HABLE.SE

HABLE.SE

Bilal Gebara Karameddin y Khaled Gebara Karameddin, propietarios de la cadena de almacenes Tierra Santa, bajo nueva investigación en Colombia por contrabando y lavado de activos

Bilal Gebara Karameddin

Sucursales de la cadena de almacenes Tierra Santa propiedad de la familia Gebara Karameddin fueron intervenidas en Colombia a primeras horas de la mañana del pasado 6 de septiembre de 2022.

Medios locales reportaron que algunas de las sedes en Valledupar, Barranquilla, Santa Marta, Cartagena y Montería fueron intervenidas por la Fiscalía, Unidad Administrativa Especial Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN) y Policía, reseñó Pluralidad Z.

Los clientes de estos supermercados de la moda a ‘bajo costo’ vieron que los locales estaban cerrados, cuando a las pocas horas se dieron cuenta que los populares almacenes predominantes en la región Caribe estaban siendo intervenidos.

No es la primera vez que Tierra Santa es intervenido por las autoridades colombianas, incluso sobre los entes fiscales reposan archivos sobre posibles actuaciones de enriquecimiento ilícito de esta compañía.

La DIAN Y la Fiscalía han investigado a estos almacenes principalmente por contrabando y lavado de activos.

Uno de los operativos más grandes fue en 2019 en la ciudad de Armenia, donde la DIAN decomisó mercancía extranjera que no había sido reportada.

Tierra Santa se defiende indicando que exempleados han tratado de dañar la imagen de los almacenes, tratando de crear pruebas falsas.

El gerente de Tierra Santa Bilal Gebara dijo en 2019: “No falta el que quiera hacer daño. Estamos prestos a cualquier visita porque no creo que tengamos algún problema. Estamos a paz y salvo con las autoridades”.

Las autoridades han indicado que este grupo empresarial tiene diferentes establecimientos que mueven el dinero entre ellos mismos y hace que el rastreo de dineros ilegales sea más difícil. Además, que las prendas extranjeras, a veces son cambiadas con sello colombiano.

Más detalles

Un total de diez sucursales de la sociedad Tierra Santa SAS, cuyos representantes legales son los hermanos Bilal y Khaled Gebara Karameddin, fueron embargadas en la capital del Atlántico este martes por la Fiscalía General de la Nación. Así consta en un Certificado de Existencia y Representación Legal de la asociación, expedido por la Cámara de Comercio de Barranquilla.

En ese momento, miembros del CTI de la Fiscalía, Sijín y Dijín, allanaron de manera simultánea las sedes del almacén de ropa en Barranquilla, Valledupar, Santa Marta, Ciénaga, Montería y Maicao, en La Guajira, acción por la que debieron ser evacuadas tanto de empleados como de clientes.

En locales de Barranquilla del Centro Comercial Portal del Prado, así como el de la calle 72 con carrera 45, esta última la sede principal de la sociedad, peritos inspeccionaron inventarios y documentación financiera y todo el material fue puesto en custodia de uniformados.

En ese sentido, el acto del martes 6 de septiembre estaría relacionado con una imposición de medidas cautelares sobre los bienes establecidos en la sociedad, tras una investigación adelantada por la Dirección Especializada de Extinción del Derecho de Dominio del ente investigador, reseñó El Heraldo.

“La Fiscalía General de la Nación, mediante oficio No. (**) del 06/09/2022 inscrito en esta Cámara de Comercio bajo el No. (**) del libro respectivo, comunica que se decretó el registro del embargo del establecimiento en la sociedad denominada Tierra Santa S.A.S.”, se lee en el documento expedido por la CCB y que se incluyó en cada oficio elaborado para cada una de las sucursales.

En dicho documento de la entidad, como información complementaria, también se hace claridad en que “los datos del empresario y/o establecimiento de comercio han sido puestos a disposición de la Policía Nacional a través de la consulta a la base de datos del RUES”.

Tierra Santa nació como un negocio de familia en 1996 en Maicao (La Guajira), por iniciativa de María Karameddin y Ahmad Gebara, padres de Bilal y de otros tres hijos que están vinculados hoy a la organización.

La filosofía de vender ropa a precios bajos se mantiene desde aquella “bodeguita de 10 metros cuadrados” en la casa de los Gebara Karameddin, donde ofrecían mercancía comprada en remate.

Desde el 2003, cuando abrieron el primer almacén en Barranquilla, en el centro comercial Aladino, la compañía inauguró en promedio dos tiendas por año. Y Tierra Santa S.A.S. tiene el control de 25 de los 76 almacenes que, hasta 2018, tenía en el país.

A la fecha emplea a más de 460 personas en la capital del Atlántico.

Así mismo, en registros de las entidades del Estado se destaca en últimos aspectos financieros que la sociedad reportó un aumento de ingresos netos del 2,09 % en 2021. Su activo total registró un crecimiento del 17,13 % y el margen neto de Tierra Santa S.A.S. aumentó 0,27 % para el mismo periodo.

A través de redes sociales, el almacén Tierra Santa divulgó el miércoles 7 de septiembre un “comunicado oficial” en el que se lee “gracias a todos nuestros clientes por su comprensión y apoyo, estamos seguros que pronto volveremos a abrir nuestras puertas para brindarles lo mejor”.

Aparte, señalan que “en estos momentos estamos temporalmente cerrados, una vez abramos al público les estaremos informando por este medio”.

Fundadores

María Karameddin y Ahmad Gebara son los fundadores de la marca Tierra Santa. Ambos emprendieron la aventura con esa empresa en el año 1996, en Maicao, La Guajira.

Como bien reseña El Heraldo, el primer local de esa marca fue inaugurado en el centro comercial Aladino, en la capital del departamento de Atlántico.

Ese periódico añadió que la familia es dueña de, al menos, 25 de los 76 locales que la icónica marca opera en diferentes regiones del país (principalmente en la Costa).

Aunque todos los locales son importantes, Bilal Gebara (hijo de los fundadores) contó en 2017 a El Heraldo que había uno que particularmente le gustaba más.

“El de la calle 72 en Barranquilla. A pesar de no tener espacio, con 1.600 metros cuadrados y con 65 trabajadores. Siempre vas a ver el almacén lleno, con personal dispuesto a hacer reposición de prendas si se agotan”, indicó el empresario a ese medio, según Periódico Virtual.

El CTI de la Fiscalía, la Sijín, la Dijín y la Dian allanaron decenas de locales en las ciudades de Barranquilla y Santa Marta, y en los municipios de Ciénaga, Montería y Maicao.

Algunos trabajadores de ese almacén dijeron a El Heraldo que fueron sorprendidos en la jornada laboral, cuando fueron enviados a casa sin previo aviso.

“Nos dijeron que no podemos hablar. Solo nos manifestaron que debíamos regresar a la casa hasta nueva orden”, expresó una trabajadora de Tierra Santa a ese periódico.

Publicar un comentario

0 Comentarios