero de la droga. Parte del accionariado de Nero Vodka habría sido cedido por Morrissey a Daniel Kinahan para compensarle por la incautación policial de partidas de estupefacientes.

La operación de la Guardia Civil ha tenido un reflejo en Reino Unido. Funcionarios de la Agencia Nacional contra el Crimen (NCA) británica arrestaron el martes 13 de septiembre en Mánchester a un individuo relacionado con la operativa de Morrissey.

Los Kinahan llegaron a controlar en la Costa del Sol numerosas viviendas, bares y un gimnasio. Daniel Kinahan logró convertirse en un relevante promotor de peleas de boxeo y tenía una enorme amistad con el púgil británico de peso pesado Tyson Fury. En 2015, trasladaron a España la guerra que libraban en Irlanda contra el otro gran grupo criminal del país, los Hutch. Los Kinahan mataron en Mijas a Gary Hutch, sobrino del capo de la banda rival, Gerry 'el Monje' Hutch, que ya fue detenido el pasado verano en Fuengirola por la Guardia Civil.

La Policía Nacional desarticuló la estructura de los Kinahan y detuvo al padre de familia en Málaga en 2010 en la operación Shovel, pero la Justicia lo acabó dejando en libertad al considerar que no había pruebas de su vinculación con el tráfico de drogas y armas. En 2016, Crissy Kinahan y sus hijos huyeron de España y se instalaron en Dubái. Daniel Kinahan se casó allí en 2017 y Morrissey fue uno de los pocos asistentes al enlace. El aumento de la presión de Estados Unidos los ha llevado en los últimos meses a trasladarse a otros Estados de la región, como Qatar y Jordania, y a planear una nueva fuga a Asia.

Publicar un comentario

0 Comentarios